www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

La vacuna contra el Covid-19 de Oxford irá a Brasil para confirmar su eficacia

La vacuna contra el Covid-19 de Oxford irá a Brasil para confirmar su eficacia
viernes 05 de junio de 2020, 18:10h
Se espera obtener resultados concluyentes en agosto y, si todo va bien, podrían producirse millones de dosis para octubre.

La proyecto liderado por los científicos de la Universidad de Oxford es, sin duda, el más prometedor del planeta en la carrera por localizar la vacuna contra el coronavirus que pueda cimentar el regreso a la normalidad. La institución británica tiene tan avanzado el desarrollo de su investigación que ha logado el apoyo de la multinacional AstraZeneca como propulsor financiero.

Esa asociación podría producir y distribuir más de 100 millones de dosis de la vacuna, si se completara con éxito las probaturas restantes que marca el protocolo, ya entre septiembre y octubre. La revista médica Lancet comunicó la pasada semana el gran progreso del trabajo británico y, también, del que se está llevando a cabo entre la empresa CanSino y el Instituto de Biotecnología de Pekín. Tratándose ambas vacunas de productos que se desenvuelven del mismo modo.

La publicación desglosó la actuación común de ambas vacunas de este modo: se encargan de estimular la producción de anticuerpos y de células inmunitarias. También desemboca su labor en un generar de anticuerpos neutralizantes que atacan directamente el virus. Y es esa red tejida entre anticuerpos y células inmunitarias la respuesta imprescindible para acabar de localizar la ruta más efectiva de contención del virus.

La raíz de las dos vacunas está en otros virus a los que se les han extirpado los genes que pueden resultar dañinos. A esas sustancias se les introducen otras instrucciones genéticas que tienen por objeto producir inmunidad contra el Covid-19. El mandato preciso es generar la llamada proteína Spike del coronavirus (proteína S), que es la que se usa para infectar a las células humanas.

Se ha comprobado que este virus no tiene capacidad para crear el coronavirus completo y que no se reproduce, con lo que, por ende, se piensa que puede adquirir una inmunidad. Desde Oxford se ha profundizado en la aplicación de un adenovirus obtenido de chimpancés en el rol de vector para introducir la mencionada proteína Spike. Y según se ha precisado, ya habían usado este virus para desarrollar una vacuna contra el coronavirus MERS. Pese a que no llegó a ser aprobada, los ensayos clínicos realizados en su día la demostraron como segura. Y por ello, desde esa base, la institución del Reino Unido ha podido acelerar el proceso de la vacuna contra el SARS-CoV-2.

En ese punto, los investigadores europeos trabajan en los ensayos sobre la eficacia de la vacuna. Se trata, en este tramo del protocolo, de testar cuántos contagios se dan entre los voluntarios que hayan recibido la inmunización y los que no la hayan recibido. Sus cálculos fijan los resultados consistentes en agosto, pero han tenido que varias sus planes. La bajada de la transmisión del Covid-19 les ha complicado el horizonte y necesitan acumulan un número suficiente de contagios para extraer conclusiones. Porque el proceso podría demorarse seis meses.

Es por ello que este viernes se ha publicado en el diario The Times que la Universidad inglesa de Oxford probará su vacuna en Brasil por el nivel de infección en ese país. Los expertos del Instituto Jenner de esa universidad, que ya se encuentran trabajando en las fases clínicas del desarrollo de la vacuna, han confirmado la elección de voluntarios brasileños para lograr un muestreo concluyente. Y el consejero delegado de la farmacéutica AstraZeneca, Pascal Soriot, ha subrayado que el mayor problema ahora es que "la enfermedad está bajando", por lo que "están buscando el mal en muchas partes del mundo".

El directivo repitió en dicha publicación que espera que en agosto tendrán resultados, "pero, una vez más, quiero recordar a todo el mundo que dependemos de algo que no podemos controlar, que es el nivel de infección". En el entretanto, se están desarrollando pruebas clínicas en las que participan 10.000 voluntarios en suelo británico y la multinacional ha recalcado que confía en poder suministrar 100 millones de dosis de la vacuna de Oxford, como tarde, en octubre. Lo ha confirmado justo un día después del pacto firmado por países, empresas y entidades de todo el mundo para inyectar 8.800 millones de dólares en cinco años a la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios