www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

Biden, como Zapatero, pacifistas peligrosos

Joaquín Vila
x
directorelimparciales/8/8/20
domingo 15 de agosto de 2021, 13:49h

El mundo entero, o casi, celebró por todo lo alto la victoria electoral de Joe Biden. No porque fuera un gran estadista, no por su inteligencia política. Solo porque había echado de la Casa Blanca a Donald Trump, un chiflado radical y peligroso que había incendiado la vida política de su país, que había enfrentado a la sociedad hasta la violencia, que mandó a sus secuaces a asaltar el Capitolio con la pretensión de enrocarse en la Casa Blanca tras perder las elecciones.

El nuevo presidente norteamericano ha acertado en muchas de sus decisiones. Pero en las más fáciles, en las que se trataba de desmontar las muchas barrabasadas cometidas por el populista con tics fascistas. Y, en efecto, ha logrado revertir en buena parte el negacionismo del coronavirus y del cambio climático o anular las decisiones más racistas contra los inmigrantes.

Pero era inevitable que Joe Biden cometiera errores. Incluso, tan graves como la retirada de las tropas norteamericanas de Afganistán, las que frenaban el terrorismo yihadista de los talibanes, los musulmanes más radicales. Los que lapidan en la plaza pública a las mujeres por no aceptar la autoridad de los hombres, ya sean padres maridos o hermanos; que no pueden salir sin burka o solas a la calle, los que cortan las manos a los ladrones, entre otras muchas fechorías. La torpeza "progresista"·de Biden ha permitido que los talibanes hayan tomado la mitad del territorio afgano, siete de las ciudades principales y están arrasando e incendiando las casas de los sospechosos de colaborar con Estados Unidos, a los que asesinan junto a sus hijos y mujeres, después de violarlas. El pacifismo “progresista” del presidente americano ha desatado una guerra atroz. Ahora tomarán el poder absoluto y convertirán el país en un campo de concentración. Y hasta el más tonto sabía que esto ocurriría.

Salvando las distancias, el error de Biden de retirar a las tropas norteamericanas de Afganistán recuerda a la teatral actuación de Zapatero, cuando nada más pisar La Moncloa, tras el 11-S, decidió que volvieran de Irak los cuatro soldados españoles que se encontraban en labores humanitarias y sanitarias. El presidente norteamericano ha favorecido que los talibanes tomen el poder y asesinen sin piedad. El pacifismo “progresista” del ex mandatario español fue considerado por la Casa Blanca un peligro para los intereses estadounidenses. Y España aún lo está pagando. No porque Biden se escabullera de Sánchez en Bruselas, pues el presidente español se ha ganado él solo el rechazo del Gobierno americano por sus inconfesables relaciones con Venezuela, donde por cierto Zapatero está considerado su mejor embajador en el mundo, el que con más ahínco defiende la cruel dictadura chavista. Y es que el actual jefe del Ejecutivo no deja de ser el heredero directo del anterior líder socialista que gobernó en España, el que sembró con su “progresía” oxidada el populismo radical que ahora nos gobierna. Dios los cría y ellos desestabilizan nuestra nación. Y Biden, el mundo.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (21)    No(1)

+
0 comentarios