www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Salón Internacional de los Inventos

Los españoles proponen ideas para facilitar y mejorar la vida cotidiana

Un sistema revolucionario de rejuvenecimiento facial basado en un diapasón, cuyas vibraciones aplicadas sobre el rostro prometen resultados inmediatos contra la flacidez y las arrugas, es uno de los inventos españoles que estos días se exponen en Ginebra.
El Salón Internacional de los Inventos cuenta este año con una veintena de innovaciones con el sello "Made in Spain", la mayoría procedentes de Madrid, Cataluña, País Vasco y la Comunidad valenciana.

Sin cables, sin pilas, sin agujas, sin jugarse la belleza en el quirófano ni sufrir el postoperatorio, tensar el rostro con el diapasón "Touche Le Mirage" es tan fácil como golpearlo y dejar que la piedra semipreciosa del extremo vibre sobre la piel. Su inventora, Encarnación Mira Rodríguez, contó a Efe que la idea se le ocurrió después de ver en un informativo de televisión a un campanero que, a pesar de su edad, no tenía ninguna arruga. "Ya no recuerdo de qué iba la noticia porque yo sólo podía mirarle la cara al señor. Después de mucho pensar recordé que los monjes tibetanos tampoco tenían arrugas y me pregunté si tendría algo que ver con las vibraciones del bongo", explicó Mira.

Lejos de las dolorosas alternativas que ofrece el mercado para ganarle el pulso al paso del tiempo, este sistema relaja y favorece la circulación a la vez que embellece. "Aunque los efectos son inmediatos, cuatro sesiones en un centro de estética son suficientes para que se produzcan cambios significativos. A partir de ahí con tres minutos diarios aplicados en casa con la versión doméstica bastarán para el mantenimiento de los resultados", detalló la inventora.

En general, este año, los inventores españoles se vuelcan en facilitar la vida en el hogar con soluciones tan curiosas como enchufes deslizantes. "¿Por qué tenemos que acercar el aparato electrónico al enchufe y no al revés?", se preguntaba Ángel Perales Fayos, inventor de una cenefa eléctrica conectada a la corriente doméstica por la que se pueden deslizar varios enchufes. "Esta innovación deja la distribución y el uso del hogar en manos de los dueños y no de los arquitectos", recalcó Perales.

Otras soluciones para el hogar que se muestran al público estos días en el salón son una tostadora que evita que se queme el pan o un sistema de limpieza de los cubiertos que elimina los gérmenes con radiación ultravioleta. "Los gérmenes son los causantes de muchas enfermedades, sobre todo para los niños de la casa", declaró Francisco Salvador Barea, inventor de este innovador sistema de limpieza.

Son varios los inventos que se suman al lema "más vale prevenir que curar", como un innovador sistema creado por Francesc Monforte Sanrome contra los escapes de gas. "El único requisito es la instalación de una tubería adicional especialmente diseñada para detectar los escapes de gas, después se sigue actuando con normalidad en el hogar, pero con la tranquilidad de estar protegidos", declaró el inventor.

Que la seguridad no tiene precio, ni en el hogar ni cuando se va al volante, es una premisa que no pasa desapercibida en el Salón, donde empresas como Econav proponen un sistema que alerta 500 metros antes de la existencia de puntos negros de tráfico o cuando la distancia mínima con el coche de delante no es respetada. El cuidado del medio ambiente es un importante motor de invención, tal y como demuestra la propuesta de Juan Reyes Florido, que permite obtener la misma energía que una central nuclear en un aparcamiento de las mismas dimensiones.

"Diariamente se desaprovecha la fuerza de la gravedad que genera el peso de los coches estacionados en un mismo lugar durante las ocho horas que duran los turnos de trabajo o en los aparcamientos a largo plazo de estaciones y aeropuertos", lamentó Salvador. Este nuevo sistema de aparcamiento consta de plataformas para estacionar los coches, cuyo peso ejerce presión sobre un cilindro hidráulico que, a su vez, acciona una turbina generadora de electricidad.

El Salón de los Inventos de Ginebra acoge más de 1.000 novedades de 45 países diferentes en 8.500 metros cuadrados, que el año anterior generó un volumen total de 40 millones de dólares (29,7 millones de euros) de beneficios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.