www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

'BARÇAGATE'

Estos son los motivos por los que los Mossos acusan a Bartomeu

Estos son los motivos por los que los Mossos acusan a Bartomeu
Ampliar
miércoles 03 de marzo de 2021, 00:46h
La exdirectiva del Barça llevó supuestamente a cabo una campaña de desprestigio en redes sociales de jugadores y entidades.

El llamado 'Barçagate' vivió este martes otro capítulo intenso. Un buen puñado de meses han pasado desde que una denuncia del grupo de opinión azulgrana Dignitat Blaugrana provocara la investigación en torno al presunto contrato firmado entre la junta directiva de Josep Maria Bartomeu y varias empresas, con el objeto de generar una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines al mandato culè -incluso contra jugadores actuales-. Tras seis prórrogas del secreto de sumario, ejecutadas por el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, este lunes pasaron la noche en los calabozos de la comisaría de Les Corts el expresidente y su mano derecha, Jaume Masferrer.

En la mañana de esta nueva jornada, la jueza Alejandra Gil ha decretado la libertad con cargos de ambos dirigentes -que se habían acogido a su derecho a no declarar-. Los Mossos d'Esquadra les trasladaron a la Ciudad de la Justicia y allí declararon antes de quedar libres pero con la sospecha de haber cometido un delito de administración desleal y otro de corrupción en negocios. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha comunicado que el club no figura como imputado en la pesquisa. Si bien, los agentes han registrado sus oficinas del Camp Nou desde las 10 horas, a petición de Gil -impidieron que cualquier persona de la entidad pudiese trabajar presencial o telemáticamente, para evitar cualquier manipulación de la información-.

La policía catalana se desplazó, asimismo, a la sede de I3 Ventures y Nicestream en Barcelona. Se trata de dos de las empresas que habrían trabajado para Bartomeu en el 'Barçagate'. Y registraron también las instalaciones de la empresa especializada en inversión financiera Telampartner. Los Mossos, según se ha sabido por la tarde y tras el levantamiento del secreto de sumario del caso, han elaborado un informe preciso en el que calculan que las maniobras de los exdirectivos detenidos -Bartomeu, Masferrer, el director general Óscar Grau y el jefe de los servicios jurídicos Román Gómez-Ponti- han desembocado en un "perjuicio" para el Barça de entre 843.300 y 1,2 millones de euros.

El texto explica que en la investigación "se ha podido vincular a empresas contratadas por el FC Barcelona con la creación y alimentación de diferentes perfiles en redes sociales que difamaban a personas críticas con la junta directiva encabezada por Bartomeu", actividad por la que se habría abonado un "sobreprecio". Por ende, se sostiene que "el perjuicio causado al Fútbol Club Barcelona y al conjunto de su masa social, producto directo de extralimitarse en sus facultades de administración" se puede cuantificar en las cifras expuestas. Y se añade que en tres temporadas pagaron al grupo Nicestream "por un servicio de monitorización y en paralelo por un uso presuntamente particular en redes sociales 2,3 millones". En resumen, el dinero comprometido en contratos "supera los 3 millones de euros", permaneciendo una parte del pago pendiente, debido a que cuando saltó el caso a los medios de comunicación Bartomeu dio por resuelto unilateralmente el acuerdo.

Los Mossos argumentan que hay "un último perjuicio" para el Barça que "proviene directamente de la gestión desleal y sus efectos". El atestado hace referencia en este punto a la querella criminal por injurias y calumnias que ha interpuesto contra el club el dueño de la productora Mediapro, Jaume Roures, en febrero. El escrito precisa que la querella está en su fase inicial pero augura que en un futuro "podría comportar nuevamente el pago de una indemnización por parte del FCB Barcelona por unos hechos que son consecuencia directa de la contratación de servicios que conforman" el caso.

Los hechos investigados "pueden tener cabida en la llamada corrupción en los negocios, en función de las diferentes contraprestaciones o posible beneficio de cualquier tipo que hubieran podido percibir los directivos, administradores, trabajadores o colaboradores" del Barça "a cambio de adjudicar ese contrato al margen de los procedimientos establecidos", según las conclusiones de las pesquisas policiales. Y el texto subraya que "se habría utilizado dinero del club con finalidades presuntamente particulares (en beneficio personal), en clave particular, con contenidos difamatorios sobre personas contrarias a la dirección del club y en perjuicio del patrimonio de la propia entidad".

Pero, en el atestado hay más. Se desnuda la elaboración de una lista negra de periodistas críticos con la junta directiva de Josep Maria Bartomeu y de miembros del entorno del club azulgrana por parte de la empresa I3 Ventures. En un correo interno del 7 de junio de 2018 se señala a Jordi Costa -"critica permanentemente a Bartomeu y a la junta, y es indepe"-, Gerard Romero, Frederic Porta, Xavi Torres y Oriol Domènech, y al programa 'El Club de la Mitjanit' de Catalunya Ràdio como antagonistas de Bartomeu.

Del periodista Antoni Bassas, del diario ARA y actual mano derecha de Víctor Font en su candidatura para presidir el Barça, se manifiesta que "su mujer fue despedida por Barto". Mientras que del propio Font se destaca "falta de conocimiento, fondo de inversión, no sabe de fútbol, es propietario de un medio (si eres el dueño de un medio claramente tienes intereses conflictivos)". Y se alude, de igual forma, a Roures, del que se dice lo siguiente: "Hablar que es parte de las mafias del club (¿hacer un informe de las mafias del club?), que Roures participó en todos los procesos de corrupción del club (bajarle el tono al tema independentista, no mencionar que sea independentista para no hacer que los independentistas apoyen ciegamente a corruptos, por ejemplo)".

Del representante de jugadores Josep Maria Minguella, que formó parte de la precandidatura de Emili Rousaud y se ha conocido las suculentas comisiones percibidas por algunos fichajes acometidos por Bartomeu, se apunta que tiene "cero credibilidad, es un comisionista, cuando lo botaron puso a su hijo en su lugar creyendo que Barto es tonto". Y se mencionan a figuras como Albert Roura -exdirector de comunicación del Barça y actual director de comunicación de la candidatura de Font-, Joan Laporta, Xavier Sala Martín y Maria Elena Fort -vicepresidente económico y directiva durante el mandato de Laporta, respectivamente-.

Por último, en el escrito policial se lee que "se incluyen comentarios para intentar desacreditar, una a una, a estas personas, indicando desde un principio que el interés es particular del señor Josep Maria Bartomeu, no del club, creando una especie de lista negra de periodistas". El correo electrónico en el que se localizaron todos estos nombres objetivo, según la lectura de los Mossos, estaba destinado a preparar una reunión. Y fue localizado en las oficinas de Nicestream durante el registro. En el entretanto, el club ha emitido una nota en la que muestra su "plena colaboración" con la autoridad judicial y policial "para aclarar los hechos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios