www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CUARTOS DE FINAL

Catar 2022. Messi y los penaltis guían a Argentina hacia semifinales

Catar 2022. Messi y los penaltis guían a Argentina hacia semifinales
Ampliar
(Foto: EFE)
sábado 10 de diciembre de 2022, 00:09h
El zurdo legendario dio una asistencia y marcó de penalti. Puso el veneno al astuto planteamiento de Scaloni, pero Países Bajos revivió a base de pelotazos hasta forzar los penaltis (2-2), con doblete de Weghorst. Y ahí decidió Emiliano Martínez.

El Mundial de Catar regaló al aficionado para estos cuartos de final un clásico histórico. Argentina y Países Bajos se entrentaron en el estadio de Lusail, el que verá la final del torneo. Si se revisan los anales del balompié se encuentra que los partidos entre estas dos selecciones han pintado algunas de las estampas imborrables en la memoria de este deporte. Desde la final de 1978 -cuando Mario Kempes venció a la 'Naranja Mecánica' de Ernst Happel- al memorable gol de Dennis Bergkamp a Carlos Roa y al 'ratón' Ayala en 1998, pasando por las semifinales de 2014 -cuando 'Chiquito' Romero paró dos penaltis en la tanda decisiva-. Sólo el Brasil-Suecia y el Alemania-Argentina ha visto más capítulos mundialistas que la rivalidad que este viernes vivió otro capítulo.

Sobre la mesa, dos de los conjuntos mejor construidos desde el orden, la solidaridad de esfuerzos y la verticalidad del panorama internacional. Y dos estrategas que a golpe de éxitos han acabado de convertir a los paganos: Louis Van Gaal y Lionel Scaloni. El neerlandés, de 71 años, engrasó su máquina hasta esta noche a través de una racha de 19 duelos sin conocer la derrota. Contra los críticos que le afean su perfil defensivo y el desdén que profesa hacia el juego de posesión tan identitario tras el advenimiento de Johan Cruyff en su país. Ha impuesto su idea de tres centrales y dos carrileros largos y atléticos a fuerza de cosechar resultados. No en vano, llegó a esta frontera como uno de los cuatro invictos que todavía sobrevivían con dicha condición en el campeonato catarí.

Pero si de sensaciones y estadística se trata, el técnico santafecino también posee galones. Antes del inesperado naufragio -más accidente que otra cosa- ante Arabia Saudí, la 'Albiceleste' acumulaba 36 encuentros sin perder, batiendo el récord que ostentaba el mandato de Alfio 'Coco' Basile', y con una Copa América de la que presumir. Casi nada. Bajo su regencia, que empezó después del fiasco de Sampaoli en Rusia 2018, el seleccionado argento ha vivido una catarsis que ha dejado atrás a veteranísimos y a fantasmas recurrentes. Y esto último se nota mucho. Compiten con confianza, seguridad y aplomo, tres conceptos que pudieran resultar contradictorios si se descubre que cinco de sus pilares no han cumplido todavía los 25 años. Y encima de todo emergen dos figuras como el propio Scaloni y Lionel Messi.

El preparador varió su piel para este choque con astucia. Compitió con defensa de tres zagueros para proteger a Nicolás Otamendi de la velocidad a campo abierto de los atacantes rivales y para taponar la producción ofensiva de los laterales europeos. Sabía que el principal veneno de los neerlandeses brota de la potencia de sus corredores exteriores, así que les regaló la pelota y el espacio. Porque Denzel Dumfries -que destrozó a Estados Unidos en octavos- es uno al contraataque y otro muy distinto si le toca moverse desde un ataque estático. En consecuencia, perdería el control del balón con claridad, pero dejaría a la 'Oranje' imposibilitada para correr y obligada a crear con circulaciones horizontales. Lo que peor se le da. El resultado al descanso fue de 0-1 en el marcador, cinco llegadas argentinas en transición y ni un tiro sobre el arco que defiende el meta Emiliano Martínez. Y un Frenkie De Jong congelado.

El viejo zorro de Ámsterdam, que ejecutaría un doble cambio durante el intermedio visto lo visto, también aplicó matices tácticos a su propuesta. Encargó a Nathan Aké y a Timber pegarse al siete veces Balón de Oro para dificultar las salidas contrincantes, con Virgil Van Dijk vigilando desde el fondo; y mandó a sus zagueros saltarse el centro del campo y enviar balones directos hacia los desmarques de sus puntas. Su problema residió en que Enzo Fernández (Benfica, 21 años) se adhirió a la perla Cody Gakpo (23 años, PSV) para nublarla y Messi está resultando imposible de amarrar. Ya no amontona goles ni desborda por velocidad, pero en su cabeza se ve el fútbol de maravilla. Se ha reconvertido y especializado en la labor de facilitador. Y es el mejor facilitador imaginable.

De su zurda nacieron varios avisos, siempre hacia el perfil diestro de su ofensiva, hasta que Nahuel Molina controló un pase cruzado dorado de 'la Pulga' y batió a Noppert de golpeo apurado -minuto 35-. La leyenda que porta el '10' de Maradona controló con seda, aglutinó marcajes y soltó con luz hacia el gol. Quiere que este sea su Mundial, a sus 35 años, y lo ha demostrado. En la reanudación bordeó un tanto de falta directa desde la frontal -que él mismo provocó-, con un trueno al palo del portero que lamió el travesaño, y amplió la ventaja de su equipo al transformar un penalti inocente cometido por Dumfries -de rendimiento muy gris- sobre el futbolista con carnet de guerrero llamado Marcos Acuña. Engañó al guardamenta con calma y sentenció (aparentemente) el más que merecido acceso a semifinales.

Le salió todo Scaloni, el seleccionador más joven del torneo. También le fue bien la elección de dejar fuera al tocado Ángel di María -le esperaba un trabajo duro en banda-, apostando por Rodrigo de Paul, que arrastraba una contractura pero que es el compañero que más pases recibe de Messi y el que más veces conecta con el genio rosarino. Asimismo, su defensa, liderada por Otamendi, lució sólida y dura, fiel a su esencia. Y Alexis Mac Allister (23 años, Brighton) aportó la fluidez entre líneas anhelada. Salió sin delantero rematador y con orden de centrar atrás, y le bastó para construir un colchón que resistió hasta que se disparó el arreón final neerlandés. Y es que el fútbol parece sencillo. Parece.

El asedio postrero se basó, para ardor de los críticos, en pelotazos hacia Luuk de Jong y centros al área del preciso Steven Berghuis (30 años, Ajax). El zurdo del Ajax asistió para el tanto de cabeza de Weghorst -minuto 83- y topó un latigazo en el lateral de la red. Y el tosco atacante del Besiktas mandó a la prórroga el enfrentamiento -al amortizar una acción de pizarra, made in Van Gaal, en la última jugada de un descuento eterno por obra del carácter 'canchero' de los argentinos, valga semejante eufemismo-. Y ahí Lautaro Martínez marró dos chuts y Enzo Fernández estrelló un derechazo en la madera. Nada frenó unos penaltis buscados y ganados por los europeos. Para mayor gloria de Emiliano Martínez, que detuvo dos lanzamientos con vuelos de videoteca. Otro paso más hacia la tercera estrella.

Ficha técnica

2- Países Bajos: Noppert; Nathan Aké, Van Dijk, Timber; Daley Blind (Luuk de Jong, min. 64), Frenkie de Jong, De Roon (Koopmeiners, min. 45), Dumfries; Bergwijn (Berghuis, min. 45), Cody Gakpo (Lang, min. 113) y Memphis Depay (Weghorst, min. 78).
2- Argentina: Emiliano Martínez; Acuña (Tagliafico, min. 78), Lisandro Martínez (Di María, min. 112), Otamendi, Romero (Pezzela, min. 78), Nahuel Molina (Montiel, min. 105); Enzo Fernández, De Paul (Paredes, min. 67), Mac Allister; Lionel Messi y Julián Álvarez (Lautaro Martínez, min. 82).
Goles: 0-1, min. 35: Nahuel Molina; 0-2, min. 73: Messi (penalti); 1-2, min. 83: Weghorst; 2-2, min. 101: Weghorts.
Penaltis: Van Dijk falla (2-2); Messi marca (2-3); Berghuis falla (2-3); Paredes marca (2-4); Koopmeiners marca (3-4); Montiel marca (3-5); Weghorst marca (4-5); Enzo Fernández falla (4-5); Luuk de Jong marca (5-5); Lautaro Martínez marca (5-6).
Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (España). Expulsó a Dumfries (doble amarilla) y amonestó a Timber, Acuña, Romero, Weghorst, Memphis Depay, Lisandro Martínez, Berghuis, Paredes, Bergwijn, Scaloni, Messi, Otamendi, Montiel, Pezzela y a Lang.
Incidencias: partido correspondiente a los cuartos de final del Mundial de Catar, disputado en el Estadio de Lusail (Municipalidad de Al-Daayen, Catar).