www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

23 edición de los premios goya

"Camino", la polémica película sobre el Opus Dei, vence en los Goya

lunes 02 de febrero de 2009, 00:42h
Si hubiera que señalar al protagonista de la noche, todas las miradas irían hacia Javier Fesser. El cambio de registro imprimido a su trayectoria cinematográfica le ha servido, y de mucho. A juicio de los espectadores, la valoración puede ser positiva o negativa, pero de lo que no hay duda es de que Fesser se ha ganado a los académicos. Su juego entre la realidad y la fabulación extrema le ha servido para llevarse seis galardones, entre ellos: mejor actriz principal -Carme Elías-, mejor actriz revelación -Nerea Camacho-, mejor dirección -Javier Fesser- y mejor película.

Como viene siendo habitual en cada edición, toca poner nombre a la gran derrotada. Sin embargo, este año lo son dos: “Sólo quiero caminar”, de Agustín Díaz Yanes y “Los girasoles ciegos” de José Luis Cuerda, quien bromeaba a la entrada de la gala con que se conformaba con llevarse 12 estatuillas. Pero la realidad ha sido otra. Cuerda se ha tenido que conformar con el Goya a mejor guión adaptado, obra conjunta con el fallecido Rafael Azcona, guionista de ineludible talento. Su colega Díaz Yanes le ha igualado con un Goya a mejor fotografía.

Sorpresa en la categoría de mejor actor principal. De cuatro nominados, dos eran extranjeros y precisamente uno de ellos, Benicio del Toro ha sido el galardonado. El actor, que había sido comparado por Machi con Alfredo Landa por eso de la boina del Ché y la característica del navarro, ha recibido el Goya agradecido con el director de la cinta. Del Toro decía en la alfombra verde que no había visto todas las películas, sobre el escenario se ha comprometido a verlas.



En la misma categoría, Carme Elías, más vinculada en su carrera al teatro que al cine, ha sido considerada mejor actriz principal por “Camino”, en la que ha interpretado a la madre de Nerea Camacho, con quien hace un gran tándem. Un trabajo que, según comentaba minutos antes a EL IMPARCIAL, le ha exigido “una gran concentración”.

Más allá de los protagonistas que lo son por reiteración, están los que han brillado por luz propia. Ha sido el caso de M. Montilla o “El Langui”, un gran descubrimiento. Venía a por dos premios y se ha llevado los dos: mejor canción original y mejor actor revelación por “El truco del manco”. El cantante o actor, o como se haga calificar después de este triunfo, ha aprovechado la ocasión para lanzar un mensaje con denuncia: las ayudas deben llegar para todos. El cantante del grupo de hip hop La Excepción comentaba a EL IMPARCIAL durante el paseíllo de la alfombra verde que la interpretación para él se había convertido en un “regalo”.

Con los dos galardones de “El truco del manco”, el pleno estaba cerca. Había que esperar poco para que el director de la cinta, Santiago A. Zannou, para quien muchos era el favorito, fuera premiado como mejor director novel y confirmara que su película era la otra gran triunfadora de la noche.



Entre los actores premiados en la categoría de reparto no ha habido grandes sorpresas. Jordi Dauder por “Camino” -sí, de nuevo la cinta de Fesser- y una Penélope Cruz -por “Vicky Cristina Barcelona”- excesivamente nerviosa para su ajetreada vida hollywoodiense y su experiencia en entrega de premios. Lo más curioso de su discurso de agradecimiento, que haya mezclado a un grande como Woody Allen con el papel de su íntima amiga Goya Toledo “Los años desnudos”, calificado por la actriz madrileña como uno de los “más impresionantes”. Debe ser que no se ha parado a ver su recaudación de taquilla.

Las sorpresas que guarda toda gala de los Goya que se precie no se han hecho esperar: un apagón, zombis asustando las invitadas, entre ellas, Maribel Verdú, que ha sido sorprendida de improviso, quizá por haber llegado tarde a la entrega de premios. Tampoco faltaron las anécdotas fuera de guión: se rompió un galardón -durante el Goya a mejores efectos especiales-, la música ambiental dejó a Machi a medias en más de una ocasión y de nuevo Machi se equivocó con el nombre de la última película de Sean Penn.

Habrá que ver qué depara la ceremonia del año que viene. Aún sin reponernos de ésta, parece que ser original cada vez se hace más difícil. Pero si este año parecía estar reñido, el que viene llegará pisando fuerte. Almodóvar, Amenábar y Trueba competirán por los “cabezones” de Goya. Esperemos que no se rompan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.