www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OCTAVOS - IDA

Haaland caza al Sevilla en el Pizjuán | 2-3

Haaland caza al Sevilla en el Pizjuán | 2-3
Ampliar
miércoles 17 de febrero de 2021, 23:46h
Dominaron la posesión los andaluces y se adelantaron, pero no generaron peligro. El astro noruego acribilló a la contra antes del descanso, sentenciando el duelo. Por M. Jones

El Sánchez Pizjuán acogió este miércoles la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Se medían Sevilla y Borussia Dortmund, clubes que viajaban en inercias contrapuestas. Los españoles acumulaban nueve victorias consecutivas y siete encuentros seguidos sin encajar un gol, mientras que los alemanes habían cambiado de entrenador y yacen a seis puntos de los puestos de Champions en la Bundesliga. Además, la lista de bajas entregaba el favoritismo a los andaluces (Ocampos y Acuña frente a Witsel, Delaney, Burki, Thorgen Hazard, Piszczek o Schmelzer. Julen Lopetegui armó un once reconocible, en el que la inclusión del 'Papu' Gómez ejercía como variante. Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos y Escudero protegerían a Bono, con Fernando y Rakitic en el eje. Suso y En-Nesyri, con el argentino, debían dañar en ataque. Edin Terzić, el preparador interino que ya sabe que no tendrá trabajo en julio, dio la alternativa al sirio Dahoud, en una medular reforzaba por el físico de Emre Can y Bellingman. Reus, Sancho y Haaland buscarían las vueltas en sus frenéticos contragolpes.

Se pronosticaba un duelo atractivo y así fue: los de Nervión y los renanos batallarían por la posesión. En ese ajedrez se desarrollaría el evento en términos generales, si bien los germanos trataron de evidenciar personalidad en el prólogo arrancando la iniciativa. Hasta que, en el minuto 7, Suso fintó en diagonal desde el pico del área y chutó un envío que inauguró el marcador. El cuero había sido desviado por Hummels para despistar al meta suplente Marwin Hitz. Mas, no torcieron el gesto los visitantes y prosiguieron con el plan de discutir el timón.

Y recogieron premio ante un sistema hispalense demasiado encerrado tras colocarse en ventaja. Pagarían ese encierro los locales en el 19, cuando Dahoud se reivindicó con un cañonazo desde la frontal que perforó la resistencia de Bono. Ese trueno sí que hizo daño al rival, generando un punto de inflexión que derivaría una fragilidad defensiva inesperada. Porque emergió la figura gigantesca de Erling Haaland para diluir el buen hacer de Koundé, Diego Carlos y Fernando. El noruego aglutinaría un magnetismo irresistible.

Había iniciado la jugada del 1-1 con un túnel sobre Jordán que aclaró la maniobra y en el minuto 27 él mismo completó la remontada. En vuelo, Sancho condujo, dividió y dibujó una asistencia rebosante de técnica que la perla norteña embocó ante la salida desesperada de Bono. Y en el 43 redondería su exhibición de potencia y tino, amortizando una pérdida del 'Papu' -muy discreto- ante la presión contrincante. Ese error confeccionó un tres para dos en el Reus contemporizó para poner el pase en el momento adecuado. Y Haaland no perdonó. Materializando el 1-3. Su gol número ocho esta edición de la Liga de Campeones -es pichichi, a pesar de haber jugado sólo cinco partidos- y su tanto número 25 de los 24 partidos en los que ha participado en este curso.

Había asumido el control de la redonda un Sevilla bloqueado en ataque y temeroso de marrar un pase o un regate ante lo vertiginoso de las transiciones germanas. Con esas sensaciones se encaminarían a vestuarios. Lopetegui dejó a un gris Rakitic en el camarín y metió a Gudelj, apostando por jugar con tres centrales. Ese movimiento ajustó y frenó la producción ofensiva alemana, bien es cierto que el Borussia afrontó la reanudación desde una gestión especulativa y no ambiciosa de la cosecha. Y el preparador vasco seguía sin ver reacción en ataque de sus subordinados, así que ordeno cuatro cambios antes del minuto 65. Entrarían Óliver, De Jong y Munir -por el 'Papu', En-Nesyri y Suso-. Y en el 72 quemó las naves, inyectando a Óscar Rodríguez -por Jordán-. Siendo esta última modificación la que alcanzó a traducir la posesión en peligro.

No habían inquietado a Hitz en juego. Jesús Navas y Escudero yacían sacados por Guerreiro y Morey, con los mediapuntas incapacitados para filtrar pases entre líneas. La retaguardia renana no registró padecimiento alguno y sus creativos se las apañarían para quemar tiempo concatenando pases. Torpedeando, de paso, el pretendido asalto sevillano. Hasta que el balón parado y Óscar reclamaron protagonismo en el desenlace. De hecho, el mediocampista español tomó las riendas en esa disciplina. En el tramó final lanzó un latigazo de falta que escupió la madera y puso una falta lateral que regaló a De Jong el 2-3 -minuto 84-. Tanto que permite a los andaluces al menos soñar con una remontada en territorio germano, puesto que no llegaron a la orilla del empate en el derroche postrero.

- Ficha técnica:

2 - Sevilla: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Jordán (Óscar Rodríguez, m.72), Fernando, Rakitic (Gudelj, m.46); Suso (Munir, m.60), En-Nesyri (De Jong, m.60) y 'Papu' Gómez (Óliver Torres, m.60).

3 - Borussia Dortmund: Hitz; Morey, Akanji, Hummels, Guerreiro (Passlack, m.76) ; Dahoud (Meunier, m.88), Emre Can, Bellingman; Reus (Brandt, m.80), Sancho; y Haaland.

Goles: 1-0, M.07: Suso. 1-1, M.19: Dahoud. 1-2, M.27: Haaland. 1-3, M.43: Haaland. 2-3, M.84: De Jong.

Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos). Amonestó al visitante Hummels (m.73) y a los locales Óscar Rodríguez (m.84) y su entrenador, Julen Lopetegui (m.94).

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Sin público por los protocolos sanitarios debido a la pandemia de coronavirus. Asistió al encuentro el presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios