www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 2 | GRUPO B

Catar 2022. Una Irán superior obtiene su premio ante Gales

viernes 25 de noviembre de 2022, 13:09h
El equipo iraní logra una victoria merecida en un agitado tiempo añadido en el que llegaron los dos tantos. El cuadro europeo, con uno menos desde el 86', contra las cuerdas.

La superioridad de Irán se ha visto recompensada este viernes 'in extremis' ante Gales al ganarle por 2-0 con las dianas de Cheshmi y Rezaeian que llegaron en los últimos minutos del tiempo de descuento en el primer duelo de la segunda jornada de la fase de grupos del Mundial de Catar que se disputó en el Estadio Ahmad bin Ali de Al Rayyan.

Con esta histórica victoria, el cuadro de Carlos Queiroz es segundo con tres puntos y mantiene sus opciones de clasificarse por primera vez a los octavos de final de una Copa del Mundo. Por su parte, el combinado de Gales se complica su futuro en la segunda cita mundialista de su historia al sumar tan solo un punto en dos jornadas y enfrentándose a Inglaterra en la última.

Gales e Irán empatan en el primer tiempo

La primera aproximación del choque fue el disparo lejano de Neco Williams tras una transición rápida galesa. Se fue muy desviado.

Azmoun, una de las novedades en el once asiático, protagonizó el primer tiro a puerta que se fue manso a las manos de Hennessey. El encuentro estaba muy igualado en los primeros compases, con acercamientos de ambas escuadras que intentaban ser protagonistas con el cuero, siendo más vertical el equipo de Robert Page.

Hosseini, titular al no superar Beiranvand sus molestias físicas frente a Inglaterra, firmó un paradón a bocajarro a la volea de Moore, que agitó el envite ante EEUU y jugaba en lugar de James. El delantero del Bournemouth se recuperó tras abandonar por segundos el campo.

Roberts se equivocó con su pase horizontal en la construcción del juego que pudo costar caro. Irán combinó rápido en zona de tres cuartos y Gholizadeh, otra de las cuatro novedades respecto al duelo ante la subcampeona europea, empujó el balón al fondo de la portería. Avisaba Irán en el 16’ pero el jugador del Charleroi estaba adelantado por su rodilla izquierda.

El cuadro de Queiroz generó otra ocasión a balón parado con un cabezazo alejado de Azmoun. Los iraníes ejercían una presión alta, más exigidos por el resultado ya que otra derrota les eliminaría a falta de una jornada.

Bale, que se convertía oficialmente en el jugador galés con más encuentros oficiales -110- de su historia al superar a Chris Gunter, intercalaba posiciones en ambos flancos en una primera mitad con poco protagonismo del exjugador del Real Madrid. El encuentro transcurría a un ritmo de ida y vuelta, con más amenaza ofensiva de los iraníes.

A partir de la media hora de juego, el elenco europeo llevaba la iniciativa, sin ocasionar jugadas de peligro. A Irán le costaba tener la pelota y se empleaba más en labores defensivas y sus acciones a balón parado no inquietaban a Hennessey. El combinado de Queiroz quería sorprender al contragolpe sin éxito gracias a la anticipación galesa. Azmoun, renqueante, le faltó muy poco para peinar un centro lateral dentro del área. El delantero del Bayer Leverkusen era el que estaba provocando más peligro para su selección frente a un desapercibido Mehdi Taremi, autor de un ‘doblete’ en la jornada inaugural contra Inglaterra. Noorollahi probó fortuna con un golpeo atrapado por el guardameta de Gales en la última jugada del primer periodo.

La osadía iraní se ve recompensada

Irán rozó el 0-1 en una triple ocasión en la que se topó dos veces con la cruceta: el primero de Azmoun que ganó en carrera a Rodon y su chut se estrelló con el palo izquierdo cuyo rechace recogió Gholizadeh para sacarse un chut colocado desde la frontal que repelió el travesaño derecho y el cabezazo de Azmoun lo paró el guardameta galés.

La segunda mitad comenzó con mucho ritmo. Irán subió la velocidad en su circulación del cuero y Gales no lograba hacer daño con su juego directo puesto que sus centros laterales eran despejados por su adversario y sus contras eran contrarrestadas.

Azmoun, con diferencia el atacante con más incidencia que estaba siendo una pesadilla para el elenco galés, dio el susto por problemas físicos. Finalmente, el ariete del Leverkusen fue sustituido por Ansarifard en el 68’.

El equipo de Page seguía siendo sometido. Persistía con su imprecisión y le duraba poco el balón. En cambio, el conjunto iraní no paraba de apretar. Ezatolahi obligó a una gran intervención de Hennessey con su mano derecha con su chut desde la frontal.

Queiroz vio cómo otro jugador tenía que ser cambiado por lesión. Ahmad Noorollahi dejó su lugar por Cheshmi. El técnico portugués refrescó sus costados metiendo a Jahanbakhsh y Torabi por Gholizadeh y Hajisafi. El entrenador de Gales hizo lo propio al introducir a Allen, Johnson y James por Ampadu, Roberts y Wilson. Ezatolahi se sumó a las permutas por molestias físicas y dejó su lugar a Karimi.

Ben Davies se sacó un latigazo que peinó con sus dedos Hosseini, siendo la primea ocasión manifiesta de gol del cuadro europeo.

De una recuperación en campo propio nació una contra asiática que acabó con la expulsión de Hennessey tras llegar tarde ante Taremi. A Irán le quedaban tres minutos más descuento con uno más en el terreno de juego. El cuadro iraní fue con todo a por la victoria. El golpeo de Cheshmi se fue muy cerca del lado izquierdo. Resistía Gales.

En el tramo final, al conjunto asiático se le notaba el ansia y la falta de frescura en sus piernas. El combinado británico aguantaba el resultado e incluso amenazó con un toque de James que le faltó fuerza.

Y llegó el ansiado premio. Cheshmi disparó con el corazón para desatar la fiesta de su selección que en el segundo periodo fue muy superior y le engancha en el Mundial.

Irán olió sangre y anotó el segundo a la contra. Recuperó Taremi que vio solo a Ramin Rezaeian que controló y superó con una preciosa vaselina al meta gales. Tras el pitido final, Queiroz fue manteado por sus jugadores en un triunfo para la historia de la selección iraní.

Ficha técnica

0; Gales: Hennessey, Mepham, Rodon, Davies; Roberts (Johnson, m.57), Ampadu (Allen, m.77), Ramsey (Ward, m.87), Neco Williams; Bale, Moore y Wilson (James, m.58).

2; Irán: H. Hosseini, Rezaeian, Hosseini, Pouraliganji, Mohammadi; Gholizadeh (Jahanbaksh, m.77), Noorolahii (Cheshmi, m.77), Ezatolahi (Karimi, m.83), Hajisafi (Torabi, m.77); Taremi y Azmoun (Ansarfard, m.68).

Goles: 0-1, m.98: Cheshmi. 0-2, m.101: Rezaeian.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B del Mundial de fútbol de Qatar 2022 disputado en el estadio Ahmad bin Ali de Al Rayyan ante 40.875 espectadores.

Árbitro: Mario Escobar (Guatemala). Expulsó a Hennessey (m.86), portero de Gales; Mostró tarjetas amarillas al galés Rodon (m.45+3) y a los iraníes Rezaeian (m.90+5) y Jahanbaksh (m.90+5).