www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BERMEJO: HACER LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO

martes 24 de febrero de 2009, 12:20h
     No seré yo el que haga leña del árbol caído. El inolvidado maestro Luis Calvo, nueve años director del ABC verdadero, me enseñó a ejercer la función periodística del contrapoder con independencia. Y también a respetar a los caídos. He combatido a Bermejo desde que fue nombrado. Zapatero quería extraer un buen puñado de votos de la bolsa radical de Llamazares y Carod Rovira y nombró ministros como Bermejo o Bernat para conseguir sus propósitos. No se equivocó.

      Bermejo ha sido un fiel cumplidor del papel que le habían asignado. Lo ha desempeñado con dedicación y eficacia. Y ha rebañado muchos votos radicales para un partido de centro izquierda que muy poco podía conseguir corriéndose hacia el centro. Los votos a conquistar estaban en el partido comunista enmascarado tras IU y en alguna formación extremista del nacionalismo periférico. Bermejo interpretó muy bien el papel que le habían asignado. Zapatero se frotó las manos de satisfacción. Por eso le mantuvo contra el viento y la marea de los jueces encabritados, contra las cacerías tardofranquistas, contra las denuncias de un diario tan influyente como El Mundo y de algunos articulistas que machacamos reiteradamente al ministro.

      Lo que no sabía Zapatero es que el diario adicto se la tenía jurada a Bermejo. El sábado pasado firmó su sentencia de muerte. No han sido los errores de negociación ni los ataques de los medios hostiles los que han terminado con el ministro, mucho menos los empellones de Rajoy. Han sido unas líneas despiadadas del diario El País.

      Y, claro, a izquierda y a derecha, comentaristas y tertulianos se han lanzado como buitres sobre la carne bermeja. No me sumo a ellos. Discrepo de las posiciones del ministro destituido pero creo que ha cumplido eficazmente el papel que le asignó Zapatero.

     
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.