www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 32

El Barcelona se ensimisma en su juego para estrellarse en Vigo | 2-2

El Barcelona se ensimisma en su juego para estrellarse en Vigo | 2-2
Ampliar
domingo 28 de junio de 2020, 00:19h
Los catalanes dominaron y se nublaron, con Messi fallando todo y Stegen salvando. Luis Suárez pareció desnivelar el duelo hasta que Aspas embocó una falta en el 89. Por M. Jones

El Barcelona aterrizó en Balaídos con la firme intención de presionar al Real Madrid, que jugará este domingo, en la pelea por el liderato de LaLiga. Competiría ante un Celta que sigue guerreando para salvar la categoría, con lo que la intensidad y concentración serían los parámetros más importantes del envite. Quique Setién así lo entendió e hizo titulares a los frescos y hambrientos Riqui Puig y Ansu Fati. La ausencia de Busquets mutó a Rakitic en pivote, con Messi y Suárez completando la alineación de rotaciones selectivas.

Se le venían a los azulgranas el hacinamiento de partidos con su parte más exigente -Atlético en el Camp Nou y Villarreal a domicilio-. Por ello dispuso el técnico cántabro a figuras con todo por demostrar. Y la jugada le saldría bien en el global de lo pretendido, pues su esquema manejaría el cuero con determinación ante un bloque vigués en el que Óscar García dejó en la banca a Rafinha, Lucas Olaza y Murillo para que debutara Jacobo. Los gallegos se jugarán buena parte de su destino el martes, ante el Mallorca.

Se les notaría la presencia en la mente de esa fecha, ante un rival directo de su "liga". No obstante, el Barça salió dominante y bien pudo sentenciar a las primeras de cambio. Encerró a los celestes en su área y Piqué embocaría un testarazo contra el travesaño -a pase de Lionel Messi en un córner- en el quinto minuto. Mas, la circulación visitante no pasaría con facilidad de la horizontalidad que anestesia. El meta Rubén Blanco casi no intervino (sólo sufriría dos tiros entre palos en todo el día-, pero nada pudo hacer en el 20 de juego, cuando Luis Suárez inauguró el marcador, culminando una genialidad de Messi. El argentino lanzó una falta en la frontal en forma de centro delicado, en lugar de tirar a puerta. Y se quedó con todos los presentes. Para que el uruguayo instalara el merecido 0-1 (quien no marcaba desde enero en Liga).

Le tocaba remar contracorriente a los celtiñas. Lo harían evidenciando que su mentalización es la correcta. Amortizarían los agujeros tácticos del dibujo barcelonés y amenazaron a Ter Stegen a la contra y en construcción estática. La respuesta viguesa no ser haría esperar y en un fallo en la salida del cuero del meta germano Smolov avisaría sin éxito. De inmediato, Denis Suárez conectaba con Brais Méndez para que el atacante chutara cruzado y contra el palo. Iago Aspas completaría el acelerón reactivo de su escuadrón con un remate neutralizado por el arquero alemán.

Aguantó el Barça el resultado al descanso, ciertamente sobrepasado y desdibujado. Pero Setién mantuvo la idea y sus subordinados sostuvieron su actitud. En consecuencia se ampliaría la sensación de peligro tras robo local y el empate se activaría en el minuto 50. Una imprecisión de Riqui Puig -que jugó bien- en campo propio propulsaría el relámpago ajeno que condujo Okay Yokuslu para asistir a Smolov. El ruso anotaría a portería vacía. Se reiniciaba el desafío con la moral gallega más pujante que la catalana.

Aún así, Messi, que falló todo lo referente a los intentos sobre la diana defendida por Rubén Blanco, encontró a Luis Suárez en una acción enmarañada. Y el charrúa, sensacional en su manejo del cuerpo, ejecutaría un zurdazo rasante y a la media vuelta que pintó el 1-2 no tan merecido -minuto 67-. Esa cornada aparentaba ser definitiva, pues la manutención de la posesión y algo más de control tras pérdida podrían cimentar el cierre del resultado culé. Nada más lejos de lo ocurrido. Los cambios traicionaron al Barça -entrarían Griezmann, Junior Firpo, Arthur y Braithwaite- y propulsaron la épica del Celta -Murillo comparecieron Rafinha, Bradaric, Nolito y Santi Mina-.

El desenlace descubrió al decimosexto arrebatando el timón de la trama al líder provisional. Hasta el punto de convertir a Ter Stegen en el salvador acostumbrado. A diez minutos para la conclusión sacó un chut pegado al poste emitido por Nolito. Era el comienzo de una tormenta que él solo no podría contener. En el 88 Iago Aspas encontró un hueco en la barrera y metió un gol de falta que tumbó al gigante. Y en el descuento Nolito perdonó la remontada al rematar mal, en el área pequeña, un balón que salvaría Stegen. Clausurando otra experiencia a domicilio de orden traumática para los catalanes.

- Ficha técnica:

2 - Celta: Rubén Blanco; Araujo (Murillo, m.73), Jorge Sáenz, Aidoo; Bermejo, Brais Méndez (Rafinha, m.60), Okay Yokuslu (Bradaric, m.60), Denis Suárez, Jacobo González (Santi Mina, m.81); Aspas y Smolov (Nolito, m.60)

2 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba (Junior Firpo, m.81); Rakitic, Arturo Vidal, Riqui Puig (Arthur, m.86); Ansu Fati (Braithwaite, m.69), Messi y Luis Suárez (Griezmann, m.81).

Goles: 0-1, m.20: Luis Suárez; 1-1, m.50: Smolov; 1-2, m.67: Luis Suárez; 2-2, m.88: Iago Aspas

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández, del Comité de las Islas Baleares. Mostró tarjeta amarilla a Brais Méndez (m.34) y Néstor Araujo (m.61), del Celta y a Jordi Alba (m.12), Umtiti (m.53) y Braithwaite (m.82), del Barcelona.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima segunda jornada de LaLiga Santander disputado a puerta cerrada en el estadio de Balaídos de Vigo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios