www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESCARRILA EL TREN POLÍTICO ESPAÑOL

jueves 19 de marzo de 2009, 14:54h
La crisis económica ha influido pero lo que ha descarrilado es el tren político. La estabilidad de la Transición estaba asentada en el pacto de Estado entre los dos grandes partidos que representan al centro derecha y al centro izquierda de la vida nacional. Zapatero decidió cambiar de socio constituyente y se entendió para todo con los partidos nacionalistas, marginando al PP. “Rajoy se ha quedado solo”, decía regocijado tras las votaciones en el Congreso. Pero la realidad es que aprobaba graves asuntos de Estado, como el Estatuto de Cataluña, con poco más del 50% de los votos mientras que entre el PP y el PSOE superan el 80%.

     El que se había quedado casi solo para las grandes cuestiones de Estado era el PSOE de Zapatero. Y, claro, en cuanto no se ha dado satisfacción a la voracidad de los partidos nacionalistas periféricos, se ha descompuesto todo y el presidente circunflejo ya no sabe qué hacer para ganar las votaciones parlamentarias.

     Zapatero ha provocado el descarrilamiento del tren de la política española. De la política de Estado. Se ha esforzado por instalar al PP, es decir, al 40% del electorado, en el zaguizamí de la Historia. Ha enviado también a los desvanes del olvido el espíritu de la Transición. Y, ahora, tras el fiasco en Galicia, se tambalea grogui, desconcertado, sin saber qué hacer. Cuando un tren descarrila resulta tarea hercúlea devolverlo a las vías. No da la sensación de que Zapatero sea capaz de arreglar lo que él mismo destrozó. Pero aspira a presentarse a las elecciones del año 2012 como el bombero que apagó el incendio por él provocado. Y la opinión pública es tan olvidadiza y la oposición del PP tan tórpida que, incluso, puede volver a ganar los comicios generales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.