www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOBIERNO

Felipe González, claro: "En estas condiciones yo no daría el indulto"

Felipe González, claro: 'En estas condiciones yo no daría el indulto'
EL IMPARCIAL
miércoles 26 de mayo de 2021, 23:32h

Felipe González participó este miércoles en 'El Hormiguero' de Antena 3 llamado. El que fuera presidente del Gobierno de España celebraba así el 25 aniversario de su despedida de Moncloa. Sin esquivar ninguna cuestión, el referente socialista quiso dejar sus reflexiones.

La cuestión subrayada no era otra que los indultos a los secesionistas catalanes presos. Esto expuso: "En estas condiciones yo no haría el indulto. La ley del indulto es del siglo XIX. Cuando una obra sobrevive 100 años, mírala con atención porque algo tiene dentro, decía Borges. Entonces, esa ley habla de arrepentimiento (...) Si te quieren perdonar, te tienes que arrepentir. Usted vive en una democracia bastante madura, que tiene algunas características. La Constitución es no militante. No declara enemigos, aunque haya gente que esté contra ella. Pero que no sea militante no quita que admita que alguien rompa las reglas de juego unilateralmente".

"Si la quiere romper a la fuerza no tiene derecho", añadió. Y señaló que tiene que haber "política antes que jueces". "No es tan importante ver si se arrepienten, sino si están dispuestos a acatar la legalidad", afirmó, para, de inmediato, aclarar que "debemos superar la fractura en la sociedad catana" y que "lo fundamental es la lealtad institucional, pero cuando alguien no lo es, yo no quiero que vaya a la cárcel, sino que asuma la responsabilidad de haber sido desleal".

En relación que la gestión política del desafío independentista, González alegó que "para cortar esta deriva, la última oportunidad era el 6 de julio, no el 1 de octubre". "Era cuando aprobaron, incumpliendo el fondo y la forma, las leyes de desconexión. No tuvieron ningún respeto. Era la última oportunidad para decir que la deslealtad a las reglas de juego se paga. Se tenía que haber puesto por delante la política. La justicia no puede ser la primera razón, sino la última. La politización de la justicia o judicialización de la política, es un desastre", razonó.

Admitió que ya se ha vacunado con la pauta completa, confesó que "esto de la pandemia hace que la vida se te llene de ausencias" y reconoció que cuando dejó la política se sintió "liberado". "Primero llamé a Aznar. Estaba muy inquieto a las 21:00. Al cuarto de hora le dijimos que se tranquilizara porque había ganado por muy poco. Hasta yo estaba harto de mí mismo. Me dijo Sanguinetti que se me notaba mucho, 'pero no olvides que has perdido'", relató.

"Me contó (Adolfo) Suárez una historia que me chocó mucho. 'Noté la salida de la presidencia porque dejó de sonar el teléfono', pero yo no tuve esa sensación. Tuve que corregir el tiro porque empecé a tener invitaciones por todas partes, para hacer conferencias. En España, donde más invitaciones tenía era en Cataluña. Se dio esa paradoja. Y la petición básica era que contara la experiencia de la Transición y la presidencia. Me preguntaba por qué me quieren obligar a ser de los nietos de la Guerra Civil, en lugar de los hijos de la democracia", resaltó.

Después de apuntar que considera que Joe Biden "ha hecho una revolución que podríamos hablar en términos europeos como economía y política social de mercado", criticó que "estáis obsesionados con Pedro Sánchez". Y describió su relación con el dirigente socialista así: "En la formación del último Gobierno hubo comunicación con él, para que pudiéramos encontrarnos. Dos veces se atravesó algún problema, que no lo hizo posible. Y no hablo con él desde la moción de censura a Rajoy". "No me ha llamado para pedirme consejo durante la pandemia", zanjó.

Cuando se le puso sobre la mesa las declaraciones de Adriana Lastra en las que abogaba por que "ahora nos toca a nosotros", González dijo que se lo pregunten a Biden. Y aseguró que "hay que mirar a la cara a una generación de jóvenes que ha pasado por dos crisis seguidas y se han quedado sin expectativas". Hizo hincapié en que "Soy del Psoe pase lo que pase", aunque argumentó que "me siento huérfano de representación". "No me refiero sólo al PSOE. Busco con pasión que en un discurso del Parlamento haya alguien a quien pueda aplaudir. Me horroriza la política de partido, más aun en este momento. Esto me recuerda a los pactos de la Transición", matizó.

Finalmente, resaltó que está habiendo y va a haber un "rebote" en la economía este año, asumió que "en España hace falta diálogo y acuerdos" y atizó a su partido por mantener a Gabilondo como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid cuando "desde el primer momento, 20 días de las elecciones, la tendencia en todos los análisis de opinión era muy clara la diferencia de voto entre la derecha y la izquierda". "Era de 10 puntos. Todo el mundo lo sabía, salvo que el que no quería saberlo", sentenció. Y se despidió declarando que el resultado de Madrid "no es extrapolable a España".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios