www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY A ZAPATERO: APOYO, SÍ, PERO CON CONDICIONES

martes 14 de octubre de 2008, 20:16h
Franco, Hitler, Mussolini, Stalin, Mao, exigían el apoyo incondicional, que es lo propio de los regímenes totalitarios. En las democracias pluralistas, y en circunstancias extremas de crisis, el Gobierno puede solicitar el apoyo de la oposición. Pero no sin condiciones. El PP apoyó la política antiterrorista de Felipe González. Pero con condiciones. Cuando hubo evidencias de la operación Gal y del crimen de Estado, los populares retiraron su apoyo. Al terrorismo hay que combatirlo desde la ley, con todo el peso de la ley, pero sin salirse de la ley. Eso es lo que exige el Estado de Derecho. Zapatero reprochó al PP que no le apoyara incondicionalmente en su política antiterrorista. Rajoy hizo muy bien en negarse. Sin condiciones, no. Zapatero abrió un proceso de rendición ante Eta con la idea de presentarse a las generales como el gran pacificador.

Ahora, en el mejor estilo totalitario, impasible el ademán, ha vuelto a exigir del PP apoyo incondicional a su política contra una crisis que negó para presentarse a las elecciones de marzo sin el fardo económico a las espaldas. La posición de Rajoy es bastante lógica. Apoyo, sí, pero con condiciones. No vaya a ser que Zapatero emplee el dinero movilizado en comprar votos para las próximas generales como tan generosamente hizo en las pasadas. Lo que se necesita es transparencia, no trampas. Por lo pronto, la fórmula más eficaz de combatir la crisis reside en los Presupuestos Generales del Estado. Y Zapatero ha abofeteado a Rajoy al consultar con todos menos con el líder popular, incrementando en 600 millones de euros la ayuda estatal a las autonomías gobernadas por el PSOE y disminuyendo en 200 millones el dinero para las comunidades de color popular. Todo ello, amén de confeccionar unos presupuestos de subsidio para garantizarse el sufragio de los sectores que le votaron, y sin incentivos para la creación de empleo.

Zapatero quería dar el abrazo del oso a Rajoy en su entrevista de Moncloa. El líder popular ha dejado la política merengosa en manos de Soraya, y ha procurado dar la sensación de que él apoya las medidas económicas pero con condiciones. Los medios de comunicación adictos se afanan ya para adulterar esa imagen.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios