www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Nadal deja en el aire su participación en Roland Garros y el US Open

Nadal deja en el aire su participación en Roland Garros y el US Open
Ampliar
jueves 04 de junio de 2020, 16:45h
La estrella española ha insistido en que "hay que buscar la seguridad y tomar las decisiones correctas".

Rafael Nadal sigue apostando por la mesura a la hora de ofrecer pronósticos sobre los meses venideros y en torno a la realización del calendario que han configurado entre la ATP, la Federación Internacional de Tenis y los Grand Slams. El legendario zurdo no da nada por sentido, tampoco su participación en los grandes torneos, pues todo depende de la seguridad sanitaria que los organizadores ofrezcan.

Esa es la perspectiva con la que el manacorí, que cumplió 34 años este miércoles y que esperaba reconquistar el número 1 del planeta en este curso, está afrontando el horizonte. Lo ha reiterado en varias comunicaciones públicas y también en la charla concedida a medios de comunicación internacionales, este jueves, en una reunión coordinada por la Federación Francesa de Tenis.

Ese organismo ha querido que Nadal participase de una videoconferencia que rindiera tributo a Roland Garros, Grand Slam que debía estar jugándose en estos días si no hubiera intercedido el Covid-19. Mas, el patrón del 'major' parisino ha compartido con todos su sincero análisis de situación. Sin rodeos y con la honestidad del que tiene muy claras sus preferencias a estas alturas.

"La vacuna sería una gran solución. Nos va a dar libertad y seguridad para recuperar nuestra vida en general, lo solucionaría todo. Si nos dijeran que habría una vacuna en diciembre diría que no tiene sentido jugar antes porque no merece la pena", avanzó en una lectura de los acontecimiento que, en cambio, no está exenta de cierto optimismo.

De hecho, el mejor deportista español de la historia dejó claro que "de todas formas el mundo no se puede parar durante un tiempo concreto". Y él mismo se puso como ejemplo de ello, confesando que no ha podido entrenarse por las restricciones de la cuarentena y por ello se ha remangado para cubrir las necesidades de su academia en Manacor.

"No hay que dejarse llevar por el desastre, creo que es lo mejor para la salud. El mal virus sería eso. Pero no hay que olvidar el dolor que la gente ha sufrido por toda esta pandemia y sus consecuencias y respetarlo", comentó para, de inmediato, exponer que "mi cabeza está en intentar recuperar lo antes posible y programar nuestro futuro inmediato para ser competitivo".

Nadal recomendó "mantenerse despierto, positivo y hacer un ejercicio personal" y reconoció que "en el tenis, no es lo mismo mantener tu cuerpo preparado con 21 que con 34 años". Es consciente de estar en desventaja desde el plano anatómico con respecto a los más jóvenes del circuito masculino, si finalmente se reanudara la competición con cierto hacinamiento de partidos.

"Sé por los tiempos en los que yo he estado lesionado lo difícil que es, pero también los más veteranos tenemos más experiencia para estas situaciones. La verdad, no sé qué pasará", añadió. Justo antes de que le fuera puesto sobre la mesa el nudo de la entrevista coral. Su participación en los dos grandes torneos que están más cercanos en el calendario provisional.

Sobre el US Open, que sigue planificado para comenzar el 24 de agosto, Rafael fue claro. "No es fácil, es difícil predecir porque tenemos que tener todo claro al cien por cien y desde la distancia es complicado. Quizás en un par de meses sea todo más fácil, por lo tanto hay que esperar. Ahora mismo diría que no. Hay que tomar las decisiones correctas y estar seguro", zanjó.

"Estoy seguro que la gente que organiza el torneo quiere que el evento sea seguro y lo mismo la Federación Francesa de Tenis con Roland Garros. Hay que buscar la seguridad, y ojalá se tomen las decisiones correctas", esgrimió. Hace días subrayó que no acudirá a la Philippe Chatrier si no se garantiza una seguridad sanitaria pertinente. Cabe recordar que el Grand Slam parisino comenzaría, si todo va bien, el 20 de septiembre.

Y se despidió Nadal desarrollando que "el tenis es un deporte global a nivel mundial, donde se está viajando por el mundo y hay que estar completamente seguro de lo que se hace". "Hemos estado sin salir de casa durante algo más de dos meses y yo no tengo pista en casa", finalizó. La prudencia y la mesura, de momento, priman en la visión de un jugador que batalló por que el Gobierno de Pedro Sánchez dejara a los tenistas entrenar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios