www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

La OMS habla claro: "El riesgo de volver al confinamiento es muy real"

La OMS habla claro: 'El riesgo de volver al confinamiento es muy real'
Ampliar
miércoles 06 de mayo de 2020, 17:53h
El organismo ha advertido a los países que están llevando a cabo la desescalada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está contemplando con preocupación los procesos de desconfinamiento que están implementando países que todavía no han logrado domar la curva de contagios por coronavirus, como es el caso de Estados Unidos, Reino Unido u otros que forman parte de la Unión Europea. Al tiempo que el organismo ha revelado que creen que el virus ya estaba en Francia en diciembre, han hablado con vehemencia sobre las consecuencias de las prisas en la gestión de la crisis sanitaria.

Su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus diagnosticó lo siguiente: "El riesgo de volver al confinamiento es muy real, sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases". Se refiere el mandatario a aquellas naciones que trabajan según fechas y no contemplan el cumplimiento de los requisitos que pautan cada fase dentro del protocolo de desescalada recomendado.

La OMS ha hecho hincapié este miércoles en que la pandemia global está lejos de permanecer bajo control en la gran mayoría de los territorios del planeta. Los datos le dan la razón, pues a estas alturas de la evolución del Covid-19 ya se han registrado los 3,5 millones de contagiados y los casi 250.000 fallecidos en términos mundiales. Así que no es momento de precipitarse, ha señalado.

Adhanom Ghebreyesus ha recalcado que la etapa de desconfinamiento debe ir acompañada por un riguroso control de los contagios, un refuerzo consistente del sistema sanitario -en prevención por si se diera un brote indeseado-, la reducción al mínimo imaginable del riesgo de rebrotes y la constatación de la asunción de todas las medidas sanitarias en los centros de trabajo y educativos.

"Si algo hemos aprendido de esta crisis es que invertir ahora nos permitirá salvar vidas más adelante. La Historia nos juzgará por cómo respondimos a la pandemia y qué medidas tomamos", ha aseverado el gerente de la organización con sede en Ginebra, sumándose a las reclamaciones de los profesionales de la Salud y científicos -que exigen que no se abandone a los servicios públicos sanitario y de investigación-.

Por último, Tedros repitió la idoneidad de garantizar que se están controlando y ejerciendo rastreos de los casos importados, y que la ciudadanía esté bien informada- antes de abordar la flexibilidad de la cuarentena. Y admitió que no se pueden descartar brotes potentes de coronavirus en el futuro, pero "no puede permitirse que cunda el pánico". Lo que hay que hacer, sentenció, es "estar preparados, porque ahora tenemos la oportunidad de sentar bases sólidas en los sistemas sanitarios".

Estas palabras han arribado después de que la OMS recibiera un espaldarazo considerable este martes, cuando el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y principal epidemiólogo del Gobierno de Estados Unidos se adhirió a las tesis defendidas por Tedros. El científico de cabecera de Donald Trump desmintió las tesis de su jefe y proclamó que se descartable que el coronavirus SARS-CoV-2 que dio origen al Covid-19 fuera creado en un laboratorio.

"Si se mira la evolución del virus en murciélagos y qué hay ahora (la evidencia científica) tiende muy, muy fuertemente hacia que (el virus) no pudo ser artificialmente o deliberadamente manipulado. Todo en la evolución en el tiempo indica en gran manera que (el coronavirus) evolucionó en la naturaleza y luego saltó entre especies", razonó Fauci en una entrevista concedida al National Geographic.

Esas palabras enfadaron tanto al magnate norteamericano que publicó su intención de desintegrar el equipo de trabajo que la Casa Blanca formó para gestionar el impacto de la pandemia en su territorio. Desde Washington se filtró la intención de destituir a todos los expertos y generar un segundo equipo, compuesto por voluntarios venidos de compañías privadas y liderado por el yerno de Trump. Una barbaridad que, horas después, fue desmentida por el propio presidente de los Estados Unidos de América.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios