www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Sigue el esperpento de Bale: vuelve al Real Madrid lesionado y a pesar de Zidane

Sigue el esperpento de Bale: vuelve al Real Madrid lesionado y a pesar de Zidane
Ampliar
miércoles 09 de septiembre de 2020, 18:22h
Zidane recuperó a algunos de sus internacionales y no cuenta con el galés. Pero la salida del zurdo es muy complicada por su elevada ficha.

Zinedine Zidane quería en el verano de 2019 que Gareth Bale saliera del Real Madrid cuanto antes. Así lo expresó durante la pretemporada, llegando a abrirle las puertas al galés, de par en par, en más de una rueda de prensa. Sin embargo, no llegaron las ofertas adecuadas y el zurdo se tuvo que quedar en la disciplina merengue. Desde ese punto de inflexión, el técnico galo trató de lograr el compromiso del británico. Pero no lo consiguió.

Según ha trascendido, tras meses y meses de lesiones, provocaciones a la cúpula y faltas de consideración con la afición, Bale no quiso ni viajar a la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, en Mánchester y frente al City. Ese gesto, se narra, constituyó la sentencia final para Zidane. El entrenador decidió, en agosto de este año, que no quiere volver a ver en su vestuario a semejante profesional.

Entonces, la esperanza del preparador que llevó al Madrid a ganar tres Copas de Europa consecutivas es que en este tramo de mercado de fichajes el club fuerce la salida del atacante. Que se deshaga de él, sacando tajada. Es por ello que el regreso a la Ciudad Deportiva de Valdebebas del isleño, que fue directamente al gimnasio porque volvió con un golpe de los dos partidos disputados con Gales, ha resultado un mazazo para el cuerpo técnico.

En otras cosas, porque Bale, en su estancia con el seleccionado de su país, dejó claro que no quiere tener nada que ver con la institución de Chamartín. En una entrevista concedida a Sky Sports, el extremo zurdo expuso, con nitidez, lo siguiente: "Cuando vengo con mi selección soy muy feliz y estoy cómodo. Lo que se diga en Madrid no me afecta, ya tengo experiencia en lidiar con eso. Aquí estoy motivado para jugar al fútbol".

Cuestionado por su futuro, alegó que "hay que preguntar al club porque traté de irme el año pasado y el club lo bloqueó todo en el último segundo". "Ha habido oportunidades para irme pero no lo han permitido y no han hecho nada para que se hiciese. Yo quiero jugar al fútbol. Estoy aún motivado para hacerlo pero es el club el que tiene el control. Tengo un contrato y lo que puedo hacer es seguir con lo que estoy haciendo y ver qué sucede", relató.

"Las cosas son muy difíciles", valoró en lo concerniente a su situación. Con 31 años, no cuenta para Zidane y su altísimo salario es un candado, ya que no hay ofertas por él que convenzan al palco merengue. "No está en mis manos. Si se da la opción es algo que estudiaré seguro. Estamos en periodo de fichajes y el tiempo lo dirá. Es una decisión que está en manos del Real Madrid", sentenció, para finalizar subrayando que lo único que quiere es "jugar al fútbol".

La realidad es que Bale disfrutó de las vacaciones, se fue con su selección y contó con otros dos días libres. Después se presentó en Valdebebas con unas molestias que le impidieron entrenar con el resto de sus compañeros. Se quedó en el interior de las instalaciones para tratarse la dolencia en la rodilla que le provocó un fuerte golpe acontecido en el duelo ante Bulgaria -jugó el partido completo a pesar de ese infortunio-.

Zidane y su cuerpo técnico se reencontró con el galés por vez primera en esta pretemporada, para su disgusto. Y en el entretanto, desde Concha Espina se ha señalado que están dispuesto a hacerse cargo de la mitad del salario de Bale para que se vaya. El polémico agente Jonathan Barnett ahora ha de localizar al club que esté dispuesto a invertir en su cliente, un treintañero que se ha lesionado demasiadas veces y que todo apunta a que su pico de rendimiento quedó en el pasado lustro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios