www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TOKIO 2020

Arrancan los Juegos Olímpicos de la pandemia

Arrancan los Juegos Olímpicos de la pandemia
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
viernes 23 de julio de 2021, 15:51h
Tras un año de retraso, Tokio 2020 será la primera cita olímpica de la historia celebrada sin público.

Un año más tarde lo previsto, tras el 2020 marcado por la pandemia, los Juegos de la XXXII Olimpiada han dado comienzo este viernes en una ceremonia de inauguración atípica.

Sin público en las gras por primera vez en la historia, tan solo mil invitados en un estadio con capacidad para 68.000 espectadores contemplaron la exhibición japonesa para dar la bienvenida al mundo a sus Juegos.

Mismo escenario que en los Juegos de 1964, pero remozado para la ocasión. Desde ahí, con la lluvia amenazando autoinvitarse desde los cielos, el vídeo y la tecnología tomó protagonismo en el arranque de la ceremonia, con recuerdo obligado para la pandemia y el confinamiento. Con el título “Separados pero no solos”, un solitario corredor en cinta fue el primer actor en aparecer con espectaculares proyecciones sobre el suelo iluminándolo.

Luego, el turno para los primeros momentos protocolarios. La entrada del presidente del COI, Tomas Bach, y el Emperador de Japón, Naruhito, que fueron testigos del izado de la bandera de Japón, transportada por una selección de deportistas históricos nipones.

Tras ello, un nuevo recuerdo a las víctimas de la pandemia con una danza alegórica y un minuto de silencio ante el enorme vacío del estadio olímpico.

A continuación, la presentación de los aros olímpicos. De manera artística, una danza de carpinteros tradicionales fue montando con piezas de madera, al estilo okurari -una técnica de siglos que consiste en hacer los montajes como un puzzle, sin usar clavos- los cinco aros olímpicos.

Como detalle para destacar la previsión nipona, la madera utilizada provino de los árboles plantados con las semillas traídas por las delegaciones que participaron en la última edición olímpica de Tokio en 1964.

En otra reciente costumbre instaurada por el COI en 2016, la entrega del Laurel Olímpico, galardón para distinguir el trabajo de un individuo a favor de la educación, la cultura y la paz a través del deporte, fue entregado vía telemática al bangladesí Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz en 2006.

Llegó el momento del interludio más esperado de una gala: el desfile de delegaciones.

Empezó, como es tradición, con Grecia como fundadora del olimpismo, seguida del equipo de refugiados. Japón, como anfitriona, lo cerró. Justo antes, como novedad de este año para presentar a los próximos organizadores, hicieron aparición Francia y Estados Unidos, sedes designadas para París 2028 y Los Ángeles 2028.

El desfile sigue el orden alfabético japonés, por lo que España tuvo la posición 88. Ahí salieron Saúl Craviotto y Mireia Belmonte, pareja de abanderados, liderando al grupo español.

Un formato también novedoso en esta edición en pos de visibilizar la igualdad. La mayoría de los países optó por esta fórmula. Emiratos Árabes Unidos , Brunéi , Libia, Omán, Samoa, Yibuti, Tayikistán, Surinam, Palaos, Vanuatu, Bermudas, Malí y Bangladés decidieron no dar a mujeres tal honor. Camerún, Guinea-Bissau, Congo, San Vicente y las Granadinas y Trinidad Tobago prefieron que fuera una mujer en solitario.

Otro detalle, la banda sonora del desfile. Final Fantasy, Sonic, Soul Calibur, Ace Combat o Kingdom Hearts fueron algunos de los míticos títulos de videojuegos japoneses que surtieron de temas el acompañamiento musical de la marcha de deportistas.

Más alto, más fuerte, más rápido… y juntos. Tras dos horas de desfile, sobre el suelo del estadio y entre los deportistas lució el lema olímpico con su nueva adición. Dos deportistas, dos entrenadores y dos jueces se encargaron de leer el juramento olímpico. La gala entraba en su recta final.

Como transición, un espectacular baile de 1824 drones iluminó el cielo de Tokio haciendo formas desde el logo de los Juegos hasta el mismo mundo. Mientras, sonó de fondo el Imagine cantado por un coro infantil, al que se fueron sumando voces de cada continente. Alejandro Sanz tomó parte por Europa.

Seiko Hashimoto, presidenta del comité organizador de los Juegos, y Thomas Bach tomaron el protagonismo para dar los discursos protocolarios. El presidente del COI remarcó el agradecimiento a la sociedad japonesa para poder celebrar los Juegos.A continuación, Su Majestad el Emperador Naruhito declaró inaugurados los Juegos de la XXII Olimpiada.

Seis deportistas de los cinco continentes más uno del equipo de refugiados hicieron entrega de la bandera olímpica para su izado en el estadio.

Miles de palomas de papel cayendo del techo del estadio simbolizaron la suelta de las mismas, que ya no se realiza con animales desde hace varias ediciones.

Antes del encendido del pebetero, Japón recordó al mundo que los pictogramas de los distintos deportes, usados en los Juegos, fueron utilizados por primera vez en Tokio 1964, con la idea de ayudar a los extranjeros a entender la cartelería en japonés. La representación de estos, a cargo de unos actores disfrazados deparó uno de los momentos más divertidos y dinámicos de una ceremonia en la primó la sobriedad por encima de todo.

Tras un repaso por algunas tradiciones japonesas con humor y fusión de teatro Kabuki y jazz, llegó el cierre de la ceremonia.

En marzo de 2020 llegó la antorcha olímpica a Japón tras su encendido en Olimpia (Grecia). Tras un período en el que tuvo que quedar guarecida por el confinamiento japonés, este viernes culminó su accidentado periplo.

Las grandes incógnitas de todas las ceremonias de inauguración, quién será el último relevista y cómo se encenderá el pebetero iban a quedar resueltas.

Naomi Osaka, número uno del tenis, subió las escaleras de la representación del monte Fuji que presidió la ceremonia para plantar la llama olímpica que iluminará el mundo los próximos 15 días.

Arrancan los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios