www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORONAVIRUS

Las comunidades aprueban el plan de Sanidad, pero posponen el toque de queda

Salvador Illa y Fernando Simón.
Ampliar
Salvador Illa y Fernando Simón. (Foto: EFE)
jueves 22 de octubre de 2020, 20:57h
Sanidad propone cerrar toda actividad no esencial a las 22.00 y salir de casa solo "lo necesario"

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado este jueves, en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, un documento de Actuaciones de respuesta coordinada para hacer frente a la pandemia por Covid-19. Sin embargo, el Consejo ha aplazado la decisión sobre la aplicación de un toque de queda en los territorios más afectados a una próxima reunión de este órgano.

"En la reunión de hoy se ha compartido esta preocupación alta y hemos aprobado un documento de respuesta coordinada", ha explicado Salvador Illa en rueda de prensa para explicar el contenido del texto, que se trata de un marco de criterios comunes para la interpretación de los indicadores epidemiológicos para hacer frente a una segunda ola que ya es una realidad y que despierta una preocupación "alta". El último balance publicado por Sanidad ha notificado este jueves 20.986 nuevos casos en las últimas 24 horas.

Illa ha reconocido que "no hay todavía un consenso amplio" para aplicar el toque de queda, por lo que la medida se seguirá valorando con la comunidades autónomas en futuras reuniones del Consejo Interterritorial.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, Illa ha precisado que hay una comunidad autónoma que ha pedido formalmente la aplicación de restricciones a la movilidad nocturna, que se valorará, que es Castilla y León, y otras se han manifestado a favor, pero no ha detallado cuáles.

El documento aprobado está dirigido a garantizar la coordinación suficiente entre territorios, posibilitando que las CCAA tomen las medidas complementarias que consideren oportunas. El texto, que ha contado con el respaldo de todas las comunidades a excepción de País Vasco y Madrid, que se han abstenido, tiene como objetivo permitir a cada autonomía evaluar el riesgo, establecer un nivel de alerta y adoptar medidas proporcionales, adaptables a la situación y al contexto de cada territorio.

Para ello, se incluyen indicadores de transmisión (incidencias, positividad y trazabilidad), de utilización de los servicios sanitarios (ocupación hospitalaria y de UCI) e indicadores complementarios que ayudan a evaluar el riesgo. Todos ellos se han seleccionado por su utilidad para capturar los aspectos más importantes de la situación epidemiológica y las capacidades de respuesta.

En cada uno de estos indicadores, se establecen umbrales para determinar si el riesgo es bajo, medio, alto o extremo. Umbrales que, según Sanidad, se basan en la "evidencia científica", los estándares internacionales y la experiencia acumulada por las administraciones sanitarias. Los umbrales se irán ajustando a medida que se disponga de mayor evidencia científica a nivel nacional e internacional.

Cuatro niveles de alerta Los indicadores deben interpretarse siempre en su conjunto, de forma dinámica, valorando específicamente tanto la tendencia como la velocidad. Así, la combinación del resultado de los indicadores posicionará a cada territorio
en un nivel de alerta, del 1 al 4. Éstos se irán aplicando tanto en escenarios de aumento de riesgo como de reducción, siguiendo criterios de prudencia.

Esto significa que se recomienda incrementar el nivel de alerta cuando la situación esté suficientemente consolidada, pero para disminuirlo, será necesario que los indicadores permanezcan en un nivel de riesgo menor durante al menos 14 días.

Toque de queda

Varias comunidades han solicitado durante este jueves que se imponga un toque de queda en todo el territorio nacional. Es el caso de Comunidad Valenciana, que ya estudia cómo aplicarlo por su cuenta para que pueda ser aplicado hasta el 9 de diciembre de medianoche hasta las 06:00 horas. Asimismo, Castilla y León ha solicitado formalmente a Sanidad que sea aplicada esta medida, que también cuenta con el respaldo de Castilla-La Mancha.

Otras autonomias también están tomando medidas en esta línea. La Junta de Andalucía reclamará al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de esta comunidad una ratificación para aplicar medidas restrictivas de movilidad nocturna, desde las once de la noche hasta las seis de la mañana, en Granada capital y en treinta municipios de su área metropolitana.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid presentará el viernes una orden, que entrará en vigor el sábado, que también incluirá cierres de actividad por horas para reducir los contagios de coronavirus, especialmente entre los jóvenes.

Actuaciones, niveles y medidas

El documento aprobado propone actuaciones a instaurar en cada unidad territorial que haya sido evaluada en los niveles de alerta del 1 al 3. Para aquellos territorios situados en un nivel de alerta 4, además de las actuaciones recogidas en el nivel 3, se establecen medidas excepcionales, que podrán requerir la activación del mecanismo previsto para los estados de alarma, excepción y sitio.

Serán las comunidades autónomas quienes decidirán cuándo y qué medidas se aplican. Antes de su implantación, informarán de ello al Ministerio de Sanidad. De forma coordinada con el Ministerio, revisarán de forma periódica la situación epidemiológica para valorar, mantener o modificar el nivel de alerta y las medidas aplicadas.

Cada comunidad autónoma deberá vigilar con especial atención los indicadores de su territorio en entornos de especial vulnerabilidad como los sociosanitarios y fortalecer las capacidades de respuesta en la zona afectada, incluyendo protocolos de vigilancia y de atención en estos ámbitos.

NIVEL 1

- Relacionarse en burbujas sociales estructuradas en grupos de convivencia estable y no hacer reuniones de más de 15 personas, así como restringir los viajes no esenciales fuera de la unidad territorial evaluada.

- Los aforos no deberían superar el 75 % (hasta un máximo de 50 personas) en espacios cerrados para velatorios, entierros y ceremonias fúnebres y de otro tipo como bodas y bautizos, sin limitaciones al aire libre. La misma capacidad reserva, con un máximo de hasta 10 personas por mesa -15 si es en exteriores-, para los interiores de establecimientos de restauración y hostelería, salas de bingo, casinos, salones recreativos y de juegos y locales específicos de apuestas. Mantiene el cierre de las discotecas.

NIVEL 2

- Restringir los viajes no esenciales fuera de la unidad territorial evaluada.

- Prohibición del consumo en barra y la reducción del 50 % del aforo en interiores de locales de restauración y hostelería, el mismo que para las zonas interiores de instalaciones y centros deportivos, aunque en estos dos últimos casos prevé su cierre si no se puede garantizar la seguridad y ventilación.

- Reuniones de un máximo de diez personas y fomentar el teletrabajo son otras de las medidas incluidas, así como la recomendación de permanecer en el domicilio.

- Restricciones del 50 % del aforo en entierros y velatorios en espacios cerrados (máximo 30 personas) y no hay limitaciones en espacios abiertos siempre que se pueda garantizar la distancia, las mismas recomendaciones que para otras ceremonias como bodas y bautizos.

Para los lugares de culto, se reduce a la mitad el aforo máximo y en espacios cerrados. "Ofrecer servicios telemáticos o por televisión", se acuerda.

NIVEL 3

- Limitar a un máximo de seis las congregaciones de personas y la "valoración" de limitación de horarios de apertura al público de hasta las 23 horas en los establecimientos en servicio no esencial.

- Respecto al interior de locales de restauración y hostelería, la autoridad sanitaria valorará el cierre, y en su defecto reducirá el aforo al máximo posible; lo mismo que indica para establecimientos como salas de bingo, casinos o locales de apuestas.

- Pero también recomienda salir del domicilio "solo lo necesario", valorar la limitación de entradas y salidas del área territorial salvo actividades esenciales y acudir al trabajo de manera "excepcional" para actividades o reuniones precisas.

- En cuanto a los velatorios y entierros limitar el aforo a un tercio en sitios cerrados (máximo diez personas) y 20 asistentes máximo en espacios abiertos. Sobre otras ceremonias como bautizos o bodas, apuesta por aplazarlos si es posible, no obstante, establece limitaciones de asistencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios