www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La arrogancia y el narcisismo de Pedro Sánchez

EL IMPARCIAL
miércoles 10 de noviembre de 2021, 12:34h

En la agenda del Congreso de los Diputados figuraba la comparecencia a petición propia del presidente del Gobierno para dar cuenta de los acuerdos de la Comisión Europea. Pero Pedro Sánchez no puede resistir subir a la tribuna de oradores sin pronunciar un discurso de autobombo. Un mitin en toda regla.

A Los asuntos tratados en Bruselas, apenas ha dedicado unos minutos. Pero ha consumido una hora larga de la comparecencia a desplegar su narcisismo político y arrogancia. Para él, el Gobierno está haciéndolo “todo bien”. Absolutamente todo. Tampoco puede evitar Sánchez mezclar la enumeración de sus muchos “éxitos” con los insultos al PP, incluso cuando se suponía que iba a dar cuenta de las gestiones de la Comisión Europea.

Muy ufano, por ejemplo, ha afirmado que “España conseguirá una recuperación económica "rápida y justa" gracias a los fondos europeos "con o sin la ayuda de la bancada de la derecha". Y no ha tenido reparos en alardear de que nuestro país avanza hacia una recuperación robusta con una intensa creación de empleo", que además es "mucho más justa" que la que se registró después de la crisis financiera. Una frase que, sin duda, iba dirigida al Gobierno de Rajoy, a pesar de que el expresidente del PP logró reactivar con éxito la economía y crear empleo, después de la ruina y el paro desbocado que heredó de Rodríguez Zapatero.

En un maniqueo discurso, Sánchez ha presentado una España en la que el PSOE es el artífice de todo lo positivo, mientras que “la derecha” trata de detener las buenas acciones de los socialistas. "Hoy no se rescatan entidades financieras, sino empresas y empleos", ha añadido sin pudor alguno. También ha intentado justificar su promesa incumplida de que la factura energética se reduciría drásticamente en octubre, a pesar de que en noviembre sigue batiendo récords. “Volverán los precios bajos de la luz”, ha dicho, aunque esta vez no se ha atrevido a poner fecha a esa mágica gestión que esconde, no vaya a ser que concluya la legislatura sin reducir un euro el megavatio. Para concluir su discurso, Sánchez ha insistido en que "con o sin la ayuda de la bancada de la derecha, España va a salir adelante".

Y con una cerrada ovación de la bancada socialista, Pedro Sánchez ha bajado hinchado de satisfacción, casi eufórico, de la tribuna de oradores del Hemiciclo. Pero, por mucho que se pavonee, los españoles ya no se creen los cuentos del presidente del Gobierno. Su discurso de autobombo de este miércoles, más bien, ha sonado al canto del cisne.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (20)    No(0)

+
0 comentarios