www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN UN AÑO, 600.000 PARADOS MÁS

jueves 02 de octubre de 2008, 15:04h
Aznar recibió en herencia socialista un paro que rozaba el 24%, una seguridad social en quiebra, un apabullante déficit del Estado, una deuda pública de alarma. Nada nuevo. Es lo que suelen dejar los gobiernos socialistas, como decía Margaret Thatcher.

Zapatero heredó del gobierno conservador, del gobierno de centro reformista, según el eufemismo aznarí, un paro que se había reducido hasta el entorno del 10%, una seguridad social robusta, superávit del Estado y deuda saldada. Vivió cuatro años despilfarrando la herencia recibida entre dádivas y mercedes. Y ahí está el resultado: un paro que camina hacia el 13%, una seguridad social cuya afiliación empieza a disminuir, un déficit acelerado del Estado y una alarmante deuda en perspectiva.

En el último año, Zapatero ha fabricado 600.000 parados más. Nadie sabe cómo se contendrá la hemorragia. En los presupuestos generales del Estado no está prevista una política seria de creación de empleo. No se piensa en otra cosa que en taponar los agujeros de una posible reacción social. Ha llegado la hora de la verdad. Hay que fajarse con la recesión. Es necesario engordar a las vacas flacas.

Zapatero, sin embargo, se ha quedado inerte y a la expectativa. Es un ludópata político y espera que la suerte no se le vuelva en contra y se despeje la tormenta. Se ha convertido en un Don Tancredo ante la crisis económica que todavía, vade retro, no ha reconocido. Dios le libre de pronunciar la palabra maldita, no digamos nada cuando se espeluzna ante los que hablan de recesión. El faro de la Alianza de las Civilizaciones no puede empalidecer ante las minucias de una situación económica de la que ni se sabe ni se contesta en el palacio de la Moncloa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.