www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

IGNACIO GONZÁLEZ Y "PÚBLICO"

martes 17 de marzo de 2009, 13:52h
No estoy de acuerdo con los que denigran a "Público". Es un periódico muy bien dirigido por Félix Monteira, espléndidamente confeccionado y de fuerte pegada política, impregnado todo él de intencionalidad. En muy pocos meses "Público" ha conseguido que su voz se escuche a escala nacional. Discrepo de muchas de las posiciones del periódico pero la objetividad exige reconocer el gran trabajo que están haciendo sus profesionales.


     Con documentación notablemente precisa, "Público" denuncia a Ignacio González instalándole en la picota de cierto juego de corruptelas con su profesor de pádel. Siempre me ha parecido González un hombre serio, trabajador y eficaz. Pero es muy grave lo que "Público" denuncia y no se trata en esta ocasión de la instrucción de un juez, presuntamente prevaricador. Se trata de lo que afirman un grupo de profesionales serios que han hecho un minucioso trabajo de investigación.


     Los asesores de Ignacio González deberían aconsejarle que salga al paso de lo publicado en el periódico de Monteira. No se pueden dejar flotando en la opinión pública actuaciones políticamente tan deleznables como las que denuncia el periódico. González debería aclarar lo que hay de verdad y lo que hay de falso en las andanzas de su profesor de pádel. Esperanza Aguirre no se merece que la salpiquen de nuevo indirectamente.


     Si "Público" no tiene razón, la verdad dejará libre de sospechas a Ignacio González. Si "Público" ha acertado, el número 2 de Esperanza Aguirre deberá asumir sus responsabilidades.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.