www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Abierto de Australia. Nadal atiza a Djokovic por su política ante la cuarentena

Abierto de Australia. Nadal atiza a Djokovic por su política ante la cuarentena
Ampliar
lunes 25 de enero de 2021, 22:59h
El jugador español no está de acuerdo con la actitud que ha tomado el serbio.

Rafael Nadal se encuentra en Australia, preparando su comienzo de temporada. Perfilando los últimos detalles antes de debutar. El astro español se ha centrado durante estos meses en empezar fuerte el curso y su calendario arrancará el próximo dos de febrero, en el estreno de la Copa ATP. En ese torneo defenderá los colores de España, que ha quedado encuadrada con la selección aussie y con Grecia.

Está previsto que el número dos del circuito masculino compita en la pista central Rod Laver Arena ante Alex De Miñaur, en el colofón de una jornada inaugural que verá competir a Roberto Bautista y John Millman, también en el turno nocturno. Acto y seguido, Pablo Carreño y Marcel Granollers disputarán el partido de dobles contra De Miñaur y John Peers. Y el cuatro de febrero se cruzarán ante el bloque heleno, liderado por Stefanos Tsitsipas. Este evento, que concluirá el día seis, reunirá a las mejores raquetas del planeta -salvo lesionados como Roger Federer-.

Así las cosas, el balear apura su preparación en la 'burbuja' que la organización del Abierto de Australia ha preparado a la élite del tenis en Adelaida, lejos de Melbourne, ciudad en la que se desarrollará el mencionado torneo y el primer Grand Slam de 2021. Y también está en ese plan Novak Djokovic, ya que el número uno del mundo encabeza la delegación de Serbia, principal favorita y vigente campeona de la Copa ATP. Lo que ocurre es que estos dos astros no se han implicado del mismo modo en la enorme polémica generada por la estricta cuarentena que las autoridades del estado de Victoria han impuesto a los tenistas desplazados a territorio aussie.

'Nole' ha liderado las reclamaciones, erigiéndose en portavoz de los más de 70 jugadores encerrados en Melbourne. Llegó el jugador balcánico a redactar una carta con seis reclamaciones -tendentes a la flexibilización de las restricciones, que no permiten realizar entrenamientos- y a enviársela a Craig Tiley, director del Open de Australia. El nacido en Belgrado se llevó un portazo de este interlocutor y una reprimenda por parte del equipo gubernamental que gestiona la pandemia en el estado de Victoria, cuya capital es Melbourne.

Nadal, en su caso, se ha mantenido al margen. Consciente de las aristas que conlleva el asunto. Hasta que ha concedido una entrevista a la ESPN de Argentina. En esa charla, el mejor deportista español de la historia ha alegado que "no podemos tener ninguna queja", porque los tenistas tienen el privilegio de poder jugar gracias a los organizadores de los torneos.

Se le puso sobre la mesa las quejas de los confinados en Melbourne, que denuncian los privilegios de nombres como Serena Williams, Djokovic, Dominic Thiem o el propio Nadal (en Adelaida pueden entrenar, hablar con sus técnicos y realizar una vida más o menos normal, dentro de las precauciones sanitarias). "Es entendible, respetable. ¿Dónde está la línea de privilegios? Yo tengo una visión distinta", avanzó.

"Aquí en Adelaida nuestras condiciones han sido mejores que la mayoría de las condiciones en Melbourne pero algunos jugadores de Melbourne tienen habitaciones más grandes donde pueden desarrollar actividades físicas, otros habitaciones más pequeñas donde no pueden tener contacto con su entrenador o preparador físico. ¿Dónde está la línea? Es un tema de ética, de cada cual tiene su opinión", argumentó, distanciándose del posicionamiento crítico de Djokovic.

Añadió el manacorí lo siguiente: "A la hora de hablar de fair play o de igualdad de condiciones, la gente no tiende a quejarse por la posición de los que están peor que ellos. Se habla de que los que estamos en Adelaida estamos en mejores condiciones, pero no he oído a ninguno de Melbourne decir que tiene una habitación mejor que la de otros, los que se han quedado confinados durante 14 días sin poder entrenar porque iban en un vuelo con un positivo". "Estos que quizá se han quejado tanto de nuestras condiciones en Adelaida no han decidido quedarse confinados sin entrenar. Las quejas siempre son desde una posición de desventaja, hacia arriba. Hacía abajo nadie se suele posicionar en la desventaja", sentenció.

Y cerró su intervención con un mensaje directo a Djokovic, el jugador que está implementando una asociación de jugadores paralela a la de la ATP -una suerte de sindicato de los tenistas que ocupan posiciones más bajas en el ránking-. "Aquí cada uno intenta sacar el máximo rendimiento dentro de nuestras posibilidades y ayudarnos entre nosotros, lo que pasa es que algunos necesitan hacerlo público y otros los hacemos de una manera más privada. Sin tener que publicar todo lo que vamos haciendo. No tenemos esa necesidad de hacer propaganda de las llamadas que hacemos para que las cosas vayan lo mejor posible para los más desfavorecidos", reflexionó, sobre las maniobras del balcánico. Y a la pregunta de si 'Nole' actuaba como un 'tribunero' (término argentino que se refiere al modus operandi que busca el aplauso), el balear contestó, con rotundidad, "exactamente".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios