www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¡QUÉ ESPECTÁCULO, MARIANO RAJOY!

martes 10 de febrero de 2009, 13:59h
Aferrado a su poltrona de Génova, a Mariano Rajoy se le descompone el PP entre las manos. No ha sabido ni prevenir ni curar. Aznar fue la argamasa que unió al partido. Rajoy, que no supo dimitir a tiempo, lo está troceando. El episodio María San Gil era sólo la punta del iceberg.

      Mientras España se cuartea, acosada por los cuatro millones de parados que vienen, el PP de Rajoy se debate entre corrupciones, espionajes y luchas por el poder. ¡Cuánta torpeza! ¡Qué lamentable espectáculo! Los goles le entran a Rajoy sin cesar y por toda la escuadra. No hay iniciativa. Ni imaginación. Ni capacidad de reacción eficaz. La política de Génova consiste en amarrarse a las poltronas y batirse a la defensiva.

      Da grima el espectáculo del choriceo y los espionajes. El electorado fiel y serio asiste estupefacto a las conductas de los dirigentes del Partido Popular en el entorno de Esperanza Aguirre y de Mariano Rajoy. Y nada se debe a la casualidad. Mientras Rajoy se dedicaba a contemplar su airoso ombligo, Zapatero articulaba una meticulosa estrategia para desmontar a Esperanza Aguirre y conquistar Madrid que es la gran baza que le falta en su vitrina de trofeos. Por supuesto que, en mayor o menor medida, el presidente circunflejo está detrás de todo lo que le está ocurriendo al Partido Popular. Ha tomado medida a la debilidad de Rajoy y le ha abierto todos los frentes, lanzando piedras contra el tejado ajeno cuando el suyo es de frágil cristal, preservado de la quiebra gracias a la torpeza de los populares.

      Los votantes del PP se muestran avergonzados de lo que está ocurriendo. Muchos claman por la vuelta de Aznar. Otros apuestan porque reaparezca Rato. Si el partido no reacciona se desmoronará, cuando los errores de Zapatero y la crisis galopante le había colocado en la mejor situación para recuperar el poder.

     

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.