www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINAL - VUELTA

Copa Libertadores. El VAR evita que la exhibición de River Plate sea histórica | 0-2

Copa Libertadores. El VAR evita que la exhibición de River Plate sea histórica | 0-2
Ampliar
miércoles 13 de enero de 2021, 03:36h
La versión reconocible del gigante argentino tomó forma en un primer acto extraordinario que impuso un 0-2 al descanso. El videoarbitraje negó al 'Millonario' la gesta, con polémica, en el 53, en el 79 y en el 97. Murió de pié el equipo de Gallardo y escapó, por muy poco, el Palmeiras. De camino a la final.

El deporte, y el fútbol en concreto, es una de las parcelas de la realidad en las que resultan razonables los milagros. Con esa aseveración como mantra se presentó River Plate en el Allianz Parque de Sao Paulo este miércoles. Se enfrentaba al Palmeiras -el club con mejor ratio de goles marcados y recibidos de esta Copa Libertadores- y al 0-3 encajado en la ida de las semifinales. En una fecha con apariencia de punto de inflexión para el proyecto 'Millonario' -éxtasis o fin de ciclo- y de renacer para el 'Verdao', que partía con un pie y medio en su primera final del torneo continental en dos décadas completas.

Abel Ferreira, artífice del resurgir del conjunto brasileño, hubo de regatear la ausencia de Patrick de Paula y los problemas físicos de Felipe Melo y la perla Gabriel Verón. Edificó una retaguardia compuesta por Marcos Rocha, Alan Empereur, Gustavo Gómez y el meta Wéverton, con Matías Viña y Gabriel Menino en los costados. Danilo y Zé Rafael ocuparían la medular y el desequilibrio correspondería a Gustavo Scarpa, 'Roni' y Luiz Adriano. Rafael Veiga, Lucas Lima, Breno o Willian adoptaron el rol de revulsivos desde la banca.

Marcelo Gallardo, en su caso, pensó en la alineación con la que abordar semejante empresa sin el sancionado Jorge Carrascal. Con el resto de la mermada y joven plantilla disponible, eligió formar con zaga de tres -Paulo Díaz, Robert Rojas y Javier Pinola- y con Fabrizio Angileri y Gonzalo Montiel como carrileros. Enzo Pérez volvería a ejercer de eje, acompañado por Nacho Fernández y Nicolás De la Cruz. Rafael Santos Borré y Matías Suárez permanecerían arriba y Armani atrás. Ferreira, Casco, Julián Álvarez, Girotti, Sosa, Zuculini y Rolheiser esperarían turno.

Entró el escuadrón argentino a la batalla con todo. Pinola marcó territorio con un codazo a las costillas de 'Roni' y en el primer pestañeo ya había centrado, con veneno, Montiel y chutado Suárez desde la frontal. Trataron de pautar un monólogo con la posesión y una velocidad de pase sobresaliente en sus intentos por verticalizar -más asiduos que la pasada semana-. Díaz cabecearía a las nubes un córner botado por Nacho Fernández; Scarpa respondería con un latigazo, de zurda, fuera de palos; Armani ganaría un mano a mano a 'Roni'; y Borré se toparía con Wéverton en el frenético prólogo.

Se jugaba sin miramientos, en un cuerpeo intenso y valiente. Al ataque. Los espacios asomaban en cada pérdida o presión superada, subrayando a los creativos visitantes frente al juego directo local, y De la Cruz embocaba una volea desafortunada en el enésimo centro al área que apiló su sistema antes del minuto 20. Sufría el dibujo brasileño para sostenerse en este tramo de lucidez contrincante. Borré y Suárez volaban en el desmarque y la distribución les alimentaba. Asomaba el River reconocible, herido en su orgullo. Y Wéverton arrancaba respiro para sus colegas cambiando de guantes.

Danilo efectuaría una entrada merecedora de cartulina naranja, en la búsqueda paulista por espantarse el vendaval. Y retrasarían filas para replegar y aguardar al contragolpe en la frontera de la media hora. Leyó el técnico luso la necesidad de reducir los riesgos, a pesar del amplio colchón que mantenían. Y es que los bonaerenses se filtraban con facilidad hasta posiciones de remate. Se asociaban con efervescencia -con Enzo Pérez, Nacho Fernández y De la Cruz como directores- y ganaban cada pelota dividida. Así que entendió Ferreira que le tocaba a sus subordinados concentrarse en achicar. Con el resbaladizo ida y vuelta latente si se descolgaban con ambición.

Al derroche del 'Millo' sólo le faltaba concreción para recoger el merecido premio. Y hubieron de ser sus defensores los que llamaran a esa puerta. En el 29, Díaz se incorporó y descerrajó un derechazo que desvió Wéverton con un vuelo de foto y, a continuación, Rojas firmó el 0-1 de potente cabezazo -en una acción de pizarra-. Es más, rozaría el segundo Matías Suárez en el 31, cuando peinó, de espaldas, un centro quirúrgico de Nico De la Cruz. Por calidad, convicción y tensión competitiva, el plan del 'Muñeco' cumplió lo estudiado. Y Gómez y Empereur hubieron de multiplicarse en su faceta de antiaéreos.

Armani no se desperezaría antes del intermedio hasta que Zé Rafael conectó un trueno que lamió el travesaño -minuto 35-. En cambio, Wéverton erosionaría sus guantes negando sendos festejos a Santos Borré y a Suárez. En un camino a vestuarios que todavía acogería la lesión del coloso Gustavo Gómez -entró Luan- y el tembleque del Palmeiras, cuando De la Cruz puso una parábola, Suárez marró el remate y Borré selló el 0-2 -minuto 45-. En una traca de impresión, no registró el club de Núñez lunar alguno a una actuación soberbia. Acomplejó del todo a un aspirante al que se le descubrieron las costuras de su mentalidad.

A un gol de distancia de la gesta, River se remangó para proseguir con su compás en la reanudación. De la Cruz inauguró la maniobra con un lanzamiento de falta que asustó a los locales -amagó el centro y la pegó ajustada a la madera- y un derechazo que forzó a Wéverton. El 'Verdao' quiso dar un paso al frente y discutir la jurisdicción del peligro, con Breno en el césped -suplió a Scarpa- pero se chocó con la inercia. En el 53 Montiel empataba la eliminatoria, en la guinda de la exhibición. Centró Angileri y el lateral diestro, en el segundo palo, enchufó una volea cruzada de manual. Sin embargo, el VAR anuló el tanto por un polémico fuera de juego previo.

No torció el gesto el equipo argentino y su asedió se prolongaría. Wéverton salvó a los suyos, sacando sobre la línea un rechace a centro de Montiel -omnipresente- y repeliendo un bombazo de De la Cruz, que chutaría al lateral de la red. Todo ello, antes del 60. Con los paulistas por debajo en revoluciones, precisión y ocupación de la cancha, sembrando de faltas una trama que navegaba imperturbable. Y comparecería Emerson -por Zé Rafael-, como preludio de lo que aparentaba constituir un volantazo: Rojas fue expulsado por doble amonestación. A falta de un cuarto de hora.

El desenlace dispararía la temperatura, pues en el 77 Matías Suárez regateó a Empereur, que forcejeó con el delantero, y el colegiado pitó penalti. El VAR reclamaría los focos de nuevo, para corregir la decisión e indignar a los argentinos por completo. Kuscevic, Veiga, Casco, Julián Álvarez y Girotti entrarían en escena, cuando el dilema visitante transitaba entre el cansancio y la épica. Mas, el coraje de 'La Banda' no eludiría el reto y Paulo Díaz cabecearía un centro para el lucimiento, providencial, de Wéverton -minuto 83- y Montiel perdonaría desde el punto de penalti -minuto 91-. Y en el 97 Santos Borré guerreó en el área y obligó al árbitro a revisar otra pena máxima. Como colofón. No llegó a la orilla la mejor escuadra y el Palmeiras huyó, con mucho padecimiento, hacia la Tierra Prometida.

- Ficha técnica:

0. Palmeiras: Wéverton; Marcos Rocha (m.80, Benjamín Kuscevic), Alan Empereur, Gustavo Gómez (m.40, Luan), Matías Viña; Danilo (m.80, Raphael Veiga), Gabriel Menino, Ze Rafael (m.68, Émerson Santos), Gustavo Scarpa (m.46, Breno Lopes); Rony y Luiz Adriano.

2. River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Javier Pinola (m.96, Federico Girotti), Fabrizio Angileri (m.86, Milton Casco); Paulo Díaz, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz, Ignacio Fernández; Matías Suárez y Rafael Santos Borré.

Goles: 0-1, m.28: Robert Rojas. 0-2, m.43: Rafael Santos Borré.

Árbitro: el uruguayo Esteban Ostojich. Expulsó a Rojas por doble tarjeta amarilla y amonestó a Díaz, Danilo, Alan Empereur, Luan, Marcos Rocha y Wéverton.

Incidencias: partido de vuelta por las semifinales de la Copa Libertadores de América jugado en el estadio Allianz Parque, de la ciudad brasileña de Sao Paulo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios