www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

APOYAR, CON CONDICIONES, A LÓPEZ

viernes 27 de marzo de 2009, 14:24h
Con éste título, Luis María Anson publicó en el diario El Mundo el pasado 3 de marzo, al día siguiente de conocerse el resultado electoral, la Canela Fina que se reproduce a continuación para conocimiento de los lectores de EL IMPARCIAL.

     “Una política seria de Estado exige a Mariano Rajoy apoyar a Patxi López para desalojar al nacionalismo vasco de Ajuria Enea. “Los intereses del sentido común están por encima de los del partido”, afirmaba Adenauer, que era poco aficionado a las desmesuras patrióticas. Ha llegado el momento de convertir en realidad lo que es posible. No pudo hacerse la operación con Jaime Mayor Oreja por un puñado de votos.

     “Ahora, sí. Ahora se ha presentado la gran ocasión histórica. Rajoy y Rosa Díez sólo pueden recorrer un camino: el respaldo al lendakari socialista. Ibarreche siempre ha tenido cara de alumno al que van a catear. Así ha sido. Ha hecho una política hirsuta de secesionismo y entendimiento bajo cuerda con Eta. Ha fracasado aunque se adorne con los oropeles de sus 30 escaños. Y, por eso, ha llegado el momento de sanear el tejido institucional de las provincias vascongadas, contaminado por 30 años del pri nacionalista.

     “Eso exige ponerle condiciones a Patxi López, que tiene vocación de blandenguería y no de firmeza. Si el dirigente socialista no obtiene el escaño 25, la negociación será a tres bandas con una Rosa Díez crecida en su palabra arisca. Pero es tanto lo que España, o el sentido común del que hablaba Adenauer, se juegan en el envite que la negociación arribará a puerto, tal vez con las cuadernas de la nave un tanto desencajadas.

     “Rajoy se ha encaramado en un gran éxito en Galicia. Le han favorecido las juergas cinegéticas de los ministros zapaterescos. También la sórdida maniobra de Garzón que se ha vuelto como un bumerán contra Moncloa. Y, por supuesto, la gravedad de la crisis económica, acentuada por la tórpida actuación del presidente circunflejo. En todo caso, había que hacer lo que ha hecho Rajoy. Sabía que se la jugaba en Galicia y esta vez, sí, esta vez se calzó las sandalias del mitinero y se fue a las provincias gallegas a pilotar una inteligente y eficacísima campaña. Un diez para Rajoy que ha sabido obtener en Galicia lo que inevitablemente debía perder en el País Vasco tras las torpezas que cometió con María San Gil.

     “El Rajoy fortalecido puede explicarle ahora con autoridad al Zapatero derrotado en Galicia que el acuerdo en el País Vasco es posible, si Patxi López cumple algunas condiciones irrenunciables. Conviene no olvidar que el PNV y el PP son dos partidos de ideología afín que han pertenecido a la misma Internacional y que lo lógico sería una alianza entre estas agrupaciones, las dos de centro derecha. La política secesionista de Ibarreche no sólo impide el entendimiento con el PP sino que aconseja la gran coalición en el País Vasco, es decir, el acuerdo entre los dos partidos rivales, que en el conjunto de España suman el 80% del voto popular. Ha llegado la hora, en fin, de la política de Estado, del patriotismo profundo, del sentido común al tomar las grandes decisiones”.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.