www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Sergio Ramos se negó a participar en la reunión con el Gobierno

Sergio Ramos se negó a participar en la reunión con el Gobierno
Ampliar
miércoles 03 de junio de 2020, 20:11h
El capitán del Real Madrid no quiso comparecer en la charla con Salvador Illa que sí mantuvieron Piqué, Koke, Carvajal e Illaramendi.

Sergio Ramos está siendo acribillado en las redes sociales. La izquierda política digital la ha tomado con el central de Real Madrid, reiterando una imagen en la que se ve al sevillano disfrutando de sus vacaciones con amigos. Una instantánea en la que algunos de sus acompañantes parece que estuvieran efectuando el saludo fascista. Así se están calentando las redes este miércoles de debate en el Congreso de los Diputados. Con un deportista en la diana.

El motivo es el siguiente: Ramos no quiso participar en la reunión que el Gobierno mantuvo este martes con algunos de los futbolistas más representativos de LaLiga, que tenía como fin el conocer de primera mano el sentir de ese colectivo con respecto a la reanudación del balompié nacional y el protocolo elaborado al respecto. De ese evento saldría la posibilidad, optimista, de jugar algunas de las jornadas restantes de este curso con público en los estadios.

Salvador Illa -ministro de Sanidad-, Fernando Simón -director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias- e Irene Lozano -presidenta del Consejo Superior de Deportes- departieron con las banderas del conjunto merengue, el Barcelona, el Atlético de Madrid y la Real Sociedad. Gerard Piqué, Koke Resurrección, Asier Illaramendi y Dani Carvajal fueron los nombres que se conectaron por videollamada.

Faltó, deliberadamente, Sergio Ramos. La noticia que apuntaba a una decisión voluntaria del andaluz saltaba de madrugada. Se explicó que el central campeón de todo eludió esa reunión porque no está de acuerdo con la manera en la que se ha estado negociando la vuelta del fútbol tras el parón forzado por el coronavirus a lo largo de estos meses. Simplemente por eso. Razones futbolísticas.

Pero desde su entorno se ha deslizado, en esta jornada, que lo que no quería el sevillano eran dos cosas: salir en la foto que desde Moncloa se quería publicitar y, en segundo término, que le censuraran la posibilidad de preguntar a Illa y a Simón cuestiones que en nada tiene que ver con el deporte. Al parecer, según se desarrolla en algunos medios, Ramos quería aprovechar el brete para cuestionar la gestión de la crisis sanitaria a los protagonistas. Y recibió una negativa contundente por parte del equipo gubernamental.

Asimismo, quiso que la reunión se retransmitiera en directo y en abierto al público. Pero desde el Ejecutivo se habrían negado, al conocer la intención del defensor de colar alguna pregunta incómoda y descontextualizada del orden del día en esa charla. Esta posibilidad censurada y el no querer "salir en la foto" con Illa y Simón redondeó una negativa que constriñó al club de Chamartín a buscar un sustituto. Dani Carvajal sería el que terminó por comparecer como representante madridista.

Por último, los acólitos de Ramos -que otras veces han filtrado la intención del futbolista de salir del Bernabéu a otro club, como medida de fuerza para negociar su renovación con Florentino Pérez- han denunciado que el jugador ha sufrido "fuertes presiones" desde el Gobierno para que fuera partícipe de la mencionada reunión. La consecuencia de estas revelaciones ha brotado en las redes: Ramos ya ha sido asociado a una ideología muy conservadora y ha sido tachado con gruesos insultos de tinte político. Como su compañero en la selección española, Pepe Reina, sólo que sin haber hablado nada de política.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios