www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 29

Dembèlè y el VAR evitan el sonrojo de un Barcelona que acepta el regalo 'atlético' | 1-0

Dembèlè y el VAR evitan el sonrojo de un Barcelona que acepta el regalo 'atlético' | 1-0
Ampliar
martes 06 de abril de 2021, 07:43h
Los catalanes padecieron problemas para entrar en el muro de un Valladolid que pudo adelantarse dos veces. El VAR negó un penalti a los visitantes y Messi y Griezmann perdonaron. No lo hizo 'El Mosquito', que en el 90 atinó y aprieta la pelea por el liderato de la LaLiga. Por M. Jones

El Barcelona compareció este lunes en el Camp Nou para completar su asalto al liderato liguero. Con una inercia sensacional -18 partidos sin conocer la derrota, 37 puntos conseguidos de los últimos 39 en juego-, debían asentar ante el urgido Valladolid la posibilidad de depender de ellos mismos para firmar un doblete del todo inesperado hace unos meses. El pinchazo del Atlético en el Pizjuán les había abierto las puertas y sólo habían de completar con éxito el evento de esta noche, que se presentaba como una suerte de trámite.

Sin embargo, no sería sencillo para los azulgranas. Ni mucho menos. Ronald Koeman volvió a formar un once con tres centrales, cuatro mediocampistas y tres atacantes, mas sus subordinados recuperaron, a su vez, la indolencia y lentitud de épocas pasadas. El resultado de esa mezcla, y del rocoso planteamiento propuesto por Sergio González en su escuadrón -una línea de cuatro y otra de cinco peones muy juntas-, fue un rendimiento catalán pobre hasta el descanso. Jordi Alba y Sergiño Dest no gozaron de profundidad, Lionel Messi y Pedri no asomaron en la mediapunta y, así, el estilo culè se plasmó en su peor versión: circulaciones densas y horizontales.

Los pucelanos, en su caso, irían creciendo en confianza con el paso de los minutos. Cómodos en el achique y sabedores de la indigestión que sufrían los creativos rivales, esperaron con astucia a la ventana de oportunidad para explotar el contragolpe. Su red de ayudas había neutralizado a De Jong, Busquets, Messi y compañía, maquilló las once bajas con que compitieron en el césped barcelonés y patrocinó las tres llegadas claras que amenazaron el arco de Ter Stegen. Kodro remataría al larguero -minuto 9- y Roque Mesa chutó con peligro en dos ocasiones antes de la media hora.

Al intermedio, los blaugranas sólo habían producido una acción de finalización de Pedri al poste. En los vestuarios se descubrieron en una contrarreloj, con el fantasma del resbalón mayúsculo sobrevolando. El neerlandés pautó la incorporación de De Jong al centro del campo -estaba de tercer central- y ordenó a un Dembèlè descontextualizado sin espacios, que buscara las cosquillas a los zagueros. Y el Barça entró en la reanudación con otra actitud más comprometida. No en vano, se estaban jugando su candidatura a la gloria.

Aceleraron el tempo de la asociación y el de la recuperación del cuero, lanzando presiones más ardorosas. Se susurraban 45 minutos de padecimiento para los vallisoletanos, pero se viviría, otra vez, un escenario no pronosticado. En el minuto 57 Lucas Olaza se descolgó en ataque y rozó el 0-1. Su cañonazo se fue al lateral de la red. Ante ese susto, los locales imprimieron más revoluciones y Dembélé y Griezmann perdonaban -este último cabeceó fuera cuando no Masip no estaba en su meta-. Mas, en el 63 Jordi Alba cortó un balón de Óscar Plano con la mano. En su área. El colegiado no se percató y el VAR detuvo el juego para examinar una acción reclamada como claro penalti por los blanquivioletas. No habría punto de inflexión: se decidió que no había pena máxima. Sí prendería la polémica.

Pasado este nuevo revés, el preparador dio otra vuelta de tuerca y metió a Braithwaite, Araujo y Trincao (señaló a Griezmann, suplido) y cambió el dibujo. Afrontó el desenlace con Ilaix Moriba sobre la hierba, trazando un asedio que fructificaba en ocasiones pero adolecía de falta de puntería. A Messi se le escaparía por poco un intento en ese lapso y en el 79 aconteció el primero de los episodios trascendentales para el epílogo liguero. Plano realizó una dura entrada a Dembèlè y el árbitro le sacó roja directa. El VAR no intervino. Con superioridad numérica, los locales percutirían con más facilidad y en el 90 'El Mosquito' coló en la red un zurdazo -embocando una peinada de Araujo-. Para detonar la euforia de un gris Barça y la indignación de la institución castellana -que sigue a tres puntos del descenso-.

- Ficha técnica:

1 - Barcelona: Ter Stegen; Mingueza (Araujo, min. 63), Frenkie de Jong, Lenglet; Dest (Riqui Puig, min. 87), Sergio Busquets (Braithwaite, min. 63), Pedri (Ilaix, min. 77), Jordi Alba, Messi; Griezmann (Trincao, min. 63) y Dembélé.

0 - Valladolid: Masip; Janko (Hervías, min. 65), Javi Sánchez, Bruno, Olaza; Óscar Plano, Roque Mesa, Alcaraz, Nacho; Sergi Guardiola (Marcos André, min. 77) y Kenan Kodro (Waldo Rubio, min. 85)

Gol: 1-0, min. 90: Dembélé.

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Mostró cartulina amarilla a Griezmann (min. 28), Bruno (min. 40), Mingueza (min. 43), Guardiola (min. 73), Jordi Masip (min. 79), Braithwaite (min. 84) y al técnico Sergio González (min. 90+3). Expulsó a Óscar Plano (min. 79) y a un componente del equipo técnico del Valladolid.

Incidencias: partido de la vigésimo novena jornada de laLiga, disputado en el Camp Nou. Sin espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios