www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

El Pentágono contradice a Trump: rechaza usar al Ejército para reprimir las protestas

El Pentágono contradice a Trump: rechaza usar al Ejército para reprimir las protestas
Ampliar
miércoles 03 de junio de 2020, 20:35h
El jefe de ese órgano de defensa se desmarca de las palabras del magnate con respecto a las manifestaciones antirracistas por el asesinato policial de George Floyd.

Este miércoles Donald Trump encontró una realidad novedosa al hacer repaso de las manifestaciones contra el asesinato policial de George Floyd que se está desarrollando en estas semanas en Estados Unidos. El presidente se topó la siguiente conclusión: el endurecimiento de su discurso, tendente al uso del problema de forma electoralista, no funcionó para mitigar las protestas. Todo lo contrario.

El magnate descubrió que la reacción a sus palabras beligerantes fue la intensificación de las manifestaciones en algunas de las ciudades principales del país. Quedó subrayado, además, que el crecimiento de la masa pacífica que participa en el turno diurno de las marchas se contrapone con el declive del perfil violento y los disturbios nocturnos. Asimismo, el rechazo a su figura ya ha reclutado a más ciudadanos que han terminado de decidirse por bajar a ocupar las calles.

Las escenas de manifestantes marchando con las manos en alto y cantando consignas, antes de comentar el toque de queda que rige en unas 40 ciudades, dejó fotografías de una concurrencia masiva. También se están multiplicando las imágenes de agentes de la Policía que se suman a estas protestas. El aire parecería estar cambiando y tornándose hacia un reclamo alejado de la violencia y saqueos que habían dominado en estos días pasados.

La amenaza que desde la Casa Blanca se hizo de utilizar el Ejército contra los manifestantes ha rebasado el aguante de muchos y la fuerza de las protestas pacíficas ha crecido. Incluso pudo ver el presidente que en torno al recinto en el que habita se congregaron más personas que nunca. El parque Lafayette acogió coros como este: "No tenéis vergüenza, en la Casa Blanca hay un racista". Al tiempo que el magnate pasaba de refugiarse en el búnker a salir, Biblia en mano, para dar sensación de control de la situación.

Esa acción parecería haber sorprendido a miembros de su propia Administración. El secretario de Defensa, Mark Esper, reconoció este miércoles que cuando le solicitaron una escolta al mandatario no tenía ni idea de dónde iba. Se lo ha dicho a la cadena de televisión NBC. "Pensé que íbamos a hacer dos cosas: ver algunos daños (causados por los manifestantes) y hablar con las tropas", confesó. Todo ello con las elecciones en el horizonte. Y con la crisis sanitaria y económica tumbando el crédito de Trump, quien tampoco esta pudiendo rentabilizar el conflicto racial.

No obstante, Esper, jefe del Pentágono, se mostró claro en esta jornada sobre la opinión del presidente desplegar a las tropas militares para contener la ola de protestas. El secretario de Defensa de Estados Unidos considera esa medida como una directriz alejada de la realidad de las cosas. Compareció desde la sede del órgano de seguridad para aclarar la postura de esa institución.

"La opción del uso de tropas en activo en el papel de garantes de la ley debería ser solo empleado como último recurso, y solo en las situaciones más urgentes y extremas. No estamos en una de esas situaciones ahora. No apoyo invocar la Ley de Insurrección", argumentó, dando un portazo a Trump y marcando una clara distancia y discrepancia con la soflama electoralista de un magnate que se ha proclamado como el "presidente de la ley y el orden" -palabras emitidas este lunes-.

Esper ha tenido que salir al paso de los comentarios del habitante del Despacho Oval, que anunció su disposición a desplegar "miles y miles de soldados fuertemente armados" y de agentes de la ley para detener los disturbios en Washington DC. A través de un mensaje televisado que dio paso a la actuación, con gases lacrimógenos, de los agentes policiales. Pero la tensión de las manifestaciones nocturnas ha aflojado y ahora ese discurso se ha venido abajo. Aunque el asistente del Secretario de Defensa para Asuntos Públicos -Jonathan Rath Hoffman-, hubiera explicado que en la madrugada de este miércoles 1.600 militares del servicio activo fueron movilizados a cuarteles del área de Washington desde Fort Bragg (Carolina del Norte) y Fort Drum (Nueva York).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios