www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INE

El Gobierno cuestiona ahora las estadísticas y el PIB porque no incluyen consideraciones sociales y climáticas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño a su llegada a la clausura del seminario “Monitoring the recovery: beyond GDP”, este lunes en Madrid.
Ampliar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño a su llegada a la clausura del seminario “Monitoring the recovery: beyond GDP”, este lunes en Madrid. (Foto: EFE/ Mariscal)
EL IMPARCIAL
lunes 25 de octubre de 2021, 11:06h
Después de que el Banco de España anuncie que también revisará a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía española.

La brutal revisión del Instituto Nacional de Estadística del Producto Interior Bruto registrado en el segundo trimestre que bajó del 2,8% adelantado al 1,1% real, ha escocido en el Gobierno. Tanto es así que el Ministerio de Economía y el propio presidente del Gobierno han cuestionado la validez misma de este parámetro y de otras estadísticas por no reflejar consideraciones "sociales" o "climáticas".

Mientras el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, comparecía en el Congreso para anunciar, entre otras cosas, que los números del INE obligaban a la institución monetaria que preside a rebajar las previsiones de crecimiento, la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se aliaban para poner en solfa la propia validez de las estadísticas.

Sánchez aseguraba que "siendo el PIB una variable fundamental para medir el desarrollo económico de cualquier país, no tiene la capacidad de reflejar aspectos esenciales como la sostenibilidad medioambiental, los bienes y servicios no comercializados", unas declaraciones que secundaba Calviño. En su opinión, es "difícil captar con una sola cifra los recursos de un país, sus infraestructuras o el sentir de los ciudadanos", y aunque nadie duda de que el PIB ha resultado útil durante muchos años, "tiene límites y deficiencias".

La ministra de Economía apuntaba a que los cambios digitales y tecnológicos cuestionan la capacidad de las métricas tradicionales para captar la marcha de la economía, por ello las estadísticas "han de ser repensadas, y deben incorporar consideraciones sociales, como la desigualdad o aspectos climáticos".

Minetras tanto, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha anticipado que harán "una revisión significativa a la baja" de sus previsiones de crecimiento económico de España para este año.

Durante su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022, ha explicado que el Banco de España no publicará nuevas proyecciones macroeconómicas hasta el mes de diciembre, pero ha avanzado que habrá una revisión a la baja.

Las previsiones actuales del Banco de España proyectan un crecimiento del PIB del 6,3 % en 2021, que se reduciría ligeramente hasta el 5,9 % en 2022.

Pero, ha recordado Hernández de Cos, tras estas proyecciones el INE revisó de manera significativa a la baja sus estimaciones previas de crecimiento del PIB en el segundo trimestre de 2021 del 2,8 % al 1,1 % antes mencionado.

"Una rebaja de una magnitud tan elevada comporta, de forma mecánica (...) una reducción sustancial de la tasa media de crecimiento del PIB para 2021 y, en menor medida, también de la de 2022", ha añadido.

Hernández de Cos ha señalado los riesgos que afronta la economía española y ha subrayado especialmente al la evolución de los desajustes entre la oferta y demanda de bienes y el grado de persistencia de las presiones inflacionistas.

Cuidado con la inflación y las pensiones

Hernández de Cos ha pedido evitar medidas, como vincular de forma automática determinadas partidas de gasto a la evolución del IPC, y que pueden terminar "alimentando adicionalmente el actual proceso inflacionista".

Durante su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022, De Cos ha señalado el repunte de la inflación como uno de los factores de incertidumbre que pesan sobre la recuperación económica de España.

Aunque para el gobernador este repunte obedece fundamentalmente a factores de naturaleza transitoria, tampoco se puede "excluir" que el aumento de precios persista en los próximos meses especialmente vinculado a los costes energéticos.

En este punto, ha estimado que un incremento permanente de un 10 % en el precio de la electricidad pagado por los consumidores restaría entre 2 y 3 décimas del PIB al cabo de tres años.

Y, en este contexto, ha apuntado que "cuanto mayor sea esa duración, mayor será la probabilidad de que el aumento de la inflación gane persistencia, tanto porque los aumentos de costes se filtren con mayor intensidad a los precios finales como porque el alza de estos dé lugar a mayores demandas salariales".

Pero, ha añadido, Hernández de Cos no es un escenario "inevitable" y ahí ha introducido sus recomendaciones.

Para empezar, ha añadido, "debe evitarse un impulso fiscal generalizado" que "podría traducirse en un aumento de los cuellos de botella ya existentes, en los sectores más tensionados, que se terminara filtrando a los precios".

También resulta importante evitar, ha señalado, el uso "generalizado de cláusulas de indexación automáticas en las partidas de gasto que pudieran alimentar adicionalmente el actual proceso inflacionista".

Y ha concluido pidiendo a empresas y trabajadores un "reparto equitativo" de la merma de rentas de la economía nacional frente al resto del mundo que implican los aumentos de costes recientes.

En caso contrario, ha subrayado, "podría alentarse una realimentación de precios y costes con efectos adversos para la competitividad, la actividad económica y el bienestar de los ciudadanos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios