www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

Verano 2020: agenda explosiva e ineludible

jueves 20 de agosto de 2020, 20:20h

Afortunadamente, el peculiar verano de 2020 nos deja una pléyade informativa con variedad de temas que ameritan atenderse. Es preciso y por demás oportuno hacerlo y evitamos así la rondante monotonía temática, a veces soporífera.

Las protestas postelectorales en Bielorrusia nos advierten de cosas que creíamos diferentes: 1) que los rusos cobijan al sujeto que ha gobernado el país por 26 años, justo tanto como lo que llevan fuera de la extinta Unión Soviética, reelección tras reelección a lo Porfirio Díaz. 2) Debió de haber estudiado historia de México para adivinar cómo acabó Díaz. Eso puede pasarle a Alexandr Lukashenko. 3) Claro que persiste esa sombra de Moscú sobre su nación, una que no es miembro de la OTAN ni de la UE, lo que la torna asaz vulnerable como a Ucrania, expuesta al zarpazo del oso ruso. Sería trágico ver una ‘Hungría 1956’, otra vez. 4) Sume los nostálgicos del pasado y los tendremos de regreso. Mínimo una segunda Ucrania, conflictiva. 5) Lerdo, Lukashenko ofrece cambios, pero continuar al frente del país (parece priista) y sus conciudadanos no ceden. 6) Lukashenko ha forzado las cosas, no supo retirarse a tiempo ni leer los tiempos. 7) Bielorrusia es clave en las rutas de gas hacia Europa Occidental y eso debiera advertir a todos de lo que sucede, como ya lo hace a Moscú, que con desvergüenza amenaza a quien intervenga. ¡Fuera todos! grita el Kremlin, menos ellos, como cabe esperar.

Eso de no retirarse a tiempo sospechamos que lo saben bien en el Barça. Su derrota reciente no parece una más, evidenciando que vivieron del cuento de una generación que ha envejecido. Por el negocio, han estirado la liga y ya dio de sí. Parar el reloj ya no es opción, bien deslizó TVE. Por respeto al nombre y a la afición, urgen ya los relevos. Piqué balbuceaba: “si tengo que irme…”. Pues contigo Messi y los que hagan falta. ¡Aire! Y se lo digo sin ser yo futbolero ni mucho menos forofo de –para mí por delante el Recre, la Real Sociedad de San Sebastián– y queda claro que la han regado al eternizarse. ¿Aprenderán? Dúdolo.

Para tragedias, la explosión acaecida en Beirut. ¡Qué oportuna resulta para que todos metan mano en ese sufrido país que es Líbano! Tan estratégicamente posicionado y con tanto buen samaritano regado ofreciendo ayuda. Demasiado atractivo como para no intervenir. En el nombre de las razones humanitarias, que para eso también esta la cooperación internacional y el derecho humanitario, naturalmente y en tono sarcástico lo digo. Cuán adecuado todo ello cuando Rusia tiene un pie metido en Siria, los yanquis merodean y Francia ofrece socorrer a Líbano, el vecino. Geopolítica pura en una zona que quien la controle, controlará el comercio mundial. Ahhh… vgr. como lo hace Israel.

Mientras crecen las tensiones greco-turcas, siempre por uno y mil motivos, nuestra mirada va hacia tres decesos sensibles en los últimos dos meses: Ennio Morricone, que vivió apenas para saberse premiado con el Princesa de Asturias y que lega piezas musicales emblemáticas de la cinematografía mundial. Eusebio Leal, que vivió para ver el quincentenario de La Habana, a la que tanto contribuyó a recuperar y a engrandecerla, devolviéndole esplendor y cuya muerte dejará un vacío en el planteamiento que representó. Y el fallecimiento de Pedro Casaldáliga. Más a tono hoy con los vientos que soplan en los palacios pontificios, su labor misional y de confrontarse con los intereses creados donde se asentó y en Roma, serán una lucha loable. Óbito que acontece en momentos de fuerte jaloneo de sotanas entre tradicionalistas preconciliares y quienes no necesitamos misas en latín. Pronunciarlas en tal no es un dogma de fe. Que lo entienda quien pueda.

Finados que ya sabemos dónde yacen. Cosa que apenas supimos del rey emérito Juan Carlos I. Ha sido evidentemente insostenible que luego de marcharse dando un portazo y andar como canica en florero, dejase a la Casa de S.M. el Rey el informar de su paradero. Menuda bronca. Patata caliente pasada de mano en mano. Ahora aparece en los Emiratos Árabes Unidos. Falta saber cómo acabará todo cuanto lo condujo a escabullirse hasta allí. Bueno, podrá irse andando a la pospuesta Exposición Universal si permanece hasta el año que viene, mientras el pluriemirato ese nos da sorpresas tales como eliminar visas, optimiza rutas aéreas, inaugura estaciones del metro de Dubái y a la chita callando, establece relaciones diplomáticas con Israel y hasta se anuncia una reunión con el director del Mossad. El interés tiene pies, no cabe la menor duda. Israel está confirmado en la lista de participantes de la aplazada Expo 2020. Así pues, sin respiro, todo de cara al acontecimiento internacional que a ciencia cierta no sabemos si abrirá sus puertas, aunque parece más seguro de verificarse que los JJ.OO. de Tokio, igual postergados y que han quemado recién, sus fuegos artificiales. Han dicho en México que asistiremos, pero no hay rastro alguno del pabellón a mostrar allí. Hasta Estados Unidos se apunto a ir, lo impensable debido a un tema interno.

En tanto, el mundo sigue preguntándose cuánto más dudará la pandemia y cuál será la vacuna efectiva resultante en esa carrera descomunal, titánica, por conseguirla. Que la rivalidad entre potencias sirva para algo provechoso por una vez en la vida. Lo que si se antoja cierto es que todos los gobiernos tienen un reto gigantesco en articular un plan económico de emergencia que restañe las profundas heridas dejadas por esta hecatombe sanitaria. Deberán de dar respuestas. No hay forma de evadirlo y los errores que conlleve a todos les costarán en las urnas. Unas urnas que no tardarán en hablar en Estados Unidos, donde Biden ya se decidió por una conciudadana negra para su fórmula. Es un paso acertado. Ahora falta el discurso que mejore la oferta de Trump. Es peligroso si se reeligiera, pues sus estrambóticos disparates no tendrían el mínimo peso de jugarse una ya imposible segunda reelección –si alguna vez le ha importado la primera– y eso lo torna peligrosísimo. Mas le advierto, apreciado lector en ambos hemisferios: oiremos muchas gracejadas y tonterías estos meses, allá. No las sobredimensione, por mucho que aludan a su país. Son parte del teatro electoral yanqui. De Trump solo cabe esperar más armamentismo, más endeudamiento para su país, más proteccionismo y más chulería. Y sí, Biden no vende piñas, tampoco se haga usted muchas ilusiones. Y no es Obama, si en algo importara.

Regresando al tema de las vacunas, estoy convencido de que quien la consiga, merecería también el Nobel de economía, pues la existencia de tal y su producción en masa serán lo que reactive por fin la confianza y la actividad económica. Los números que advierten la caía del PIB y cada uno de sus rubros, son un desafío. Cualquier gobierno que usted me enuncie no escapará a las llamas de cifras endiabladas, las lance la CEPAL, la OCDE, Bruselas, el FMI, el Banco de México, el BCE, la ONU misma, que se dibujan y anticipan fatales; y que antes de culpar al mandatario de turno, póngase el acento en saber, eso sí, qué hará para salir del hoyo. Se podrá politizar el tema, pero no se pierda de vista lo importante ya mencionado: nadie escapará y urgen soluciones. La diferencia estribará en el cómo cada quien aborde el problema. Y los ciudadanos pasarán factura.

Cierro con las maravillas que nos adelanta el espacio exterior, donde igual avanzamos como Humanidad con misiones tripuladas, que igual nos advierten que la sangre se coagula o marcha hacia atrás en el espacio sideral y eso quita atractivo a su conquista y a transitar largas distancias. ¿La Humanidad resolverá esos contratiempos? Ahora que los chinos prosiguen su conquista lunar y los emiratíes –sí, los mismos de la Expo 2020– mandaron su primera misión a Marte, supondríamos que se redoblen esfuerzos en pos de avanzar sin problemas. ¿Habrá la altura de miras para buscar el esfuerzo conjunto o primarán los celos nacionales? Queda la pregunta mientras deambulan cometas y asteroides rozando nuestro planeta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios