www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

MotoGP. Márquez se asoma al peor escenario: volver al dique seco

MotoGP. Márquez se asoma al peor escenario: volver al dique seco
Ampliar
sábado 29 de mayo de 2021, 08:18h
El piloto español arrastra una lesión en el hombro que le podría obligar a parar de nuevo.

"Sé de dónde vengo, dónde estoy y dónde pretendo llegar. Pero son los médicos los que me dicen que he de ser paciente en un mundo que va a 350 kilómetros por hora. Espero volver a ser el Marc de antes. Y lo ocurrido en Le Mans, es decir, esas ganas de levantarme tras caerme y volver a ser el más rápido en pista, demuestran que ese Marc está volviendo. Que sigue ahí. El ADN no se ha movido. La pasión sigue y la motivación está intacta", declaró Marc Márquez este jueves, en el inicio del Gran Premio de Italia.

El ocho veces campeón del Mundial de motos se encuentra en un punto de inflexión. Sabía el piloto español de la dureza de la rehabilitación de la lesión en el brazo que le arrebató todo 2020 y parte de 2021. Mas, lo que quizá no entraba en los planes es haber sufrido una caída tremenda a las primeras de cambio. Y, tampoco, padecer un rosario de infortunios físicos que no le están permitiendo competir como es familiar a su estatus dentro del motociclismo internacional.

El nacido en Cervera, en la actualidad, todavía no está en plenitud de recuperación de la más que indigesta dolencia en el húmero. Asimismo, ha sufrido problemas con el codo y ahora sus esfuerzos y los de su equipo médico están focalizados en sanar una lesión preocupante en el hombro. "En una recuperación de este calibre, cuando vas solucionando limitaciones aparecen otras. El húmero ha mejorado, la parte del codo, que era la que me dolía más, ha ido mejorando y ahora está sufriendo el hombro, que es el que más estancado está", aclaró en su intervención ante los medios.

Márquez volvió a disfrutar de su esencia como piloto, al fin, en el circuito de Le Mans. La carrera francesa, en la que se cayó, le vio gozar con maniobras que le son características. Sin embargo, la sensación no es optimista. "Estamos intentando entender exactamente qué es lo que está pasando en el hombro junto a los doctores (...) Fue una posibilidad volver a parar tras Jerez. Lo consideramos y lo hablé con los doctores, pero incluso los doctores me dijeron que era bueno reintroducir las carreras en mi vida", confesó.

"Puedes rodar con muchos diferentes tipos de moto, pero realmente es la moto de carreras la que te permite mejorar. Lo que pasa es que cuando te rompes el húmero, que está conectado con el hombro, el hombro fue operado en el pasado y quizá no está aún del todo al 100%", añadió, antes de proclamar que "soy muy realista con mi situación actual". "Estoy luchando y trabajando, pero hay que recordar que no dije desde el primer momento que llegué aquí 'voy a ir rápido ya'. No fue así. No estoy listo para ir rápido, pues tengo unas limitaciones que van mejorando pero siguen allí. Después de nueve meses, no de estar parado sino de una lesión que ha durado nueve meses, necesitas un tiempo para que tu cuerpo esté bien", argumentó.

Un día después, Marc sollozó en el trazado de Mugello. Firmó su segundo peor viernes desde que regresó al asfalto, arrancando, gracias a su clase, un decimotercer puesto poco alentador. Tras ese resultado, Alberto Puig habló por Repsol Honda sentenciando que la posibilidad de volver al dique seco es real. En todo caso, el dirigente aseguró que no se están precipitando, sino siguiendo la pauta decretada por los médicos. Así las cosas, volvió a hablar ante los micrófonos.

"Lo dije ayer con la boca pequeña, pero lo ha dicho Alberto y es una realidad: ahora estamos priorizando otra cosa. Sabemos que correr y coger cinco puntos, diez siendo muy optimista, o uno, no va a cambiar nuestro resultado a final de año. Para nosotros da igual quedar al final de año terceros, cuartos, quintos, sextos o décimos. Si no se gana, es un mal año. Así que es un año de transición en el que tengo que ser consciente de dónde vengo y dónde estoy", expuso, sincerándose. Casi dando por perdida la batalla por el Mundial por segundo año consecutivo.

Esta perspectiva ha generado inquietud en la afición española y alivio para las aspiraciones de título que guardan el resto de pilotos. Márquez no tiene la fuerza en el brazo que necesita para que su talento se plasmó en los circuitos, por más que trate de adaptarse y poner sobre la mesa otros elementos. "El día ha estado marcado por el físico. Desde que salí, vi que me costaba bastante (...) Es difícil de explicar porque hace casi dos meses de Portimao. Debería estar mejor, pero estoy en una situación similar. Estoy bastante estancado en la evolución del hombro", subrayó.

"La situación no es la que querríamos, pero es buena para poder subirse encima de una moto, dar vueltas y acumular kilómetros. Si vemos que la situación pasa de medio buena a peligrosa será hora de parar y de pensar en Montmeló", manifestó. Eso sí, aunque se trate de sobrevivir y de aguantar, nada más, destacó que "sé que pilotar es bueno para mí". "No puedo pilotar a mi nivel. Pero si piloto no pierdo velocidad, competición, aunque sé que pierdo rendimiento. Creemos que será mejor así para el futuro. La gran diferencia es la mentalidad. En Jerez pensaba más en el brazo y ahora ya sólo piloto con lo que necesito en la moto. Ya no pienso en el brazo (...) Si el brazo no mejora, los resultados no llegarán. Pero si lo pensamos, nos volvemos locos", concluyó. Corroborando que se yace ante el aprendizaje más valiosos y árido de su pomposa trayectoria deportiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios