www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENTRE PROTESTAS

Forcadell y Bassa ingresan en prisión tras revocar el Supremo el tercer grado a los presos del procés

Forcadell y Bassa ingresan en prisión tras revocar el Supremo el tercer grado a los presos del procés
Ampliar
viernes 04 de diciembre de 2020, 21:18h
De este modo, dificulta la estrategia del presidente del Gobierno para conceder el indulto antes de las elecciones catalanas.

El Tribunal Supremo ha revocado el tercer grado concedido por la Generalidad a los nueve condenados a prisión por el procés, quienes tampoco podrán gozar del régimen flexible que les permitía salir para ir a trabajar o hacer voluntariado en virtud del artículo 100.2 del reglamento penitenciario. En consecuencia, Carmen Forcadell y Dolors Bassa han tenido que volver a prisión. Y es que la expresidenta del Parlament y la exconsejera eran los únicos presos que mantenían hasta ahora su tercer grado -únicamente iban a dormir a la cárcel de lunes a jueves-.

Forcadell ha regresado a las instalaciones penitenciarias de la cárcel barcelonesa de Wad-Ras, para cumplir su condena en segundo grado. En su camino ha estado arrpada por el presidente en funciones del Govern, Pere Aragonès, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, además de cientos de personas que, convocados por la ANC, han protestado contra la medida decretada por el alto tribunal. Bassa, en su caso, se ha reintegrado a la disciplina de la prisión gerundense de Puig de les Basses.


Los magistrados que juzgaron a los líderes independentistas han adelantado el fallo de los autos, cuyo contenido se conocerá en los próximos días, en los que estiman los recursos de la Fiscalía contra el tercer grado y contra la aplicación del artículo 100.2 que se concedió a los presos antes de otorgarles el régimen de semilibertad.

La decisión estropea la estrategia del presidente de coalición, Pedro Sánchez, que ve así cómo se retrasa una de las promesas más importantes a los partidos independentistas a cambio de sostenerle en Moncloa y dar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, como dejó bien claro el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, cuando acusó a Madrid de paraíso fiscal.

Al margen de su clasificación, los presos también están pendientes de sus peticiones de indulto, sobre las que debe pronunciarse la Fiscalía y el tribunal que los juzgó, que ya tiene encima de su mesa los informes de las cárceles donde cumplen condena, que constatan una evolución favorable y adecuada a retomar la vida en libertad. El dictamen del Supremo no vincula la futura decisión del Gobierno; sin embargo, el Ejecutivo normalmente suele seguir el criterio del tribunal sentenciador.

El tercer grado permitía a los presos acudir a la cárcel sólo a dormir algunos días entre semana, pero la razón para no otorgar este régimen es que, simplemente, ninguno de los condenados por sedición, excepto Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, que están condenados a 9 años de cárcel y llevan en prisión tres, ha cumplido la cuarta parte de la condena. Hay que recordar que la Sala del Tribunal Supremo impuso penas de cárcel de entre 9 y 13 años a los líderes del proceso soberanista.

Los presos del procés hablan de "venganza"

La mayoría de los presos independentistas han atribuido la revocación del tercer grado penitenciario a los presos del "procés" por parte del Tribunal Supremo a su supuesto deseo "de venganza" contra el independentismo catalán.

Por parte de las dos presas que aún disfrutaban del tercer grado, la exconsellera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, esta última ha indicado en Twitter que "como siempre nos hemos enterado de que tenemos que entrar en prisión a través de los medios de comunicación", y ha añadido que "es vergonzosa la falta de respeto hacia nosotras y nuestras familias".

Las cárceles de Puig de les Basses, en Figueres (Girona), y de Wad Ras, en Barcelona, han recibido la notificación en que el Supremo acuerda suspender su tercer grado, por lo que las han avisado para que reingresen este mismo viernes.

El líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha indicado a través de su perfil en Twitter que "el Tribunal Supremo dicta venganza de nuevo" y envía "un abrazo enorme" a Carme Forcadell y a Dolors Bassa.

“Todos los españoles somos iguales ante la Ley”

Desde el PP, su presidente Pablo Casado respeta la decisión de la Justicia de revocar el tercer grado a los condenados del proces y pide al Gobierno y al resto de partidos que respeten la independencia judicial. “Todos los españoles somos iguales ante la Ley”, recuerda.

"En España, debe seguir habiendo independencia judicial y, por tanto, separación de poderes, apunta Casado, que les pide que hagan "lo mismo", que respeten, y ha reclamado que no se intenten "sortear las decisiones de un tribunal que es garante, no sólo de la ley, sino de la propia democracia".

El líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha celebrado que el Tribunal Supremo haya señalado que "los políticos presos por el golpe en Cataluña no pueden tener privilegios". "¿Seguirán defendiendo los señores del PSOE y Podemos que los que se saltaron las leyes sean más que otros por tener "amiguetes" en el Govern?", se ha preguntado.


También ha subrayado en una intervención en Telecinco que la decisión del Supremo hable de que "órganos administrativos hagan relectura de la sentencia" y den "tratamientos penitenciarios privilegiados". "Es un agravio comparativo para los más de 8.000 presos en Cataluña que no tienen de amiga a la señora consellera de Justicia, Esther Capella, de ERC, y que tienen que esperar mucho para obtener permisos", ha añadido Carrizosa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios