www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Roures, acólito independentista de Tebas, rescata a Laporta para inscribir a los fichajes...menos a uno

Roures, acólito independentista de Tebas, rescata a Laporta para inscribir a los fichajes...menos a uno
Ampliar
sábado 13 de agosto de 2022, 01:53h
El empresario secesionista inyectó 100 millones de euros al Barcelona como ayuda de urgencia ante la imposibilidad de cumplir los requisitos de LaLiga. El posible conflicto de intereses, fuente de la polémica.

La figura de Jaume Roures ha vuelto a la palestra este viernes. El empresario, señalado por la Guardia Civil de, presuntamente, haber formado parte del comité estratégico para alcanzar la independencia de Cataluña -el Instituto Armado le entregó al Tribunal Supremo un informe basado en el documento Enfocats, incautado en el despacho del exnúmero dos de Oriol Junqueras-, ha agigantado en los últimos años su influencia en el fútbol español. Porque ya no sólo es uno de los amos de la explotación de los derechos televisivos de LaLiga: ha entrado de lleno en el porvenir de uno de los clubes que compiten en el mencionado torneo. Coqueteando con el conflicto de intereses.

Roures aceleró su presencia en la órbita del Fútbol Club Barcelona cuando cedió 30 millones de euros al presidente electo Joan Laporta. Puso sobre la mesa ese dineral con urgencia, en una maniobra de última hora, pues el dirigente culé no lograba alcanzar los avales necesarios para ser investido en su segunda etapa de gerencia en el Camp Nou. Ahí apareció el propietario de Mediapro -gigante audiovisual acusado de, presuntamente, recibir un trato preferencial por parte de Javier Tebas en la negociación de los derechos televisivos de la liga nacional-, para completar el monto exigido por los estatutos de la entidad azulgrana. Y en esta semana ha regresado para, de nuevo, salvar al equipo barcelonés.

Tenía encarrilada Laporta la activación de la cuarta 'palanca' económica con la que espera cumplir con el 'Fair Play Financiero' de LaLiga, pero el acuerdo con el fondo de inversión estadounidense GDA Luma -propietario del Cirque du Soleil- se rompió y la crisis se detonó en la Ciudad Condal. Sabe el presidente que su órdago -basado en la venta de activos del club para lograr liquidez a corto plazo y en la confianza plena en Xavi Hernández para que el equipo triunfe sobre el césped y vuelva a inflar la marca Barça- sólo puede funcionar si logra inscribir en competición a su ambiciosa y arriesgada -e incomprensible en Alemania- política de fichajes y renovaciones millonarias.

Robert Lewandowski, Raphael Dias ‘Raphinha’, Jules Koundé, Andreas Christensen y Franck Kessié han sido contratados con sueldos suculentos y Ousmane Dembèlè ha renovado a coste alto, de modo que la masa salarial del club, según ha trascendido, se ha disparado. Por eso Roures ha inyectado este viernes otros 100 millones de euros en las cuentas del Barcelona, esperando que ese acuerdo valide la cuarta 'palanca' -su sociedad, Orpheus Media, compra el 24,5% de Barça Studios, la productora audiovisual de la entidad culè-. La firma de los correspondientes contratos se ha realizado a toda prisa. Pretendían presionar a Tebas para que aceptase inscribir a los fichajes y que puedan jugar en la primera jornada de LaLiga (el sábado, a las 21:00).

"Nadie nos negará la experiencia en el sector. A causa de ello, el FC Barcelona se interesó en hablar con nosotros. Hace tiempo que tenemos conversaciones y ahora se ha materializado rápidamente el acuerdo a causa de la situación (...) Lo que ha motivado al FC Barcelona a llegar a un acuerdo con nosotros es que es una colaboración más industrial que financiera", ha declarado el patrón de Mediapro, tras haber proclamado que confía plenamente en que su cercano Jabier Tebas transigiría y flexibilizaría las exigencias financieras de LaLiga. "Yo no interrumpo mis vacaciones si no es porque sé que podré ver a los mejores", ha dicho. "No sé lo que le faltará al Barça para inscribir a todos los jugadores, lo que sí sé es que con esta inversión da para ver al equipo que queremos ver mañana", sentenció en 'Radio Barcelona'.

El problema, a estas alturas, es que Laporta y Mateu Alemany han fichado mucho (por valor de 153 millones de euros), vendido muy poco (por valor de 23 millones) y las negociaciones a la baja siguen sin fluir como esperaban. Gerard Piqué y Sergio Busquets siguen pendientes de firmar la rebaja salarial pautada, como ha confirmado Roures. Y las cuentas no salen todavía. Cuando empezó el frenético mercado de fichajes, el club arrastraba 560 millones de masa salarial y debía, entonces, completar una rebaja de 160 millones de euros -en palabras de Eduard Romeu, vicepresidente económico del Barça. Ahora, por encima de los 600 millones de masa salarial, deben recortar aún más.

En esta fecha el entorno del club ha trasladado toda la presión que ha podido hacia Tebas. Han denunciado cómo es posible que a Josep María Bartomeu se le permitiera gastar lo que gastó durante su presidencia y ahora no se replique esa misma manga ancha. Han clamado ante la presunta injusticia y han terminado por recurrir a la figura de un personaje muy cercano al jefe de LaLiga. No obstante, desde que LaLiga asumió en 2015 la negociación conjunta de los derechos audiovisuales de los equipos de fútbol, tanto el ente organizador de la competición de fútbol de la Primera División como Mediapro han multiplicado de forma sobresaliente sus ganancias -la compañía de Roures fue designada como el agente internacional para la venta de los derechos audiovisuales del torneo-.

Esa conjunción fructífera ha deparado que en la noche de este viernes LaLiga haya considerado que, de repente, el Barcelona cumple con los requisitos de la regulación relativa al 'Fair Play Financiero'. Lo hace, tal y como se ha sabido de fuentes del organismo que dirige Tebas, hasta el punto de poder inscribir a seis de los siete fichajes realizados en esta ventana estival. El farol de Laporta ha colado finalmente, con la inestimable ayuda del agente de uno de las compañías audiovisuales que han de retransmitir los partidos ligueros y, a la vez, avalista y financiero del Barça. Eso sí, la argucia ha dejado fuera, de momento a Koundé. El central francés ha de esperar para obtener la luz verde. Sí han entrado Kessie y Christiansen, dos fichajes en cuyos contratos figuraba que si no podían ser inscritos serían liberados al instante para buscarse otro club.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios