www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSOE: GUERRA TOTAL CONTRA YOLANDA

miércoles 27 de octubre de 2021, 12:10h
Todavía funciona la quinta columna del comunismo. Son centenares los tertulianos que, en las emisoras...

Todavía funciona la quinta columna del comunismo. Son centenares los tertulianos que, en las emisoras de radio y en los canales de televisión, apoyan a la líder comunista, en ocasiones abiertamente, a veces de forma enmascarada. Pero es un hecho que Yolanda Díaz goza de unos apoyos mediáticos que se han fragilizado para Pedro Sánchez. El César socialista ha sido desbancado en popularidad, según varias encuestas solventes, por la vicepresidenta del Gobierno, militante del Partido Comunista español.

Según varios periódicos digitales, la voz de alarma ha sido ya dada en el PSOE: guerra total contra Yolanda Díaz porque es la verdadera amenaza. Pablo Casado crece sin parar y sería hoy vencedor de las elecciones generales. Pero el verdadero problema para el socialismo democrático reside en Yolanda Díaz. Si la extrema izquierda se maquilla y se alza con la representación de un sector de la izquierda democrática, peligraría el liderazgo que el PSOE mantiene en el centro izquierda desde que en 1976 comenzó la Transición.

Pedro Sánchez vacila. No se puede enfrentar abiertamente con Yolanda porque se fracturaría la estabilidad del Gobierno de coalición. Y el líder socialista quiere prolongarlo hasta los meses anteriores a la convocatoria de elecciones. Pero, según algunos de sus consejeros más relevantes, si permite la crecida de Yolanda Díaz podría ser demasiado tarde cuanto trate de recuperar el terreno perdido.

A Pedro Sánchez le zarandea la duda y permanece indeciso. Algunos de sus colaboradores, los más cercanos en el palacio de la Moncloa, consideran que ha llegado el momento para la guerra total y de frente contra la vicepresidenta que, afianzada en la extrema izquierda minoritaria, disputa ya espacios en la izquierda moderada, apoyada mediáticamente por voces que el PSOE ha introducido en los medios de comunicación sin advertir que se trataba de profesionales más vinculados al comunismo que al socialismo democrático.