www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La profesión de ser hombre

viernes 02 de julio de 2021, 20:04h

El filósofo Edmund Husserl (1859-1938) era matemático y fue alumno del célebre Weierstrass. Husserl postulaba vivir en actividad de conciencia, lo que permite alguna comprensión de cuanto ocurre. Pero alertaba de que, con independencia de quien la pueda conocer y entender, una verdad matemática es válida necesariamente, según su sentido auténtico.

Al reconocer los límites del ‘sólo yo existo’, solus ipse, que nos deja sin posibilidad de salida al exterior, no encajaba en el solipsismo, un subjetivismo radical para el que sólo existe aquello de lo que es consciente el propio yo. Los objetos de conocimiento no se pueden reducir de modo continuo a contenidos de conciencia.

Ortega, empeñado en convertirnos a lo inmediato, explicó que la realidad es ‘conciencia de’ la realidad; “mal puede, a su vez, ser la conciencia de una realidad”. Abundando en tales ideas, Julián Marías afirmaba que la fenomenología tiene que superarse y salir de sí misma para ser fecunda. A fin de cuentas, se trata de esclarecer con ella problemas no resueltos, examinando los usos del lenguaje.

El libro ‘Introducción a la ética’ (Trotta) recoge unas lecciones dadas por Husserl hace un siglo, en Friburgo. El padre de la fenomenología consideraba la lógica y la ética como disciplinas técnicas: Aquella, ‘del pensar judicativo que apunta a la verdad’; ésta, ‘del querer y del actuar’. En todo caso, lo tenido por bueno y lo verdaderamente bueno son dos cosas distintas. Pero siempre hay una pauta a seguir: “¡haz lo mejor entre lo que es accesible!”.

Cualquier acto de superación ética de uno mismo, eleva en el alma el fondo habitual de energía para nuevas obras buenas, pero toda voluntad mala lo disminuye. Afirma Husserl que el amor auténtico se reconoce al decidirse desde el centro más íntimo del yo. Y lanza una pregunta al viento: “¿Llego a una mejor vida mediante el ser-bueno o llego a ser bueno mediante la mejor vida posible?”.

Traigamos aquí la relación del científico y del ser humano, en general, con la verdad. Del primero remarca que no importa si de verdad aspira ‘a la verdad por la verdad misma’, si su interés es teórico o si lo impulsa el orgullo o el sentirse superior, en definitiva: “si sus verdaderas metas finales se hallan fuera de la ciencia misma”. Lo que importa es su resultado. Pocos años después, en 1928, Alexander Fleming descubriría la penicilina (recibió el premio Nobel de Medicina en 1945), y en 1918, poco antes de lo dicho por Husserl, Fritz Haber recibió el premio Nobel de Química “en reconocimiento –se dice en el acta de entrega- a sus grandes servicios a la solución del problema de combinar directamente nitrógeno atmosférico con hidrógeno (…) usted ha sido el primero en obtener una solución industrial, y por lo tanto ha creado un medio importantísimo de mejorar los estándares de la agricultura y del bienestar de la humanidad”, en otras palabras: los fertilizantes nitrogenados. ¿Pero al entregar un premio Nobel se puede obviar su relación con la guerra química?

En 1915, Clara Immewhar, doctora en química y esposa de Haber, se suicidó, tras discutir vehementemente con él, poco después del primer ataque militar con gases tóxicos, de cuyo uso su marido había convencido al Estado Mayor alemán. Su condición de judío haría que en 1933 debiera abandonar su país; él, que había dicho: “en tiempo de paz, un científico pertenece al mundo, pero en tiempo de guerra pertenece a su país”. A los pocos meses moriría en Suiza.

Husserl se refirió a la profesión de ser hombre, el más pleno, auténtico y verdadero. “Yo quiero vivir mi vida, mi vida entera, de ahora en adelante, en todos sus actos y con todo el contenido de vivencias, de modo tal que sea mi mejor vida posible”, la mejor posible que yo pueda. De nuevo, irradia la pauta: “¡haz lo mejor entre lo que es accesible!”. ¿Dónde estaba lo mejor para Fritz Haber, dudó en algún momento de su empeño por arrojar gases venenosos, siquiera antes de morir?

¿Y ustedes, queridos lectores, qué opinan al respecto?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+

0 comentarios