www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY VUELVE A EQUIVOCARSE

lunes 19 de enero de 2009, 13:22h
El asunto de la foto sugestiva de Soraya Sáenz de Santamaría no pasa de ser una minucia. Para la mayoría de los que les ha gustado la travesura de la política, para la mayoría de los que no les gusta, se trata de una banalidad útil para las columnas del corazón o para los predicadores audiovisuales. No parece serio que se dedique tinta y tiempo a una foto perfectamente decorosa, que algunos juzgan inapropiada para la portavoz de un grupo parlamentario y que a otros les parece que forma parte de la libertad individual de una mujer atractiva que no se resigna a que no se sepa. Asunto menor, asunto sin importancia.

      Y de pronto, Mariano Rajoy, que no sabe callarse, que todavía no ha aprendido que por la boca muere el lucio, sale en tromba a defender a su colaboradora. En un asunto político, el presidente del partido tiene la obligación de amparar a su portavoz. En una cuestión social sin relieve, lo mejor es callarse. Pero el presidente del PP ha vuelto a equivocarse y no sólo por lanzarse, muleta en ristre, a un ruedo al que nadie le llamaba. Ha metido la pata, sobre todo, al recordar una célebre foto de las ministras de Zapatero engalanadas con modas carísimas, y reconocer que no debió criticarlas. ¡Qué absurdo! ¡Qué tórpida reacción! ¡Qué lógico el gancho con que Pepiño Blanco le ha obsequiado!

      Nunca un jefe de oposición en España ni tal vez en Europa ha tenido una situación tan favorable para poner de rodillas al presidente del Gobierno. En lugar de perder el tiempo con fotografías menores, Rajoy debería acumular argumentos para que el paro fracture la estructura zapateresca, para que el presidente no endose la crisis económica al Partido Popular, saliendo de rositas de la catástrofe. Que es lo que hasta ahora está ocurriendo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.