www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARQUEOLOGÍA

Nuevos hallazgos en la tumba del sumo sacerdote Imephor en una necrópolis faraónica

viernes 26 de noviembre de 2021, 10:13h

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona han informado de los hallazgos de la excavación del yacimiento de Kom el-Khamasin, una pequeña necrópolis faraónica, situada en el suroeste del área arqueológica de Saqqara.

Kom el-Khamasin fue lugar de entierro de personajes significativos del Reino Antiguo y del Primer Periodo Intermedio de la historia egipcia (2400-2050 a. C.), explica la UAB, que destaca de todos ellos Imephor Impy Nikauptah, sumo sacerdote del dios Ptah, la divinidad principal de Menfis, capital del país en aquel tiempo.

Josep Cervelló, profesor de Egiptología del Departamento de Ciencias de la Antigüedad y de la Edad Media y director de la misión, detalla que la intervención arqueológica ha permitido recuperar 435 bloques de piedra calcárea, 50 de ellos con importantes fragmentos de inscripciones y relieves, que habrían formado parte de dos edificios funerarios, probablemente dos mastabas, uno de los cuales sería el lugar de entierro de Imephor.

Asimismo, los investigadores han hallado un depósito de fundación completo e intacto, formado por 60 jarras pequeñas de cerámica que conservan sus tapas y su contenido, dos platos pequeños de alabastro y cinco molas de piedra, datado de la época del sumo sacerdote.

De la mastaba de Imephor se han podido documentar los cortes en los que se asentaron los cimientos y la primera fila de los muros. "Inscritos con su nombre y títulos y con otros textos propios del repertorio funerario del momento, como la lista de aceites sagrados, fueron arrancados de su ubicación original por los saqueadores modernos del yacimiento, y arrastrados y abandonados en el norte del yacimiento". informa la UAB. Ahora, junto con la documentación de otros bloques del mismo edificio que se vendieron de manera ilegal en el mercado de antigüedades y posteriormente recuperados en parte y documentados, han permitido a los investigadores hacer una propuesta inicial de reconstrucción de la cámara funeraria completa del sacerdote.

Además, de la misma construcción se han recuperado un centenar de bloques de granito de lo que pudo ser un sarcófago o elementos arquitectónicos, como dinteles o jambas, que los saqueadores habrían reducido a fragmentos también con fines de lucro ilegal, a pesar de que, al menos de momento, no han sido detectados en el mercado de antigüedades.

Los hallazgos permitirán profundizar en el conocimiento del yacimiento y del periodo histórico en el que estuvo en uso. "Quizás nos podrían ayudar a entender los motivos por los que algunos miembros de la corte menfita fueron enterrados lejos, en el desierto, coincidiendo con la primera crisis política del estado egipcio", apunta Cervelló, que señala que la segunda mastaba habría acogido la tumba de un personaje de finales del Reino Antiguo, pero todavía no ha sido posible atribuirle una identidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios