www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SOLBES Y ZAPATERO SE GOLPEAN

miércoles 14 de enero de 2009, 14:26h
El presidente circunflejo sigue irradiando optimismo. Para marzo todo solucionado con las inyecciones que, despilfarrando el dinero de los ciudadanos, piensa clavar en los Ayuntamientos, muchos de ellos corruptos y confesos. El vicepresidente Solbes, hombre prudente y solvente, sonríe un poco menos y se esfuerza por deslizar la verdad.

     No sé va a reducir el paro en el año 2009, en contra de las previsiones zapaterescas. Tal vez pasemos a 4.000.000 de desempleados, con un porcentaje futuro que puede moverse entre el 17 y el 18%. No va a disminuir el déficit. Por el contrario, Solbes cree que regresaremos a las cotas felipistas por encima del 3%. No se contendrá la deuda pública. Aumentará. Se incrementarán los impuestos y descenderá el nivel de vida. El encontronazo entre la frivolidad zapateril y la seriedad solbiana marca hoy el rumbo incierto de la política económica española.

     Por rápido que funcione el dinero público entregado a los Ayuntamientos pasarán cinco o seis meses. Y además la efectividad será escasa. Sólo la pequeña y mediana empresa robustecidas con créditos confortables y rápidos podrían contener la hemorragia del desempleo. Por el momento Zapatero camina por otros senderos.

     Aznar se enfrentó en 1996 con un déficit del 6’5%. Le entregó la antorcha a Zapatero con superávit de hecho. Este año el Gobierno socialista retornará a las cifras de 1995, incluso podría superar el 7%. Aseguran los expertos que la deuda llegará al 60% del PIB. Zapatero hace como si no se enterara de nada y cree que mantendrá su imagen sobre la mentira y la cortina de elogios de los medios de comunicación adictos. Pero 100.000 parados más cada mes pueden conducirle a una crisis personal y a elecciones anticipadas, en las que tal vez los contrincantes serán Carmen Chacón por el PSOE, Alberto Ruiz Gallardón por el PP.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.