www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Superliga. Se filtra la sanción de la UEFA a Real Madrid y Barça si siguen adelante

Superliga. Se filtra la sanción de la UEFA a Real Madrid y Barça si siguen adelante
Ampliar
jueves 06 de mayo de 2021, 09:19h
El organismo habría acordado ya la penalización con la que busca la extinción del proyecto.

Cuatro días después de la creación de la Superliga, Aleksandr Ceferin concedió una entrevista contundente en la que avisó de lo que podría ocurrir a los clubes fundadores del revolucionario torneo si no tiraban la toalla de manera definitiva. En aquel momento habían huido los seis conjuntos británicos -Arsenal, Liverpool, Chelsea, Tottenham, Manchester United y Manchester City- y el Atlético. Milan e Inter se había puesto de perfil y sólo se mantenía en sus trece Real Madrid, Juventus y Barcelona.

El dirigente de la UEFA, satisfecho con el funcionamiento de su entente con el Gobierno de Boris Johnson -que aprovechó para destacar que el Brexit le permitió aterrorizar a los equipos rebeldes con legislación represiva-, felicitaba a los directivos que recularon, susurrando indulgencia para ellos. Al tiempo que cargaba las tintas contra los mandatarios que seguían desafiando la primacía de las ligas continentales y del propio organismo gestor del balompié europeo.

"Está muy claro que los clubes tendrán que decidir si son de la Superliga o si son un club europeo. Si dicen que son una Superliga, entonces no juegan la Liga de Campeones. Por supuesto, y si están listos para hacerlo, pueden jugar en su propia competición", proclamó, antes de advertir que "aún estamos esperando una evolución legal de lo que ha sucedido y más adelante la ofreceremos, pero todos se enfrentan a las consecuencias que traerán sus decisiones y lo saben".

Ceferin, victorioso en este entuerto, añadió que "es una situación muy diferente entre los clubes que admitieron su error y dijeron que dejarían el proyecto". Y estas palabras obtuvieron el respaldo de la Federación Inglesa de Fútbol (FA, por sus siglas en inglés), amén de la propia Premier League. Una normativa de nuevo cuño, según publicó la BBC, obligó a los ejecutivos implicados en la Superliga a dimitir de sus cargos como asesores de la afamada competición liguera. Los otros 14 equipos que militan en la élite británica exigieron su expulsión de ese grupo de decisión.

Así, perdieron su cargo Tom Werner (Liverpool), Ferrán Soriano (Manchester City), Ed Woodward (Manchester United), Vinai Venkatesham (Arsenal) o Bruce Buck (Chelsea). Y, asimismo, la Serie A y la Premier League anunciaron que se cubrían las espaldas ante futuras intentonas de los grandes clubes, por medio de regulaciones emitidas de sus federaciones respectivas. Los textos afirman que los propietarios se han de adherir a dicho pacto "para asegurar que los principios de la Premier League y la competencia abierta estén protegidos".

"Los acontecimientos de las últimas dos semanas han desafiado los cimientos y la determinación del fútbol inglés. Estas medidas están diseñadas para detener la amenaza de ligas separatistas en el futuro. Las infracciones de estas reglas y la Carta (de adhesión) estarán sujetas a sanciones significativas (...) Hemos estado en conversaciones continuas con el Gobierno, la Premier League y la UEFA. En particular, hemos estado discutiendo una legislación con el Gobierno que nos permitiría prevenir cualquier amenaza similar en el futuro para que podamos proteger la pirámide del fútbol inglés", reflejó el documento.

Pues bien, de vuelta al presente se ha sabido, por medio de la filtración que ha llegado a la ESPN, que Ceferin ya habría concretado las sanciones que esperan a Real Madrid, Barcelona, Juventus y a los equipos que insistan con la implantación de la Superliga. La información habla de un esfuerzo negociador de la UEFA con los equipos implicados de 10 días, con el fin de reducir la penalización. En esas charlas habrían pactado con Atlético y los seis británicos. Quedando fuera Real Madrid, Juventus, Barcelona, Milan e Inter. Y es a ese grupeto para que el va dirigida esta amenaza que se tornaría oficial en breve: si prosigue la voluntad de escisión, serán excluidos de competiciones continentales durante dos temporadas.

Nada de Liga de Campeones, Europa League y demás torneos durante dos años. Según se explica, el organismo entiende que los equipos que no se han bajado del barco revolucionario estarían infringiendo el artículo 51 de sus estatutos, un apartado que prohíbe la "alianza o combinación" de clubes que estén afiliados en "diferentes federaciones miembro de la UEFA" para conformar torneos que carezcan del permiso del mencionado órgano gestor. Y desde la organización de la Superliga se ha defendido que se van a abrazar a la medida cautelar dictada por un juzgado madrileño.

Por último, la guinda corresponde a Gianni Infantino. El presidente de la FIFA ha hablado con 'L'Equipe' del asunto. "Algunas acciones deben tener consecuencias y todos deben asumir sus responsabilidades, pero siempre hay que tener cuidado al hablar de sanciones. ¿De qué sanciones estamos hablando? Rápidamente se dice que es necesario castigar, incluso es popular o populista, pero también hay que pensar en las consecuencias (...) Corresponde primero a las autoridades nacionales, luego en este caso a la UEFA y finalmente a la FIFA tomar las medidas oportunas", manifestó.

"Debemos evitar hablar de guerra cuando hablamos de fútbol y cuando el mundo sufre una pandemia sin precedentes (...) Creo que nunca deberíamos haber llegado a esto, a la situación que vivimos hace unos días. Al borde de una escisión con consecuencias imprevisibles y negativas para el fútbol", lamentó, antes de recalcar que "hay situaciones en las que tienes que ser intransigente". "La creación de una liga cerrada, separatista, fuera de las estructuras del fútbol internacional, es, no sólo inaceptable, sino simplemente inimaginable", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios