www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REINO UNIDO PIDE EXPLICACIONES FORMALES A CEFERIN

El caos de la UEFA estuvo a punto de provocar una tragedia antes de la final

El caos de la UEFA estuvo a punto de provocar una tragedia antes de la final
Ampliar
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 29 de mayo de 2022, 15:46h
Las autoridades informaron de 68 personas detenidas y 238 heridos leves atendidos sin que necesitaran hospitalización.

Caos organizativo, incremento de tensión y avalanchas estuviern a punto de convertir la final de Liga de Campeones, la gran fecha del fútbol europeo y, por ende, de la UEFA, en tragedia.

Los problemas en uno de los puntos de acceso del primer perímetro de seguridad, donde la avalancha de aficionados británicos se saltó todos los controles, propició que avanzaran hacia las puertas del estadio miles de personas con entradas falsas.

El partido de la final de la Liga de Campeones en París se saldó este sábado con 68 personas arrestadas, de las que 39 fueron encarceladas, según confirmaron fuentes de la prefectura de Policía. Durante la noche, pasada la una de la madrugada, la Policía aclaró además que en total los bomberos intervinieron para atender a 238 personas que estaban presentaban heridas leves, sin que ninguna de ellas tuviera que ser hospitalizada.

En un comunicado, la Policía aclaró que numerosos aficionados sin entrada o con billetes falsos perturbaron el acceso al estadio, donde se encontraba el perímetro de seguridad externo.

"Ejerciendo una presión fuerte para penetrar en el recinto, los aficionados retrasaron el acceso de los espectadores con billete. Aprovechando esta situación, un cierto número de personas lograron atravesar las rejas que protegen el estadio", explicó la Policía.

Una vez ahí, los comisarios se vieron obligados a cerrarpuertas de acceso para un mejor control, pero la velocidad se ralentizó y obligó a la organización a retrasar el comienzo de la final hasta dos veces, para finalmente dar el pitido inicial a las 21:36, más de media hora sobre lo previsto.

La lentitud hizo que se fuera incrementando la tensión entre aficionados que sí tenían entradas reales y los que, con falsas, hacían por presionar y abalanzarse sobre las puertas para colarse, en algunos casos con éxito.

La Policía y los miembros de seguridad, sobrepasados, comenzaron a cargar y usar gases lacrimógenos para despejar la zona, sin importar la presencia de familias con niños.

Reino Unido pide explicaciones a la UEFA

La ministra británica de Cultura, Nadine Dorries, solicitó este domingo a la UEFA que abra una investigación formal por las escenas violentas vividas anoche en París, que retrasaron el comienzo de la final de la Liga de Campeones entre el Liverpool y el Real Madrid.

"Las imágenes y las cuentas de aficionados del Liverpool y los medios de comunicación a su entrada al Stade de France anoche son profundamente preocupantes", señaló Dorries en un comunicado.

La titular de Digital, Cultura, Medios y Deporte de este país indicó que "miles de personas con entrada viajaron a París con tiempo para apoyar a su equipo en el partido más importante de la temporada".

"Insto a la UEFA a abrir una investigación formal sobre lo que salió mal y por qué, en coordinación con empleados del estadio, la Policía Francesa, la Federación francesa de Fútbol, la Policía de Merseyside y el Club de Fútbol del Liverpool", agregó.

Según remarcó Dorries, "redunda en el interés de todos los implicados comprender qué ocurrió y aprender lecciones de estos acontecimientos".

Cruce de acusaciones entre UEFA, autoridades francesas y aficionados

En un primer momento, y como atestiguaron los videomarcadores del Estadio de Francia, la UEFA justificó la tardanza por el retraso de los aficionados del Liverpool. Lo que enfureció al club, que pidió explicaciones a la UEFA -las zonas de aficionados se cerraron tres horas antes del partido-.

Francia se vio señalada por los problemas de organización a un año de acoger el Mundial de Rugby y a dos de los Juegos Olímpicos. La prensa gala ha achacado los problemas de organización a la escasez de tiempo que París ha tenido para organizar el encuentro, que hasta hace tres meses estaba previsto que se celebrara en San Petersburgo pero fue trasladada a Francia por la invasión de Rusia en Ucrania.

La dispersión de las zonas dedicadas a los fans, una en Saint Denis que acogió a 4.000 madridistas y otra en el este de París con unos 30.000 británicos, se desarrolló sin incidentes.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, señaló directamente a los aficionados británicos de este problema, y los acusó de haber tratado de forzar la entrada incluso de forma violenta.

"Gracias a las numerosas fuerzas del orden movilizadas esta noche en este contexto difícil", añadió en su cuenta de Twitter. En total, hubo un despliegue de 6.800 fuerzas del orden entre el Estadio de Francia y las dos "fan zone".

Por su parte, la UEFA precisó que examinará los problemas que se registraron de forma "urgente" con la policía, las autoridades francesas y la Federación Francesa de Fútbol.

Se repiten los problemas para la UEFA tras la final de la Eurocopa

La imágen de este sábado recordaron mucho a la vivida en la Eurocopa el año pasado, cuando un centenar de aficionados consiguió colarse por las entradas para minusválidos de Wembley, en el mayor caos organizativo que ha vivido la UEFA.

Botellas rotas, cristales, alcohol, drogas y un botellón que recordó a una batalla campal empañó la final entre Italia e Inglaterra, que terminó con 90 detenidos, pero ni eso sirvió para que el encuentro se retrasara.

Esta vez, el desastre llegó a cotas mayores, con aficionados esperando más de dos horas en las colas de Saint Dennis, con tapones de personas en el metro más cercano al estadio y con imágenes de aficionados saltando vallas y agrediendo al personal de seguridad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios