www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CAMPS, ACOSADO

jueves 19 de febrero de 2009, 13:17h
La desmesura con que el diario adicto titulaba la presunta prevaricación del presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps en la trama perseguida por Garzón, demuestra que estamos ante una maniobra política para fragilizar al PP y hacer viable una victoria del PSOE en su día en Madrid y Valencia.

     No es de recibo que un juez politizado, número 2 en las listas electorales junto a González, Secretario de Estado en su Gobierno, aspirante abierto a ocupar un ministerio, instruya un procedimiento contra el Partido Popular. Si se han producido irregularidades o corrupciones habrá que perseguirlas hasta el final, caiga quien caiga. Pero ese procedimiento no corresponde a Garzón, que es juez y parte. La fiscalía le ha exigido inhibirse cuando ya el daño está hecho, cuando la carta que dirigí a Carlos Dívar el domingo pasado en el diario “El Mundo” ha corrido de mano en mano por los juzgados madrileños. Era imposible continuar el procedimiento con Garzón, en medio del escándalo creado. Hasta el ministro Bermejo se ha dado cuenta de ello.

     Conozco a Camps. Es un político serio, un hombre íntegro. No me puedo creer que haya aceptado que le compren unos trajes a cambio de favores políticos. Resulta absurdo. Se trata de una tórpida maniobra montada sobre la denuncia de una imputada a la que vaya usted a saber con qué procedimientos se le ha sacado semejante declaración. El diario adicto ha titulado la minucia como si se tratara del atentado del 11-S, a toda plana en primera, con tal torpeza que el lector inteligente ha confirmado la manipulación política del asunto.

     Rajoy tiene la obligación de lanzarse con mesura y firmeza, con estudio y sin ira, a denunciar ante la opinión pública la maniobra -cui prodest- que favorece al Gobierno Zapatero, presidida por el compadreo cinegético entre el cazador furtivo Bermejo y el juez politizado Garzón. El PP debe terminar de una vez con tanta trapisondería, con la descarada instrumentalización de la Justicia con fines electorales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.