www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ligas europeas. Alerta en el PSG: pierde el título y Mbappè desliza dudas sobre su futuro

Ligas europeas. Alerta en el PSG: pierde el título y Mbappè desliza dudas sobre su futuro
Ampliar
lunes 24 de mayo de 2021, 00:18h
El Lille se proclamó campeón de Francia. Además, la Juventus alcanzó plaza de Champions in extremis y sin Ronaldo.

Este domingo se consumó la catástrofe del Paris Saint-Germain. El conjunto entrenado por Mauricio Pochettino ganó su partido ante el Brest (0-2, con estrepitoso fallo de penalti de Neymar), pero el campeón de la Ligue 1 francesa es el Lille. Los norteños se proclamaron ganadores al doblegar al Angers (1-2) en el estadio Raymond Kopa y en la jornada final del calendario.

El equipo dirigido por Christophe Galtier partía con una renta de un solo punto sobre el gigante de los petrodólares y defendió esta ventaja escueta para acabar alzando el trofeo liguero. Tardaron 10 minutos sus pupilos en adelantarse en el marcador. Renato Sanches -perla portuguesa que ha usado 2021 para relanzar su carrera- asistió al canadiense Jonathan David par el 0-1. Y el incombustible delantero turco Burak Yilmaz firmaría el segundo tanto antes del descanso, allanando mucho la senda hacia la gloria.

En la reanudación bajarían las revoluciones y el Lille se limitó a protegerse. Así, el Angers batalló por alcanzar las tablas, mas no pasaría de la diana anotada por Angelo Fulgini en el descuento. En consecuencia, sin mayor sufrimiento, el LOSC sumó la quinta Ligue 1 de su historia. Y dejó al PSG noqueado. Los parisinos habían ganado siete de los ocho últimos títulos ligueros. Sólo frenó su monopolio el Monaco de Bernardo Silva y, cómo no, Kylian Mbappè.

Precisamente, este último fue el protagonista dominical. Ante del partido en Brest recibió el premio como Jugador Más Valioso de la temporada en Francia. Y en ese acto transmitió, con claridad, el siguiente mensaje: "Lo que quiero es ganar y sentir que estoy en un lugar donde realmente puedo ganar. Que hay un proyecto sólido a mí alrededor. Eso es lo más importante. El proyecto deportivo es primordial".

"Estamos hablando con el club y veremos qué sucede. Siempre he sido feliz aquí y he tenido cuatro años excepcionales hasta ahora. Todo el mundo sabe que tengo un profundo apego por el club, incluidos presidente y afición. Tengo muy claro que voy a hacer las cosas en el orden correcto", añadió. Detonando una polvareda de tal tamaño que segundos después del final del encuentro tomó la palabra Nasser Al Khelaifi.

El millonario catarí habló ante los micrófonos de su medio de cabecera, Radio RMC. Dijo esto: "Mbappé es y seguirá siendo jugador del PSG. No me inquieta en absoluto su futuro. Somos un proyecto ambicioso actualmente y lo seremos en verano financieramente". Pero en la mañana de esta fecha, la publicación L'Équipe dejó claro que el jugador se había dado como plazo para decidir su futuro hasta el 1 de agosto. Es decir, el día de la disputa de la Supercopa gala. El incendio ha prendido, con la Eurocopa de por medio.

La Juventus llega a la orilla de milagro


Llegaba la Juventus a la última jornada de la Serie A en la quinta posición. Fuera de los puestos que dan acceso a la próxima Liga de Campeones. Arribaba como el peor posicionado en una cerrada batalla con Milan, Atalanta y Nápoles. Pero alcanzó el objetivo tras golear al Bolonia (4-1) y amortizar el pinchazo colosal que sufrieron los partenopeos. El equipo de Fabián empató en casa ante el Hellas Verona (1-1) y el entrenador Gennaro Gattuso fue despedido ipso facto.

La gran sorpresa de la fecha fue la suplencia de Cristiano Ronaldo. El ganador de cinco Balones de Oro contempló cómo sus compañeros se jugaban gran parte del año próximo a una carta desde el banquillo. En una decisión que alimenta los gruesos rumores que apuntan a la voluntad de la directiva del club de Turín de usarle como moneda de cambio.

Con el técnico Andrea Pirlo en la cuerda floja, los bianconeri sacaron la cita adelante con goles de Álvaro Morata -doblete-, Federico Chiesa y el francés Adrien Rabiot. En una gran actuación del argentino Paulo Dybala que derivó en la sentencia absoluta antes del intermedio (3-0). El problema para el aristócrata italiano residía en que dependían de un resbalón napolitano.

En el minuto 60 de sus partidos -se disputaron en horario compartido-, el zaguero kosovar Amir Rahmani adelantó al conjunto local en el estadio Diego Armando Maradona. A pesar del mal juego, los partenopeos vislumbraban la cuarta posición de la tabla y el billete para la Champions. Sin embargo, en el 69 emergió la figura de Davide Faraoni para instalar el empate definitivo. Gattuso acabó con cinco delanteros -Victor Osimhen, Andrea Petagna, el belga Dries Mertens, Matteo Politano y Lorenzo Insigne- pero no escapó de la debacle.

Así, los turineses festejaron. En un esfuerzo que contrasta, y mucho, con la inercia triunfal que han dibujado en esta década de monopolio transalpino. Y es que les superaron el Atalanta, el Milan y el Inter -campeón-. Los de Bérgamo cayeron por 2-0 ante los rossoneri -goles de penalti de Frank Kessie-, pero se aferraron a la máxima competición continental como terceros. Y el Nápoles se despeñó a una Europa League en la que también estará la Lazio. La Roma dijo adiós a su entrenador, Paulo Fonseca, con un empate casero y pobre ante la Spezia (2-2).

El Leicester pierde la plaza de Champions en el último momento


La Premier League echó el cierre con la celebración del campeón Manchester City -que despidió a su histórico goleador Sergio 'Kun' Agüero-. Eso sí, el interés residía en la lucha por los puestos europeos de la tabla. Ahí apareció como juez Gareth Bale. El galés entró en ignición para completar la remontada del Tottenham ante el Leicester (2-4), resultado que metió en la Conference League a los 'Spurs' y sacó de la Champions a los 'Foxes'.

El zurdo, que ha señalado que ya sabe cuál será su futuro (está cedido por el Real Madrid), autografió un doblete decisivo. Suyos fueron el tercer y cuarto tanto de un encuentro en el que su equipo levantó un 2-1. Por el camino, el meta Kasper Schmeichel cometió un tremendo error que propició el empate que finalizaría con victoria visitante. En un ajedrez en el Harry Kane -máximo goleador- y Jamie Vardy también dejaron su huella -tres goles y una asistencia-.

Este marcador también desoló al Arsenal, club que se queda sin ir a Europa por primera vez en 26 años. Y certificó la participación en la Liga de Campeones del actual finalista, el Chelsea, y el apurado Liverpool. El sistema preparado por Thomas Tuchel perdió en el estadio del Aston Villa (2-1) y su portero Edouard Mendy se lesionó -a menos de una semana de la gran final continental-, pero acabó con un punto de margen sobre el Leicester. Y los subordinados de Jürgen Klopp dieron carpetazo a un curso árido doblegando al Crystal Palace en Anfield con doblete de Mohammed Salah. Y con tres puntos de ventaja con respecto a los 'Foxes'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios