www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DAVOS: ANTE UN SALÓN ABARROTADO DE SILLAS VACÍAS, HABLÓ SÁNCHEZ

miércoles 25 de mayo de 2022, 13:07h
Como una cuestión de hecho, Pedro Sánchez habló ante un salón medio...

Como una cuestión de hecho, Pedro Sánchez habló ante un salón medio vacío: el Congress Hall del Foro de Davos. España se encuentra entre las veinte primeras potencias del mundo económico. Y son muchas las instancias internacionales pendientes de la situación española y del alcance de sus finanzas y su política económica.

Nadie se fía, sin embargo, en el alto mundo económico internacional de Pedro Sánchez, que ha formado un Gobierno de coalición con el partido comunista y con la extrema izquierda, lo que tradicionalmente se conoce como Frente Popular. Si a eso le unimos la relación intensa con la Venezuela de Maduro y la Cuba castrista, la imagen del sanchismo en el mundo internacional se encuentra seriamente fragilizada.

Hablar ante un salón abarrotado de sillas vacías carecería de importancia si no fuera porque el relieve económico de España exige una atención preferente, En todo caso, el problema no está en un despego circunstancial sino en la incierta política de Pedro Sánchez. Resulta absurdo moverse por el mundo afirmando que el PSOE es un partido socialdemócrata como en tiempos de Felipe González y ofender luego con la realidad de una alianza con el partido comunista y la extrema izquierda, amén del apoyo parlamentario de la izquierda secesionista, del partido bilduetarra y de otras agrupaciones que parecen salidas de periódicos murales de preuniversitario.

Pedro Sánchez puede engañar en alguna ocasión a algunos, pero no en todas las ocasiones a todos. Parece claro que no estaría en el Gobierno de la nación si no contara con el apoyo de la ultraizquierda y no le queda otro remedio que hincarse de rodillas ante comunistas, ultraizquierdistas y bilduetarras si quiere permanecer en su poltrona monclovita. Pero, claro es, el Foro de Davos ha puesto de relieve las contradicciones de Pedro Sánchez.