www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cataluña ¿ciudad sin ley?

miércoles 18 de marzo de 2009, 23:10h
Los hechos

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña estableció, hace tiempo, “la obligación de la Administración educativa de adoptar las medidas necesarias para que en el modelo oficial [de preinscripción escolar] se pregunte por su lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en centros sostenidos con fondos públicos por su lengua habitual, antes del inicio de la matriculación, a fin de poder hacer efectivo su derechos a recibir en aquélla la primera enseñanza”.

La resolución -TSJC (418/08)- es de una claridad meridiana, dentro de lo que da de sí el lenguaje jurídico. En la misma línea se ha pronunciado el Tribunal Supremo -TS (6803/08). Pues bien, la Consejería de Educación, a cuyo frente se encuentra Ernest Maragall, ha vuelto a incumplir lo prescrito por los tribunales. En los papeles oficiales, disponibles a partir del día 23, no hay ni rastro de dicha pregunta, no hay casilla en la que informar a las autoridades educativas de la lengua materna en la que se prefiere la escolarización de los hijos.

Una (im)posible explicación

No es nada habitual que las autoridades políticas de un país se salten la legislación vigente y las sentencias de los tribunales. Vamos, no lo es en las naciones razonablemente bien organizadas. Sí que ocurre en las satrapías, pero éste no es el caso. O no debería serlo. Se argumenta, para justificar el no acatamiento de las decisiones judiciales, el bien supremo de la cohesión social. ¿Es éste un valor superior al de los derechos individuales en una sociedad que se quiere de raíces liberales? Me temo que no. Me temo que en las sociedades liberales precisamente la cohesión social se alcanza mediante el reconocimiento previo de esas libertades privadas. Y, sobre todo, creo que se sostiene sobre la asunción de la división de poderes y el respeto a las decisiones judiciales que vienen a amparar a aquéllas.

¿Qué ocurre en realidad? ¿Estamos ante un Moloc descontrolado? No se crean que no haya espacio para la clemencia. Aquí discrepo de quienes no la detectan. La hay. En la práctica de cada día, en las escuelas, se da. La consejería aludida tolera las violaciones de la ley, dado que, de la manera como se construye la vida social en la Cataluña cuatripartita, violar la ley, sobornar y hacer trampas, solicitar comprensión al peón del sistema, es una mera condición de supervivencia.

El párrafo anterior ha sido construido a partir de una reflexión del filósofo esloveno, marxista y lacaniano, Slavoj Zizek, a propósito de los regímenes totalitarios. Unos sistemas en los que se criminalizaba cualquier iniciativa que “pudiera crear tensión y descontento entre el público”. No será éste el caso. Pero entonces, queridos amigos nacionalistas, dejen de usar esa explicación para enfrentar los razonamientos de quienes piden una casilla en la que los padres elijan la lengua de la primera escolarización de sus hijos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.