www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

La Policía Nacional, en guardia ante el partido entre España y Marruecos

La Policía Nacional, en guardia ante el partido entre España y Marruecos
Ampliar
(Foto: Efe)
Efe
Dispositivo especial tras los disturbios marroquíes en Bélgica.

La Policía Nacional ha reforzado la guardia ante el partido que a las 16.00 horas de este martes enfrentará a las selecciones de España y Marruecos en el Mundial de fútbol de Qatar por si se produjera algún tipo de incidente al finalizar el encuentro. En principio, no se ha diseñado ningún dispositivo especial de seguridad, pero las unidades de intervención de la Policía, tanto las UIP como las UPR, están en alerta preventiva por si se produjeran altercados entre las dos aficiones.

Una especial atención por parte de las fuerzas de seguridad merecerán aquellas zonas de España donde se asienta una mayor población de origen marroquí, como Madrid, algunas zonas de Cataluña (su seguridad depende de los Mossos d'Esquadra), Murcia, Comunidad Valencia y parte de Andalucía, así como alguna localidad concreta, como Tudela (Navarra) o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Pese a que no se ha previsto ningún despliegue concreto, los antidisturbios han recibido indicaciones para actuar "de inmediato" en caso de registrarse incidentes. La "hora crítica" serán las 18:00 horas, una vez finalice el partido de octavos de final, que en algunos lugares, como en la propia Casa Árabe en Madrid, podrá verse en pantalla gigante.

La Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI) ha llamado a la población musulmana a que la manifestación de la "alegría o tristeza" no conlleve "desórdenes públicos". "Dentro del Islam es una obligación la ayuda a nuestros conciudadanos", señala en un comunicado.

El pasado día 27 de noviembre, tras la victoria por 0-2 de la selección marroquí sobre Bélgica, se registraron numerosos disturbios en el centro de Bruselas que causaron destrozos en vehículos y mobiliario urbano, lo que obligó a intervenir a la Policía belga, que practicó una docena de detenciones. También hubo altercados en la celebración del pase de Marruecos a los octavos de final del Mundial al vencer a Canadá el pasado jueves.