www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Tokio 2020. España, congelada: Nadal duda sobre ir a los Juegos por este motivo

Tokio 2020. España, congelada: Nadal duda sobre ir a los Juegos por este motivo
Ampliar
miércoles 12 de mayo de 2021, 09:36h
El astro balear se está planteando muy seriamente participar en la cita japonesa.

Rafael Nadal está considerado como el mejor deportista español de la historia y como uno de los emblemas internacionales más absolutos de nuestro país. Sus hazañas en la cancha de tenis, con 20 títulos de Grand Slam en su currículum, le han granjeado el reconocimiento masivo. Dentro y fuera de las fronteras nacionales. Pero, además de gozar de una mentalidad, técnica y garra excelsas para la práctica del deporte de la raqueta como un superdotado, el manacorí es un ser humano. Y, por tanto, terrenal.

De sobra conocida es su faceta solidaria. Sus aportaciones a la comunidad y a los más desfavorecidos pasan de la visita y asistencia a la Fundación Vicente Ferrer en Asia, a la creación de recintos educativos en Mallorca, al achique de agua con sus vecinos cuando sobrevino una riada o a la donación de cientos de miles de euros para la batalla contra el coronavirus.

Precisamente, este último punto es el que ha provocado que la afición española se haya compungido este martes. Nadal confesó en el pasado año que la expansión de la pandemia le impactó con dureza en la esfera psicológica. Le costó mucho atreverse a regresar a las canchas y no lo hizo hasta que verificó que se habían tomado todas las precauciones. De hecho, se negó a participar del US Open y puso en duda su comparecencia en el resto de grandes torneos. Incluido Roland Garros.

En febrero de 2020 se pronunciaba así sobre los inicios del Covid en Europa: "Ojalá se controle. Ojalá que se encuentre el remedio y se pare esta incertidumbre, esta psicosis y este miedo. Es lo más importante, no sólo por los Juegos Olímpicos, sino por la humanidad". Acababa de acceder a los cuartos de final del Torneo de Acapulco y en rueda de prensa deslizó su inquietud por las informaciones que le llegaban desde China e Italia. Semanas más tarde, el tenis comprendió la dimensión del problema cuando se suspendió el Masters 1.000 de Indian Wells y el resto del calendario.

Hizo referencia aquel día Rafael a la cita olímpica. "Los Juegos Olímpicos son siempre una cita que está marcada en mi calendario. Es el evento deportivo más importante del mundo y, sin duda, espero estar ahí nuevamente representando a mi país (...) Los Juegos siempre están ahí para hacer esfuerzos y dar el máximo de mí. Si por mí fuera, jugaría en todas las modalidades, pero no sé cómo me encontraré físicamente en esos momentos. El tiempo lo dirá, pero mi idea es jugarlo todo", expuso. Dejó claro que le parece la competición "más complicada de ganar en nuestro deporte, porque al final tienes muy pocas oportunidades de poder conseguir medallas". Y destacó que "haber sido abanderado en Río fue uno de los momentos más importantes de mi carrera".

Un año y dos meses más tarde de esas declaraciones, con la experiencia de lo sufrido en un contexto pandémico, ha vuelto a referirse al tema. Lo ha hecho en la comparecencia ante los medios previa a la disputa del Masters 1.000 de Roma. Con honestidad. "No sé todavía, no puedo dar una respuesta clara (sobre la participación en los Juegos de Tokio) porque no lo sé. En un mundo normal nunca pensaría en perderme los Juegos, claro, todos sabemos lo importantes que son para mí. En estas situaciones, no sé, veremos en un par de meses", admitió.

"Tengo que organizar mi calendario. En un año normal siempre tengo claro mi calendario desde el 1 de enero, pero este año es distinto. Hay que ser flexible. La pandemia nos ha hecho vivir cosas a las que no estábamos acostumbrados. Cuando se habla de pandemia se habla de los jóvenes, pero yo creo que ellos tienen energías para adaptarse más. Para nosotros que llevamos una vida viviendo en unas condiciones que han cambiado de manera drástica y somos más conscientes de los problemas, esta preocupación está más acentuada", remarcó.

Antes de debutar en el torneo romano ante la perla italiana Jannik Sinner, el zurdo legendario no quiso lanzar esperanzas sin consistencia. Porque, dijo, "nosotros (los tenistas más veteranos) llevamos una vida jugando con público y quizás necesitemos un poco más de eso, pero todo son teorías y búsqueda de motivos". "Hay una generación joven que es buena. Es la vida, una rueda que no se detiene para nadie", añadió. No queda otra que esperar para constatar si Nadal buscará el oro en Tokio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios