www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BOTÍN ABORDA EL CASO MADOFF

lunes 02 de febrero de 2009, 12:41h
Luis María Anson, presidente de EL IMPARCIAL, publicó este domingo en el diario El Mundo una carta dirigida a Emilio Botín bajo el título “Gran acierto el compensar a los estafados por Madoff”, que, por su interés, reproducimos íntegramente a continuación:


     Querido presidente: Mientras la crisis zarandea la estabilidad económica mundial, mientras la recesión fragiliza a las grandes potencias de la Europa altiva, mientras el paro abre heridas profundas sin cicatrizar, has demostrado que eres el Indurain de la Banca. Tras un pedaleo incansable, anunciaste hace unos días que el beneficio del Santander se ha encaramado en el podio de los 8.876 millones de euros. Estás ya a la cabeza del ranking mundial por beneficios. Y eso sin contar los 500 millones de euros que vas a dedicar a la estafa Madoff. Has conseguido para la economía española lo que Aleixandre para la literatura, Severo Ochoa para la ciencia, Nadal para el deporte.


     Está claro que si los avatares y las estafas no hubieran azotado el sistema financiero, te habrías empinado este año sobre los 10.000 millones de euros de beneficios. Las medidas que en su día estableció Luis Ángel Rojo, el control regulador y sabio del Banco de España, la prosperidad de nuestra nación bajo la Monarquía de todos, han contribuido a tu éxito. Y, por eso, también Francisco González en el BBVA, también Patricia en el Banesto, también otras entidades bancarias, han podido ofrecer al mundo una solidez que contrasta con el desplome o las pérdidas de los gigantes de otros países.


     Sagacidad y trabajo. Honradez y atención preferente a los clientes. Con estas fórmulas tan sencillas te has alzado desde aquella pequeña entidad bancaria provinciana al liderazgo de la Banca mundial por beneficios. Y, además, querido presidente, has anunciado lo más importante, tal vez, para quienes han confiado sus ahorros al Banco de Santander: mantendrás el dividendo con cargo a 2008 pagado totalmente en efectivo. Sobresaliente. Sin duda habrás cometido errores pero el balance entre ellos y los aciertos resulta abrumadoramente positivo.


     No tienes, querido presidente, la menor responsabilidad en la estafa de Madoff. Las causas judiciales relacionadas con este caso podrían dilatarse durante muchos años en los tribunales, con juicios que se engullirían millones y millones en costes legales. La voracidad de la Justicia internacional no tiene límites. Así que has anunciado una decisión que ha sorprendido en el mundo financiero. Compensarás a los clientes del Banco de Santander, estafados por el fraude de Madoff. No tenías ninguna obligación legal de hacerlo pero devolverás sus inversiones a los clientes que han padecido la mayor estafa piramidal de la historia. En medio de la tempestad y las turbulencias, cuando entidades bancarias de renombre se refugian en el rescate apresurado de los gobiernos, tú has demostrado un entendimiento profundo del oficio de banquero, defendiendo un modelo en el que el manantial más sostenible del crecimiento deriva de las relaciones estables con los clientes.


     Este es, querido presidente, el país de las envidias y las mezquindades. Muchos serán los que se negarán a reconocer tu éxito y tu generosidad, no pocos los que te intentarán morder los calcañares. Desde más de medio siglo de profesión ejercida de forma insobornable frente a dictadores, frente a grupos de presión, frente a manipuladores del más vario signo, yo me siento hoy en la obligación moral de escribirte esta carta subrayando ante la opinión pública la ingente, la sagaz, la eficacísima gestión que estás haciendo en medio de las torrenteras desencadenadas desde Washington con el fin, según algunos analistas expertos, de que la factura de las guerras de Iraq y Afganistán no las pague sólo el pueblo norteamericano.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.