www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INTERNET

¿Qué es el nombre de dominio en internet? ¿Cómo funciona?

¿Qué es el nombre de dominio en internet? ¿Cómo funciona?
Ampliar
jueves 24 de septiembre de 2020, 11:38h


El nombre de dominio es la dirección de una empresa, organización, asociación o persona en internet. Se trata del nombre exclusivo y único que se le da a un sitio web en la red para que cualquier usuario pueda localizarlo y visitarlo.

Las funciones del dominio son dos: identificar el espacio web en internet y servir como dirección en la red. De este modo, esta dirección es una forma fácil e intuitiva de localizar un sitio web.

El dominio va ligado al hosting, que es el servicio en línea que permite generar un espacio web. El hosting o alojamiento consiste básicamente en alquilar un espacio en un servidor donde se pueden almacenar todos los archivos y datos necesarios para que el sitio web funcione correctamente.

De este modo, una de las mejores opciones en el momento de registrar dominio web es hacerlo junto con la contratación del hosting. Webempresa ofrece numerosas alternativas dependiendo del tipo de web a desarrollar y ofrece información completa sobre la utilidad de esta herramienta.

¿Qué tipos de dominios se pueden contratar?

Existen tres niveles de dominios que varían según la identificación geográfica, la prioridad temporal o la institución encargada de designar esta herramienta. Los de primer nivel son los dominios que acaban en com, gob, edu y org, entre otros. Están asignados por el ICANN y no se someten a comprobación previa, pues se asignan en base a la filosofía de “primero en llegar primero servido”.

La ICANN es la organización internacional encargada de la asignación de nombres y números en internet. Es una corporación de beneficio público que no tiene ánimo de lucro y cuyo objetivo es mantener la seguridad en internet para que siga siendo interoperable y un canal de comunicación eficaz.

Los dominios de segundo nivel son los que identifican al país en el que se aloja el sitio web. En España, la entidad encargada de esta práctica e Red.es. De este modo, si el solicitante cumple con los requisitos demandados, podrá optar por ese dominio. Los nombres que ya hayan sido utilizados previamente como dominios están vetados y es imprescindible cumplir con ciertas normas de sintaxis. No se pueden incluir términos reservados o relativos a instituciones nacionales e internacionales.

Finalmente, los dominios de tercer nivel se asignan atendiendo a un criterio de prioridad temporal. También han de cumplir con las mismas normas de sintaxis y no se pueden incluir términos reservados.

Las ventajas del dominio en internet frente a la dirección IP

El dominio es, en resumidas cuentas, el nombre que se le da a un sitio web para introducirlo en el navegador y poder visitarlo. Esto no significa que las páginas web se guarden directamente en el servidor con ese nombre de dominio, sino que se asocian a la dirección IP.

El IP es el Internet Protocol, un código o número muy largo, con nueve cifras, que ayuda a saber en qué servidor se encuentra cada espacio web. El dominio presenta ventajas interesantes frente al IP. En primer lugar, es un nombre mucho más fácil de recordar. Además, permite tener muchos más sitios en internet, pues hoy día muchos dominios pueden compartir la misma IP del servidor donde están alojados.

Un punto más a considerar es que el dominio permite mucha más flexibilidad a la hora de cambiar el sitio web de un alojamiento a otro. La IP puede cambiar, pero el dominio seguiría siendo el mismo. Esto supondría el enorme trabajo de informar a todo el mundo que se ha cambiado la dirección IP.

¿Cuánto tiempo están activos los dominios en internet?

Los dominios solo se pueden utilizar en internet si están libres y son registrables. Una vez se registran, el tiempo de actividad puede oscilar de uno a diez años, que es el periodo en el que nadie más puede registrarlo.

Una vez el dominio se registra, al poco tiempo pasa a estar activo y se puede utilizar. Antes de caducar es posible renovarlo por más años. Si se opta por abandonar el dominio aparece lo que se conoce como el periodo de gracia, que es un tiempo en el que deja de funciona pero sí se puede renovar por el precio habitual. No todos los dominios disponen de este periodo.

De este paso llegamos al periodo de castigo, que es similar al de gracia, un tiempo en el que el dominio sigue sin funcionar pero para renovarlo hay que pagar un precio mayor al habitual. Como en la anterior fase, no todos los dominios tienen este periodo.

Llegamos finalmente al periodo de eliminación, que implica la imposibilidad de renovar el dominio. En este caso, el espacio web con ese nombre solo podrá ser utilizado en caso de que se libere nuevamente el dominio.

El dominio en internet es el nombre que da exclusividad a un espacio web. Su elección va a permitir atraer más visitantes al portal, de ahí su importancia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios