www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

México: dos años de un gobierno de izquierda

sábado 05 de diciembre de 2020, 19:35h

Este 1 de diciembre se cumplieron los primeros dos años ya del sexenio del gobierno de López Obrador. Le restan 4 años como mandata la constitución mexicana y hasta hoy lo impide reelegirse. Se marchará el 30 de septiembre de 2024. Es un sexenio “recortado”. Y han sido dos años complicados. Complicados por el desplazamiento de unas élites priistas y panistas enquistadas y retobonas a otras que llegan con el actual presidente. Élites al fin que no por ello las viejas son mejores y por haber las nuevas debiéramos regresar a las anteriores. No nos equivoquemos.

A López Obrador se le suele llamar AMLO o así, López Obrador, por sus apellidos o López, a secas. Ya engolamientos trasnochados priistas como ‘el señor presidente’ o ‘el primer mandatario’ suenan caducos y rancios, a cuál más. Cuando se le refiere de esas formas suena a usos vetustos y, acaso, ardidos, como el PRI por ejemplo.

Ser gobierno de izquierda bajo las siglas de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) no significó y no hay manera de serlo, convertirnos en una dictadura comunista. Decir que sí es propaganda barata atrapaincautos y es mentir. Sí, en cambio, se ha retirado o suspendido ayuda a banqueros y grandes empresarios –lamentablemente, acostumbrados al torcido capitalismo de amigos y no a someterse a la rudeza de las leyes del mercado– y desde luego que, de momento, con actores distintos a los que representaron al PRI y al PAN, está encumbrada una élite diferente y con sus propios intereses y hasta ahí. Es perfectamente comprensible el enojo de aquellas desplazadas, pero han de tragar con la derrota de 2018 que abonaron a que sucediera. Los derrotados no acaban de lamer heridas y más insultan como sus seguidores, en vez de construir alternativa firme y realista frente a López. Es mucho pedir. O insultan o piensan, porque ambas cosas, no pueden. Después de todo está en juego el proyecto de país y el suyo ya se evidenció incapacitado y derrotado en 2018. Y no hallan cómo regresar.

El actual es buen o mal gobierno según quién lo diga, como cualquiera otro, y eso no debe de dejar boquiabierto a nadie. O no debería. Y no olvidarnos del porqué gobierna hoy un partido de izquierda, lejano como en tantas cosas más a los latinoamericanos, por si ser de izquierda inquieta a analistas sesudos que ignorantes meten en el mismo morral a López Obrador, a Evo Morales, a Fidel Castro. Pavadas. Simplismos, reduccionismos facilones. Gobierna hoy porque la derecha representada en el PAN y el PRI (extraviado ideológicamente como no sea en la certeza de robar) desfalcaron y mal gobernaron México. Lo demás es jugarle al desmemoriado y dar alharacas que no conmueven a nadie informado ni confunden sino solo a los incautos que abundan, dicho sea. No éramos Suiza.

Sin ya dos años de plantear un rumbo no siempre claro, sí retador del statu quo, reclamante de favorecer a colectivos más amplios, evidentemente excluidos en sexenios pasados, y exigente de clamar por una renovación moral política que no cuela ni en propios y extraños. Se allega de personajes impresentables y los adversarios son exhibidos a diario recibiendo maletines de dinero, así que….

Dos años de una prensa opositora que dejó tanto de informar –tarea antes incipiente– y de aplaudir a un presidente priista –para ello aparecen listas y listas con dineros en ingentes cantidades entregadas a medios y sus rostros conocidos–­ que ahora sin tales dividendos, solo marca los errores, tergiversa y mal informa en las más de las veces. Abrumadora, pero no avasalladora es la campaña antiLópez que ha orquestado un conjunto de medios que ya no recibe la misma publicidad gubernamental inserta que le prodigaba el PRI y eso la hace ser ahora sí, una prensa denunciadora de errores. Un milagro operó cuando ya no hay dinero, ya le digo. Ahora ve y oye. Antes, callada como muro. Hoy destaca por lanzar noticias falsas, medias verdades o tergiversaciones, con maniqueas interpretaciones amañadas de la realidad nacional. Todo sin poca ni más vergüenza. Grandes intereses no favorecidos por López financian su proceder y el público solo acrecienta su animadversión a esos medios tramposos. Un amplio sector ha de estar enmendándoles la plana constantemente ante su carencia de ética.

Dos años de complejas medidas desmantelando hierros, yerros e intereses creados, a veces para finiquitarlos, a veces para construir otros intereses. Un proceso de achicamiento del Estado que evidencia contradicciones al apuntalarlo o así desearlo. Que no se diga que no se dice. Y al mismo tiempo, requiriendo lidiar con otros tantos intereses que se niegan a inmolarse y con un sistema de partidos erosionado por sus propias artimañas y fallos que en el vaivén de la democracia juegan a sobrevivir, a oponerse, a anatemizar al presente gobierno –ellos, los llamados a mejor callarse por su desempeño pasado– y que no les interesa construir alternativa. Su reperiqueta, sobra. Para hacerlo y ser alternativa necesitarían renovar rostros y condenar su propio actuar en los sexenios recientes, pues ese actuar en mucho nos ha llevado a la erosión en que vivimos. ¿Usted cree que los opositores necesitan o admiten esas culpas? ¡qué va! y así les va. Los electores valoran y enjuician aunque los políticos lo nieguen.

Dos años de ver opositores creando agrupaciones que van y vienen con nombres estúpidos que transitan del FRENAAA al TUMOR. Grandes ideotas, ya se ve. Por eso no les va bien. Una cosa es que López Obrador sea polémico, no les cuadre, y otra que cualquiera siga disparates opositores sin pies ni cabeza. No hay que confundirse. La obcecación y el odio opositores no son referencia para una sociedad movilizada. Una que no secundará desvaríos mentales opositores que no son ni mejores ni opción ni democráticos, sino sinónimo de ruina. Lo de FRENAAA tiene soniquete a golpe de Estado y capricho. Condenémoslo.

Los electores lo saben, los ciudadanos lo tienen presente o deberían de hacerlo, serenándose todos en sus vocinglerías. Un grupo golpista como FRENAAA ha mostrado la cara de un trasnochado golpismo que no se mediría en conseguir el objetivo de derribar a un presidente sin importarle la voz de las urnas. Así de antidemocrático resulta ser. ¡Mucho cuidado con esa intentona! Todos los espíritus democráticos deben condenarla. La oposición no tendrá cómo sanar sus heridas después de dos años, asumiendo que eso se consigue insultando acremente a quienes votaron por López Obrador –insultos cargados de clasismo, racismo y mala leche como no se habían visto, lanzando unas de carretonero que hay que ver– sin conseguir más que la repulsa y la debida respuesta, naturalmente. Se creen que repitiendo la zarandaja de que México ya es comunista, ya lo es. Y no.

Estos dos años hemos visto gente muy enojada. Sí, no debo callarlo: los priistas son los más insultantes, ardidos, sulfurados, no por perder las elecciones de 2018, que sabían difíciles de ganar por su atroz desempeño, sino por habérseles echado de lo que creen que es su patrimonio personal: la presidencia que desfalcaron. Porque no será su enojo por creer que son sus propuestas, las mejores. No lo son. Al contrario: son un desastre constatado como lo fueron otra vez en el reciente sexenio del priista Peña Nieto. Y lo sabemos todos. Sus aspavientos y tonterías en redes sociales son de antología. Ardidos, ya le digo. Nada que nos extrañe.

Decía que lo que está de fondo y e juego es el modelo de país que se quiere: uno más incluyente, con perspectivas más amplias para los más, ya si no es mucho pedir para todos, contra los ganadores de siempre enquistados en su capitalismo de amigos negándose a ceder nada, apelando a privilegios, unos evidentes, otros no confesos pero exigidos y asumidos de siempre. Complejo panorama y tiene ese sector 4 años para construir alternativa o está que no le agrada, verla repetir; y Morena, el partido gobernante, ya solo tiene 4 años para dar resultados o despedirse de la presidencia. También puede pasar, pero no a capricho de nadie.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

4 comentarios