www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PANDEMIA

Decenas de ultras y negacionistas detenidos en altercados en Barcelona, Burgos, Santander y Valencia

Decenas de ultras y negacionistas detenidos en altercados en Barcelona, Burgos, Santander y Valencia
Ampliar
sábado 31 de octubre de 2020, 12:27h
Se han enfretando con dureza al operativo policial.

Barcelona, Burgos, Santander o Valencia han sido el escenario de concentraciones y protestas contra las diferentes medidas restrictivas para frenar la pandemia de la covid 19 que se han saldado con decenas de detenidos y de agentes de policía heridos.

De esta forma, 14 personas han sido detenidas, dos de ellas menores de edad, y treinta personas han resultado heridas -20 agentes de los Mossos d'Esquadra, 3 guardias urbanos y siete ciudadanos- en los violentos incidentes que se registraron anoche en el centro de Barcelona. Un grupo minoritario, que la policía catalana vincula al entorno de la extrema derecha, protagonizó la pasada noche graves incidentes en la capital catalana, al término de una manifestación celebrada en la plaza Sant Jaume contra las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia de covid-19.

En declaraciones a RAC1 y Catalunya Ràdio, el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, ha elevado a 14 la cifra de los detenidos en los incidentes, de los cuales dos son menores de edad. Además, 23 agentes -20 de los Mossos y 3 de la Guardia Urbana- resultaron heridos, todos ellos de carácter leve, mientras que siete ciudadanos también sufrieron lesiones, de los cuales tres fueron atendidos por los servicios sanitarios en el lugar de los hechos, y otros cuatro tuvieron que ser derivados a centros médicos.

En el transcurso de estos altercados fueron saqueadas dos tiendas del centro de la ciudad, una cincuentena de contenedores ardieron y varias furgonetas de los Mossos quedaron afectadas, algunas muy dañadas, ha concretado Ferrer.

El relato de lo vivido encuentra a los radicales enfrentándose con la fuerzas del orden en la plaza de Sant Jaume y sus alrededores. Con el mobiliario urbano quemado y el lanzamiento de bengalas y vallas a los Mossos. Tras concluir la protesta sobrevinieron los ataques de encapuchados que manejaron elementos pirotécnicos y objetos contundentes como armas contra los policías catalanes, que tuvieron que cargar a golpe de porra. Así, los violentos derivaron a cayes adyacentes, entre ellas la Via Laietana, donde destruyeron mobiliario urbano y replicaron su ataque a las autoridades.

"Ningún espacio ni concesión a los que buscan la desestabilización practicando la violencia extrema en un momento tan crítico en la lucha contra la Covid-19", escribió en sus redes sociales el consejero de Interior, Miquel Sàmper. Este responsable advirtió que "los Mossos investigarán y perseguirán a los que hoy han practicado la violencia extrema en Via Laietana y calles adyacentes".

Ferrer explicó que la policía catalana trabaja con la tesis que los grupos violentos pertenecen a "la extrema derecha". Se trata de grupos "con el perfil de extrema derecha", insistió en una intervención en la que ha señalado que "había una fuerte organización detrás y no se ha podido requisar todo el material". Sin embargo, ha precisado que han detectado a "gente muy equipada". Y ha especificado que las furgonetas policiales han tenido que circular a gran velocidad por las calles porque estaba en riesgo la seguridad de los agentes. "Había grupos pequeños pero muy violentos acorralando a equipos de la Guardia Urbana y de los Mossos", narró. Y ha comunicado que están investigado la conexión de estos grupúsculos con la extrema derecha italiana.

Burgos, con el barrio de Gamonal destacado, registra incidente "graves"


Por otro lado, en la noche de este viernes se han desarrollado graves disturbios en la ciudad de Burgos, especialmente en el barrio de Gamonal. Allí se han concentrado violentos enfrentamientos con la Policía, lanzamiento de piedras y quema de más de cien contenedores. Al igual que en el caso barcelonés, estas algaradas provocadas por más de 100 personas comenzaron en el epílogo de una protesta contra el confinamiento perimetral que ha comenzado en esta fecha en Castilla y León.

Un menor de edad figura entre los dos detenidos por los graves disturbios callejeros registrados durante la noche de este pasado en varios puntos de la ciudad de Burgos, principalmente en el barrio de Gamonal, donde la Policía Nacional ha cifrado en 400 los participantes en una manifestación no comunicada.

Fuentes de la Delegación del Gobierno y policiales han comunicado que en torno a las 22:00, la hora en la que comienza el toque de queda, una parte de los congregados han cortado la circulación en la calle Vitoria del barrio de Gamonal. Y han empezado a tirar piedras y adoquines, a quemar contenedores y a destrozar marquesinas de autobuses. Con varias patrullas de la Policía Nacional y Local tratando de contenerlos.

El alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, ha condenado estas muestras violentas y ha señalado que se han registrado episodios similares, aunque de menor intensidad, en otras zonas de la ciudad, como en los barrios de San Pedro y San Felices y en la zona centro. Su parte ha cifrado la factura provisional en unos cien contenedores quedamos y cuantiosos daños en vehículos y mobiliario urbano. Todavía no se sabe si se han efectuado detenciones. Pero se han distribuido imágenes en redes sociales en las que se comprueba que la intensidad de los disturbios ha provocado que los agentes policiales hayan tenido que replegarse.

Por su parte, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha comparecido para instar a la tranquilidad. "Hago un llamamiento a la serenidad y a la responsabilidad. Los episodios violentos que se están produciendo en Burgos, además de reprobables, no ayudan a luchar contra el enemigo común que es el virus. Mi apoyo a las fuerzas de seguridad", ha publicado en su perfil de twitter. Y el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea (Cs), ha manifestado que "lo que está ocurriendo esta noche en Burgos no aporta nada más que dolor y destrucción. La ira no nos sacará de aquí. Todo nuestro apoyo y respaldo a las fuerzas de seguridad".

7 detenidos en Valencia

Por otra parte, 7 jóvenes, uno de ellos menor de edad, han sido detenidos tras participar en una concentración no autorizada en la plaza del Ayuntamiento de Valencia para protestar contra las medidas adoptadas por el Gobierno por la pandemia de covid-19 y agredir a cinco agentes de la Policía Nacional, que resultaron lesionados de diversa consideración. La concentración, celebrada sobre las 21:00 horas de este viernes, reunió a cerca de setenta jóvenes, muchos de los cuales no llevaban mascarillas y que mostraban su rechazo a las medidas anticovid con cánticos y pancartas, según han informado fuentes policiales.

La Policía Nacional se trasladó al lugar, donde fueron insultados por los participantes en la protesta, que les lanzaron huevos y botes de cerveza entre frases como "sois unos perros", "libertad" u "os vamos a reventar".

8 en Santander

Igualmente, otras 8 personas han sido detenidas y un agente ha resultado herido en el centro de Santander tras una concentración de protesta contra las restricciones por el coronavirus que derivó anoche en un enfrentamiento entre los manifestantes y la Policía.

En la concentración, convocada a las 23.00 horas por las redes sociales, participaron unas 150 personas, que, según ha informado a Efe fuentes de la Policía Nacional, quemaron contenedores, causaron daños en el mobiliario urbano y lanzaron adoquines y botellas contra los agentes. Los disturbios empezaron en la plaza del Ayuntamiento y se extendieron por las calles aledañas, mientras a los participantes en la protesta se iban uniendo más personas.

En los enfrentamientos resultó herido un agente por el lanzamiento de una botella, cuyo estado no es grave, según la Policía. Entre los ocho detenidos, siete hombres y una mujer, hay dos menores de edad.

Además, en Madrid la Policía Municipal ha intervenido durante esta noche 105 fiestas privadas en domicilios, 22 botellones y en 16 locales de ocio abiertos pasada la hora del cierre, según informan fuentes municipales. Y los Mossos d'Esquadra levantaron anoche un total de 417 actas de sanción por incumplir el toque de queda, que entró en vigor el pasado domingo 25 de octubre, y ha cerrado tres locales abiertos fuera del horario permitido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios